RMB 94 – 78 OLY Un imperial Ayón y Randolph hunden al Olympiacos

Gran partido el disputado entre el Madrid y el Olympiacos. Los blancos marcaron distancias a partir del segundo cuarto. Gran juego colectivo mostrado por los de Laso

0
-publicidad-

El Madrid venció al siempre complicado Olympiacos en una importante victoria. Después de un cuarto igualado, el Madrid abrió brecha a partir del segundo cuarto. Un gran partido de Ayón muy bien secundado por el juego colectivo y con una defensa por momento francamente buena impidió que los griegos se llevaran la victoria. El Olympiacos fue simplemente inferior y de paso borró la imagen irregular dada ante el Herbalife Gran Canaria. A destacar también el gran partido de Randolph.

Como no podía ser de otra forma, el Olympiacos se presentó en el Wizink con la intención de dar batalla y de ganar el partido. Con un sorprendente Bogris (5 puntos y 2 asistencias) y el siempre competitivo Spanoulis (7 puntos y 4 asistencias) el Madrid empezó cediendo la iniciativa a los griegos durante medio cuarto. No caía en saco roto el buen trabajo de Talor (5 puntos y 3 asistencias) junto con su defensa para que el Olympiacos no rompiera el partido. El Madrid además, basado en un buen juego colectivo bien por Ayón, bien por Randolph seguía ahí. La entrada de Reyes y un triple casi al final del cuarto de Campazzo ponía la lógica en el luminoso (28-23) al término de los primeros diez minutos.

Un pequeño parcial del Olympiacos empata el partido casi tras la reanudación con Spanoulis ya tomando el protagonismo de la ofensiva. La segunda falta de Bogris supuso una bocanada de aire fresco por el daño que estaba provocando en la zona blanca. Lo mejor, de cara al aficionado, era la alegría ofensiva de ambos equipos. El resultado daba buena cuenta de ello (40-38 minuto 14). Campazzo empezaba a despertarse pero por el lado griego a su vez despertaba Leday. Un triple de Thompkins abría una pequeña brecha (47-39 minuto 16). Tras un triple de Taylor se consigue la máxima ventaja del partido ante el júbilo de la gente (54-41 minuto 18). El Olympiacos estaba un poco despistado y el Madrid aprovechó la situación. Una pequeña reacción de los griegos rebajan un poco la euforia del Madrid y se van al descanso con el 54-46. A destacar el trabajo de Tavares por los blancos y William-Goss por los griegos.

6 puntos consecutivos de Printezis le da oxígeno al Olympiacos (60-54 minuto 22) pero la experiencia y calidad siguen manteniendo al Madrid en cabeza con el juego interior formado por Ayón y Deck. Un triple de Campazzo y un mate impresionante de Randolph abren brecha de nuevo en el marcador (67-56 minuto 26). Los griegos no encontraban el modo de cambiar la dinámica de los blancos. El mexicano Ayón iba poco a poco engordando sus estadísticas con su inestimable trabajo, pocas veces reconocido. Los blancos con el citado trabajo del mexicano se van ganando al final de los 30 minutos 72-63. La defensa de los de Laso había subido enteros y se plasmaba en la cancha.

Las reacciones visitantes eran tímidas, no llegaban a nada. Así las cosas, una canasta de Rudy y un robo con posterior mate de Randolph sigue dejando una cómoda ventaja para los blancos (76-65 minuto 32). La intensidad griega lo paga con la cuarta falta de Bogris que estaba haciendo daño en la zona. El triple madridista va poniendo la puntilla en los hombres de David Blatt. Tras anotar Taylor y Randolph (84-72) la victoria se tocaba con los dedos. Los griegos se rendían ante la evidencia con un Madrid francamente superior (91-72 tras otro triple de Randolph). El resultado no dejaba lugar a dudas con la victoria blanca por 94 a 78

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here