KKB 74 – 91 RMB: Un puñetazo en la mesa

El segundo y el tercero se enfrentaban en un bonito duelo. Después del 13-31 del segundo cuarto se acabó el partido. El Madrid dominó el partido sin pasar ningún apuro

0
-publicidad-

El Madrid de Baloncesto consiguió un gran victoria ante el Kirolbet por 74-91 Los de Vitoria mostraron una floja imagen. Después que el Madrid abriera brecha en el marcador en el segundo cuarto, los locales bajaron los brazos de manera evidente. La lesión de Shengelia no hizo más que agravar la situación del Baskonia. La superioridad blanca fue evidente prácticamente durante todo el partido.

Después de una breve igualdad el Madrid abre brecha en pocos minutos. La ventaja es pequeña pero los blancos poco a poco a empiezan a tomar la iniciativa en el marcador. A través de Causeur y Yusta el Madrid empieza a construir una ventaja desde el primer cuarto. La ventaja va creciendo por minutos (7-13, 10-15, 12-23). Los locales se veían superados claramente por los de Laso. Lo que parecía un partido muy complicado se ponía de cara para el Madrid y al final del primer cuarto el Madrid vence con un claridad pasmosa reflejando el luminoso 12-26.

Los de Vitoria lo intentan en el segundo período a través de Shengelia pero el Madrid domina la situación desde una cómoda posición. Desde el 13-31 en el minuto 13 el Kirolbet Baskonia rebaja pero no puede con la calidad blanca. No bajarán de los 7 puntos de desventaja y por medio de Campazzo o de Thompkins se las arreglan para que la situación no peligre. Después de un mate de Tavares (35-47) los dos equipos se marchan a los vestuarios.

A pesar del 36-52, a Campazzo le pitan una dudosa antideportiva sobre Shengelia que después de anotar los dos libres se va al vestuario lesionado. Sin embargo, el Madrid no cede. Pasado el ecuador del cuarto, como si nada (44-62 minuto 24). Los locales no podían si sabían hacer frente al Madrid tras el parcial del 10-0 de los de Laso. Después de un mate de Yusta, Perasovic pide un tiempo muerto tras la máxima ventaja blanca (44-64 minuto 25). La superioridad blanca o la inferioridad vitoriana era más que evidente. El Kirolbet era un juguete en manos de los Laso. Vencen los blancos después de 30 minutos 48-74 y aún así la diferencia parecía mayor.

Y ahí se acabó el partido. De hecho, llevaba varios minutos acabado. El Madrid incluso estuvo más de 5 minutos sin anotar en el último cuarto. Daba igual, el partido ya estaba del lado del Madrid. A pesar del 11-0 local y el protagonismo de Huertas fue espejismo y el Madrid cerró el partido sin ningún tipo de agobios.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here