RMB 87 – 63 HGC Sin novedad en el Wizink

El Madrid se rehizo después de un mal primer cuarto ante un voluntarioso Herbalife. Jugando a medio gas el equipo venció sin problemas

0
-publicidad-

Un Madrid sin mucha tensión logró la novena victoria en liga. Un parcial conjunto de 48-23 entre el segundo y tercer cuarto acabó con las aspiraciones canarias después de un buen primer cuarto visitante. Yusta, Campazzo y Thompkins sobresalieron dentro de una correcta actuación colectiva. Radicevic y Oliver los mejores por el Herbalife.

El Herbalife quería continuar con la machada de Milán y vino a la capital sin complejos. A pesar de salir el Madrid con Felipe y Ayón en el quinteto titular (habitual segunda línea de Laso) no tuvo mucho efecto en el juego. Con un Llull desconocidísimo, fallando bandejas fáciles y errático en los triples, los canarios se marchan 6-14 con Radicevic y Strawberry dando un paso adelante. Al mencionado juego errático se unía una cierta relajación que penalizó al Madrid. Víctor García rotaba a todo los hombres de inicio mediado el segundo cuarto y Laso era más conservador en ese aspecto. Pero entre tantos problemas Yusta emergía de la plantilla y mantenía a los suyos en el partido (15-18 minuto 8). Ayón empezaba también a dar muestras de su calidad. Al final del cuarto el Madrid perdía 17-20. No había motivos para la preocupación por el momento. A pesar de jugar un mal período los blancos estaban ahí. Es lo que tiene tener una gran profundidad de plantilla.

Con la entrada de Rudy y Thompkins la situación varió considerablemente. El ala-pívot logró 8 puntos consecutivos que puso los cimientos de la remontada. Carroll y Rudy pusieron la guinda (30-27 minuto 14) dentro de un parcial de 11-3. El Herbalife entró en barrena. Una crisis ofensiva evidente y perdiendo muchos balones. No todo iban a ser buenas noticias. La tercera falta de Thompkins trastocó los planes de Laso momentáneamente. Rudy tomó el relevo de Thompkins en lo que se convertía en una especie de concurso de triples blancos. Una antideportiva de Strawberry a Campazzo echaba una mano en la citada remontada. Con el 40-31 se llega al descanso. Después de un flojo comienzo el Madrid se rehacía.

Tras unos primeros golpes en forma de intercambio de canastas que hacía el juego más atractivo pero no permitía a los blancos cerrar el partido (42-38 minuto 24), un pequeño estirón en forma de 13-2 daba la tranquilidad a los locales tras triple de Carroll que no había estado muy acertado en apenas 2 minutos. El Herbalife se iba deshaciendo como un azucarillo tras una buena primera parte. El de Wyoming seguía apuntalando y ponía la victoria más cerca (63-44 minuto 28). La defensa blanca estaba apretando por momento aunque dentro de un partido en el que ya la tensión había bajado. De hecho, el Madrid ganaba jugando a medio gas todo hay que decirlo. Con el 65-46 se cerró el tercer cuarto y el partido sin lugar a dudas.

El último cuarto tuvo poca historia. Laso aprovechó para hacer rotar a sus hombres y todos anotaron. Varios triples de Thompkins animaron un poco el final del encuentro. Ahora a prepararse para el jueves el gran compromiso de Euroliga contra el Barcelona.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here