El ‘penalti’ de Iribar a Amancio que no fue

0
© Jose Velasco
La fantástica foto de Amancio e Iribiar de José Velasco.
-publicidad-

Como quiera que en los ultimas semanas vivimos sumergidos en una espiral de polémicas del VAR, ya sea en versión liguera o europea, hemos vrevisado el archivo para buscar una decisión arbitral que sucedió en esta misma semana, pero de 1968. Lo curioso de este caso es que durante el partido la acción no tuvo gran repercusión y sólo genero cierta controversia a partir de la publicación de una foto en los periódicos del lunes. Sin embargo, con las declaraciones de los protagonistas la visión de aquello cambio radicalmente y se comprobó que no es oro todo lo que reluce. Pasen y vean.

El Atlético de Bilbao, aun quedaban años para volver a su denominación original, afrontaba su visita a Madrid de febrero del 68 con un punto de conformismo, aunque con esperanza de puntuar y seguir estando en los puestos altos de la clasificación. Desde la victoria de 1954, cada visita liguera a Chamartín se saldaba con derrota a excepción de un empate a cero, que fue el único botín que obtuvo en 14 años. El Madrid afrontaba el ultimo tercio liguero con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona, al que aún debía rendir visita en abril tras haber superado al Atlético de Madrid en las semanas anteriores. Con un tiempo lluvioso y un césped embarrado, como si del propio San Mames se tratara, el partido no decepcionó aunque finalizó como empezó. Gran culpa de ello la tuvo el meta vasco Iribar, quien hizo de su portería un fortín.

Amancio remata ante Iribar en un Real Madrid-Athletic de 1969.

Durante el tramo final de la primera parte sucedió la jugada polémica. Amancio, dentro del área, regatea a la defensa y se escora hacia la derecha mientras Iribar sale del marco para lanzarse a sus pies antes de que Amancio llegue a una pelota que estaba adelantada. Aparentemente hay contacto y Amancio, tras liberarse, cae. La acción en realidad no fue muy discutida durante el partido, se protestó mas una acción anterior que sufrió Gento dentro del área. Si acaso, se anotó en el haber del trencilla del partido, Lloris Antonino, para enjuiciarle al final del encuentro. En vestuarios tampoco hubo declaraciones altisonantes sobre la jugada. Los madridistas se quejaban de manera global de la mala suerte ya que pensaban que merecían la victoria, pero no se cargaba contra el arbitro en ningún momento. A preguntas de la Prensa Amancio sí aseguraba que Iribar le agarró los pies aunque le soltó en seguida y echaba la culpa sobre el resultado al meta vasco, dada su gran actuación.

Sin embargo, el que posteriormente seria el jefe del laboratorio fotográfico de la Agencia Efe, José Velasco, capta una imagen desde el fondo norte en un momento clave. Iribar atrapa los pies de Amancio, con el balón lejos de ambos mientras que Echavarria lo observa en primer plano y al fondo se observa a Grosso y al arbitro mirando la jugada. La agencia distribuirá la foto y ésta abrirá las portadas de MARCA, La Hoja del Lunes y AS, y todos con la misma palabra: Penalti. En la prensa de Bilbao, la Hoja del Lunes y la Gaceta del Norte, la foto no aparece e incluso se juzga negativamente al arbitro pero no por la jugada de Amancio, sino por la entrada de Zugazaga a Gento que sí se consideró penalti.

A tenor de la foto, ¿quién no duraría de aquello? ¿Cómo es posible que el árbitro no pitara penalti? Máxime cuando en la imagen se le observa mirando la jugada y sin elementos que le puedan obstaculizar la visión. A Iribar se le preguntoó sobre la jugada tras verse la imagen publicada y el arquero no duda en decir que no toca al gallego: “La pelota había quedado suelta en un rechace, Amancio y yo fuimos a la vez a por ella. Él estaba de espaldas a mi y tenia el balón delante de él. Yo me tire a por los dos, de otra forma no podía coger la pelota. Entonces Amancio toco la pelota hacia delante momento que recoge la foto. Yo no conseguí agarrarle y la prueba es que Amancio salio libre, como se vio por la televisión. Salió suelto un par de metros y luego se tiró al suelo”.

Si uno busca las imágenes del NODO de aquel partido, la jugada se muestra de pasada y se observa lo que comenta Iribar. Tras salir del ‘abrazo’ del portero, Amancio recorre unos metros y cae. Tras el partido con el Athletic, el Madrid visita el Calderón donde empata 1-1 y recibe al Valencia en el Bernabéu. donde pierde 0-2. Como quiera que hubo en esos partidos ciertas jugadas polémicas que en teoría perjudicaron al Madrid, el Boletín Oficial del club aprovechó el numero de marzo para repasar fotográficamente dichas jugadas polémicas. Para el partido ante los vascos se publicó a pagina entera una secuencia de dos fotos con la jugada para demostrar que fue penalti y responder de esta forma a quien dudaba del maximo castigo.

Sin embargo, el propio Amancio acabaría reconociendo días después que no fue penalti y que Iribar no le tocó. Al club le molestó sobremanera, en especial al gerente Antonio Calderón. El Madrid logró superar el bache y en un tramo final de alta tensión logró empatar ante el Barcelona y derrotar a Las Palmas, que a la postre fueron segundo y tercero del campeonato, para alzarse con un nuevo titulo de Liga. La jugada poco a poco quedó en el olvido, aunque el club años mas tarde la rescató para usarla como cartel para anunciar los partidos de la temporada 76-77.

Cartel anunciador del Real Madrid-Athletic de 1976.

Varias décadas después, en concreto pasado el 40º aniversario de aquel partido, el diario AS juntó alrededor de una mesa a ambos protagonistas de la jugada para recordarla. Con el paso del tiempo Amancio volvió a reconocer que no fue penalti: “Traté de driblar al Chopo, pero me tapó bien. Me fui hacia un costado, la pelota se me fue larga y me tiré. Jamás me tocó”. Con tales afirmaciones se zanjaba cualquier debate posible y se ponía en duda la imagen. No decimos que esta fuera falsa, pero si que podía inducir a engaño por cuanto parecía una cosa y ambos protagonistas lo desmentían. Imaginemos si esto que pasó en aquel lejano 1968 hubiera sucedido en pleno 2019: una foto fija que pretende demostrar una cosa que no fue con Twitter, VAR, periodistas bufanderos, otros defensores de los árbitros y chiringuitos varios. Poco habría faltado para que la gente saliera a la calle, aunque siempre habría algun hincha que se preguntaría: “¿A quién creo, a los protagonistas o a las imágenes?”.

 

Compartir
Con mi Insignia de Plata en un lugar privilegiado e intentando llegar a la de Oro, nada se puede comparar a la 7ª cuando uno ha sufrido todas las decepciones europeas de la segunda mitad de los 80. Abuelo, lo que hubieras disfrutado con los 11 de blanco, ya tenemos el doble de Copas de Europa desde que te fuiste y aquí seguimos, disfrutando y recordando a todos aquellos que de una u otra manera han hecho posible que seamos lo que somos.