RM – AIN: El día de la salud y la tarde del hateo

0
-publicidad-

Por la mañana el día de la salud. Y tras la sobremesa, la tarde del hateo. Día 22 de diciembre, sorteo de la Lotería de Navidad desde primera hora de la mañana, así que el dicho “no nos ha tocado, pero al menos tenemos salud” circulará en cuanto se conozca el número agraciado con El Gordo. Y después de la comida, con el Real Madrid disputando su séptima final del Mundial de Clubes-Intercontinental ante el Al-Ain emiratí (17:30, La1), llega la tarde del hateo. Porque así es el Real Madrid: estomagante para sus rivales, pase lo que pase.

De momento pasa que los seguidores de esos equipillos que podrían haber estado aquí pero no lo están (hola, Barcelona; hola Atlético. ¿Os suenan Roma y Qarabaq?) se quejan de que al Madrid se lo ponen a huevo para terminar el año con un título más, dada la presunta endeblez del rival, como si los que les eliminaron a ellos hubieran sido el Brasil del 70. Pero el Madrid tiene la culpa de que los demás suspendan, es el profesor que les tiene manía, mamá yo estudié. La grandeza empieza por la autoexigencia y por la crítica cuando llegan mal dadas, aunque algunos prefieren mirar a los pájaros que vuelan y silbar como si nada pasara.

Con las redes sociales repletas de ofendiditos, en fútbol es distinto: los rivales no son sólo ofendiditos, sino también acomplejaditos, siempre mirando desde su escalón inferior. Y hoy, claro, les tocará ver por la tele la oportunidad histórica del Real Madrid de añadir un nuevo Mundial de Clubes, que haría el tercero consecutivo, a su palmarés. Porque también conviene no engañarse: el Al-Ain está futbolísticamente no a años luz del Real Madrid, sino también a años luz de cualquier Primera español. Todo lo que no sea una victoria blanca, cuya holgura dependerá de la intensidad que quieran meterle los de Solari, sería una sorpresa galáctica e interplanetaria.

El técnico argentino no hará experimentos en el once, y con Casemiro ya recuperado y necesitado de minutos, la gran duda estriba en saber si será el brasileño o Marcos Llorente el titular en el eje. El resto serán los mismos que ganaron al Kashima en semifinales, incluyendo al trigoleador Gareth Bale.