RM 6-1 MEL: Empacho de Asensio en el indulto de Isco

Victoria clara del Madrid con los menos habituales en el once. Asensio e Isco lograron el doblete.

0
-publicidad-

Victoria clara y muy seria del Real Madrid de Solari en una tarde de examen para muchos. Asensio abrió el marcador con un doblete en tres minutos a la media hora y Javi Sánchez puso el 3-0 antes del descanso. Isco amplió la ventaja en la reanudación y Vinicius obtuvo su premio para poner el 5-0. El Melilla recortó distancias de penalti e Isco cerró la fiesta. Mariano se marchó lesionado a pocos minutos del final.

El partido arrancó con la sorpresa de la no convocatoria de Reguilón y la inclusión de Carvajal como lateral zurdo en el once. Como era de esperar, Solari dio partida a los menos habituales colocando a Isco en la posición de mediapunta. Ésa en la Dani Ceballos quiere asentarse. También partían en el once Vallejo y Javi Sánchez en un examen por el puesto de cuarto central.

El Real Madrid no le perdió la cara al partido a pesar del resultado de la ida (0-4 para los blancos) y buscó la portería rival con insistencia. Isco ejerció de capitán y cerebro de los merengues escudado por Marcos Llorente y Valverde. El ’22’ disputó un buen partido ante la defensa melillense, la cual no le apretó en ningún momento. La primera gran ocasión iba a comenzar en los pies de Marcos Llorente quien a su vez abrió a la banda derecha para Asensio. El mallorquín encontró el hueco hacia dentro con posibilidad de disparo pero prefirió ceder para la llegada desde atrás de Isco. El malagueño con todo a su favor disparó donde estaba el guardameta, a quien no hay que restar méritos en su intervención.

Fue el comienzo de la oleada atacante merengue protagonizada por Vinicius. El brasileño dispuso de hasta cinco ocasiones claras para anotar gol en la primera parte. No logró el gol pero ganó claramente en actitud y participación a Mariano. La primera ocasión la desvió el cancerbero visitante cuando todo apuntaba a que el cuero se colaría por la escuadra. Minutos más tarde llegaría otra ocasión clara para los blancos, nuevamente en las botas de Vinicius. El brasileño alcanzó la línea de fondo y se aprovechó de las dudas de la defensa rival para poner un pase de la muerte para Mariano en el área ‘chica’, pero Pepe se la rebañó llegando desde atrás. Vinicius gozaría de otra gran oportunidad con un disparo escorado que se marchó desviado por muy poco.

Asensio aparece para resolver

El Real Madrid seguía dominando en ocasiones al Melilla pero el empate seguía campeando en el marcador. De hecho, Mizzian gozó de una ocasión para adelantar al Melilla en una jugada aislada, pero Keylor salvó al equipo con una buena parada.

En este escenario iba a aparecer Asensio pasada la media hora de partido. En una jugada calcada a la marrada por Isco, el mallorquín decidió chutar a puerta y logró abrir el marcador. Dos minutos más tarde el propio Asensio abría brecha tras una internada de Vinicius por la banda izquierda y centro que aprovechó el ’20’ blanco. Asensio no se conformó con su doblete y asistió a Javi Sánchez en el 3-0 minutos antes del descanso. El central, que había acompañado la jugada, picó el cuero sobre el portero y lo alojó en las mallas tras rebotar en el larguero.

Debut de Fran García

Con el 3-0 en el marcador Solari aprovechó para cumplir el sueño de sus ‘Cachorros’. Debutaron Fran García y Fidalgo; el primero tras el descanso y el segundo a falta de 15 minutos para el final del partido. El Melilla introdujo un cambio en la delantera pero cualquier atisbo de esperanza melillense lo apagó Isco con un zapatazo desde fuera del área que puso el marcador 4-0. También Vinicius obtuvo finalmente su gol como premio a la insistencia. El brasileño deleitó al Bernabéu con sus gambeteos, en ocasiones errados, pero dando muestra que no le pesa el escudo ni la presión para desarrollar su juego. En una buena jugada por la izquierda precisó de dos remates para finalmente, a pesar de la intervención del meta, poner los cinco ‘lobitos’ en el marcador merengue. Parecía que Solari estaba esperando el gol del brasileño, pues tan sólo tres minutos después le retiró dando entrada a Fidalgo, cumpliendo el sueño del canterano asturiano y despidiendo el foro blanco a ‘Vini’ con honores.

El choque estaba decidido a favor de los blancos, pero los diez últimos minutos aún darían lugar para que el Melilla recortase distancias tras un penalti cometido por Javi Sánchez. Yacine anotó la pena máxima, imposible de detener para Keylor Navas. Pero “poco dura la alegría en casa del pobre” pues Isco anotó su segundo tanto de la noche para cerrar la goleada blanca en colaboración con Fran García. El lateral zurdo puso el centro, el malagueño controló y ejecutó a Pedro sin compasión. Como anécdota negativa queda que Mariano dejó a los blancos con uno menos en los minutos finales por una lesión muscular. El Madrid ya espera rival en los octavos.

Ficha del partido

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here