RMB – OLY Partidazo en el Wizink

El Madrid recibe en otro clásico europeo al Olympiacos con ganas de resarcirse de la derrota sufrida en la primera vuelta

0
-publicidad-

Otro clásico europeo, y van unos cuantos, en la capital de España (jueves 10 enero, 21.00 horas MOVISTAR DEPORTES) con unas cuentas pendientes. Sin ir más lejos la derrota que infligió el Olympiacos sobre el Madrid que le provocó la pérdida de la imbatibilidad en la Euroliga. Como viene siendo habitual se le tiene muchas ganas al equipo griego y el Madrid no le va a perder la cara al partido.

El Olympiacos viene de ganar con mucho sufrimiento al Kirolbet Baskonia en la prórroga. El Madrid también viene de ganar con muchos apuros y en el último período al Herbalife Gran Canaria que le puso las cosas complicadas. Sergio Llull va cogiendo el ritmo de competición aunque el Madrid adolece de la irregularidad de varios de sus jugadores.

Para tener en cuenta varios estadísticas a tener en cuenta. El Madrid es mejor equipo en casi todas las categorías sobre el Olympiacos. Los griegos a su vez son el tercer mejor equipo en anotación y el que menos puntos recibe. Los dos jugadores que están sobresaliendo por cada equipo son Anthony Randolph y Georgios Printezis. Puede ser un duelo muy interesante. A tener en cuenta el tiro de tres de los griegos (38 %). También habrá que prestar especial atención a Leday y Spanoulis. El último es un jugador fuera de toda duda. Esta temporada no está sobresaliendo como otras veces pero ya ocurrió en la primera vuelta que el ex-internacional griego nos dio una lección con 20 puntos saliendo del banquillo. Una baja sensible para el Olympiacos será la de Milutinov que no viajó a Madrid al estar hospitalizado con fiebre alta. No disputó el partido contra el Kirolbet y no ha podido recuperarse a tiempo para el encuentro contra el Madrid.

Importante duelo que hay que ganar ya que el Fenerbahce perdió un inesperado partido contra el Khimki y estrecha más la clasificación. En definitiva, los blancos siguen estando en una posición privilegiada y una victoria alejaría un poquito más a los griegos del grupo de cabeza.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here