BET 1 – 2 RM: Dani Ceballos viene de Bonanza

0
-publicidad-

Un gol de falta de Ceballos con el partido agonizando y el Madrid menguando, aunque parezca imposible aún puede hacerlo, le dio el triunfo al autobús de Santi Solari en Heliópolis (1-2). El Madrid se blindó ante el tiqui-taca del Betis con tres centrales, el técnico madridista dejó a Marcelo, Isco y Odriozola sin minutos pese a las bajas por lesión y sanción y al final, sin merecerlo, se llevó los tres puntos de vuelta a Madrid.

El Madrid de Solari tiene un plan, al menos lo tuvo en Sevilla: evitar de una vez por todas las facilidades defensivas dada la falta de gol. Concediendo poco se pueden aprovechar más los goles propios, así que el argentino decidió blindar al equipo con defensa de tres centrales, Ramos de líbero, y cinco centrocampistas, con sólo Vinicius y Benzema arriba. Y no salió mal el asunto.

No salió ma porque la superpoblación en el repliegue blanco no dejaba espacios para que maniobrara el Betis, menos aún cuando Modric, en la primera ocasión madridista del partido, hizo el 0-1 con un zurdazo desde fuera del área. Pero fue un espejismo ofensivo. En todo el primer acto, el Madrid sólo tuvo una ocasión más, mal finalizada por un Valverde que quiso hacer de Guti y sólo quedó para los highlights de errores groseros de 2019, mientras que el Betis no supo siquiera si Keylor Navas había comparecido o no. Benzema, para colmo de males, se fracturó un dedo justo antes del descanso y tuvo que quedarse en vestuarios.

En la segunda parte, las tornas cambiaron. El Madrid no encontraba el desahogo que le da Benzema a la hora de salir de su campo y el Betis, al trote porque no sabe jugar rápido, comenzó a meter al Madrid en su campo. Vinicius logró burlar la vigilancia verdiblanca un par de veces, sin éxito, pero en el otro campo Canales, qué jugador hay ahí y qué mala suerte ha tenido con las lesiones, comenzó a tomar el mando de las operaciones hasta que en una jugada que tuvo que revisar el VAR, empató en la primera ocasión de verdad clara de los locales.

El Madrid pareció desmadejarse. Solari cambió su línea de tres por un más clásico 4-4-2, sin tirar de Marcelo, Odriozola ni Isco pese a las adversidades, pero el Betis pareció conformarse con el empate, mejor nadar y guardar la ropa. Hasta que llegó Ceballos y de falta directa, aprovechando la mala colocación del portero bético, hizo el 1-2 cuando el partido agonizaba. Solari puso el autobús, pero Dani Ceballos viene de Bonanza…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here