RMB – FCB Ajustar cuentas pendientes

Los blancos reciben al Barcelona con ganas de revancha. Después de una mini crisis, el Madrid a un solo partido del Fenerbahce líder en la Euroliga

0
-publicidad-

El Madrid y el Barcelona se ven las caras nuevamente el jueves (21:00, MovistarDeportes) esta vez en Euroliga. Hace menos de un mes los blancos sufrieron un severo correctivo a manos del eterno rival en el Palau, si bien es cierto que aguantaron hasta el tercer cuarto. La ausencia de Llull se notó en demasía en los momentos calientes.

Los de Pesic empezaron bien la Euroliga pero llevan un 1-3 en los últimos 4 partidos y el Madrid deberá aprovecharse de la situación ahora que ha vuelto Llull. Los blancos por su parte después de 3 derrotas consecutivas han enderezado el rumbo en las dos competiciones en las que marcha 2º en la clasificación. Realmente no fue motivo de preocupación ya que eran derrotas que podrían decirse como probables pero la irregularidad del equipo lastró las opciones de victoria en esos 3 partidos. Volviendo al Barcelona tiene por delante 4 partidos realmente complicados y la inercia de los culés no tiene buena dinámica que digamos.

El clásico español por excelencia es siempre un partido en los que no te puedes descuidar ni un minuto. Destacan como siempre el ex-madridista Tomic (12.4 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias) en la pintura. Como aleros la fortaleza tanto de Singleton, polivalente donde los haya y Hanga que ha asumido un papel más secundario que en Vitoria. Kuric desde el exterior es un peligro muy serio. Heurtel parece un valor más seguro desde el puesto de 1 que Pangos y también hay que reseñar a Claver que quiere intentar recuperar el prestigio que tuvo en Valencia antes de irse a la NBA y el poderío también de Seraphin en la zona. Insistimos, a pesar de la irregularidad mostrada por los barcelonistas no hay que confiarse.

Los blancos son mejores en el rebote y hay que facilitar la salida en contraataque de Campazzo, Llull, Causeur y demás para imponerse desde el principio y establecer la diferencia. Con un Madrid a tope, a la espera de que Llull vuelva a coger el ritmo, es muy difícil perder aunque venga todo un Barcelona a la capital de España.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here