RM 0-3 CSKA: Bochorno y pitada

0
-publicidad-

El Real Madrid se despide de la fase de grupos tras una nueva debacle por 0-3. A pesar del resultado los rusos no se clasifican para la Liga Europa tras vencer los dos encuentros ante el conjunto blanco, incapaz de marcar al CSKA en 180 minutos. Chalov adelantó a los rusos en el mejor momento de los blancos y el castillo de naipes se vino abajo. Schennikov amplió la ventaja justo antes del descanso y Sigurdsson cerró la goleada a falta de quince minutos para el final. El conjunto de Solari no dio ninguna señal de resurrección.

El Real Madrid acaparó la posesión del cuero durante los primeros minutos ante un CSKA que saltó al césped del Bernabéu con defensa de cinco y una línea de tres muy pegada a la zaga, lo que facilitaba la labor del conjunto merengue, quien ya clasificado como líder de su grupo para octavos no necesitaba arriesgar.

En estas lides estaba el choque que tuvo que aparecer Vinicius Jr para levantar los ‘olés’ de la grada tras un gran control de espaldas en carrera que acabó en un pase preciso sobre Karim que a punto estuvo de aprovechar el francés. El brasileño se convirtió en la referencia ofensiva del conjunto blanco, pues su banda izquierda parecía un puñal penetrando en el corazón de la zaga rusa. Akinfeev ejerció de salvador ante un tiro cruzado de Vinicius y Asensio envió el rechace justo a la cruceta.

Las dos llegadas por la banda izquierda merengue espolearon al equipo merengue, que comenzó a asediar con insistencia la meta de Akinfeev. Sin embargo, iba a ser el equipo ruso quien se adelantase en el marcador en un contragolpe liderado por Oblyakov. El ruso se plantó en el balcón del área tras superar una segada de Valverde y cedió a su diestra para Chalov; el ‘9’ engañó a Javi Sánchez con la finta y el central le dejó un hueco enorme para disparar ajustado ante Courtois.

El Real Madrid no podía creerse detrás en el marcador tras los quince minutos previos en los que había asediado de forma constante y con varias ocasiones de peligro la meta del CSKA. El conjunto ruso daba por bueno el resultado y comenzó a defender en un cuarto de cancha, propiciando que el plantel de Solari se volcase en ataque. Pero el equipo moscovita iba a sacar nuevamente ventaja de una jugada aislada de Mario Fernandes por la derecha. El volante ruso cogió la espalda de Javi Sánchez y remató cruzado ante la salida de Thibaut Courtois, quien rechazó el cuero. Sin embargo la mala suerte se iba a cebar con el Campeón de Europa, pues Schennikov aparecía desde atrás para enviar a las mallas el rechace.

Solari sorprendió tras al descanso al retirar a Karim Benzema y dar entrada a Gareth Bale. El galés se situó en la mediapunta con libertad para moverse por todo el campo pero sin mucho éxito. El conjunto ruso se hacía cada vez más fuerte con la ventaja doble en el marcador y se aproximaba cada vez más a la portería de Courtois.

Harakiri de Isco

El Real Madrid tuvo una gran ocasión para reducir distancias tras un pase en profundidad de Marcelo sobre Vinicius que se ‘tragó’ el defensor ruso. El brasileño asistió ante la llegada por el medio de Isco para que el malagueño se quedase solo ante el portero. Pero el ’22’ no estuvo resolutivo y tras varios recortes acabó disparando fuera de la meta de Akinfeev. La acción no quedó ahí, pues el mediocampista blanco se encaró con la afición blanca tras la acción, por lo que tuvo que aguantar los pitos de la grada cada vez que el cuero pasaba por sus botas. El malagueño sigue haciendo méritos para acabar lejos del Bernabéu la próxima campaña.

Los cambios no lograron reflotar al buque blanco. De hecho, los acercamientos al área rival eran tímidos y sin finalizar las ocasiones, lo que provocó que los decibelios subiesen por parte de la hinchada local. La situación alcanzó el punto de ebullición cuando Sigurdsson puso el 0-3 tras una internada por la derecha de Vlasic, quien le cedió el cuero franco para que disparase cruzado ante la pasividad de la defensa merengue, que estuvo muy lenta saliendo para tapar el hueco. Corría el minuto 75 pero las gradas del Santiago Bernabéu comenzaban a vaciarse.

Asensio y Vinicius pusieron las ganas, más por vergüenza que por convicción en pos del gol del honor que alentase y a la par apaciguase a la parroquia blanca, pero todos los intentos fueron infructíferos. El Real Madrid termina líder del grupo G pero deja una muy mala imagen tras caer derrotado como local en la fase de grupos por primera vez desde el año 2009.

Ficha de partido

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here