LEV – RM: Aperitivo en azulgrana

0
-publicidad-

Es un aperitivo, aunque aún está por ver si serán aceitunas o unas bravas. El Real Madrid visita al Levante en el Ciudad de Levante (20:45, Movistar Partidazo) en un encuentro de lo que queda de Liga, a nueve puntos del líder al amanecer el día, y justo antes del doble enfrentamiento copero y liguero ante el Barcelona en Chamartín, donde el plato principal será el partido de eliminatoria. Tres partidos consecutivos contra rivales vestidos a rayas verticales rojas y azules, unos granotas y otros azulgrana, por aquello de que si no quieres caldo toma tres tazas.

El de hoy, igual que el del próximo domingo, tiene el valor que tiene: el de la honrilla, el de que el Real Madrid está obligado a ganar siempre, aunque algunos han retorcido tanto el mensaje que consideran que “ganar siempre” es ganar títulos, cuando se trata de ganar partidos, todos, uno tras otro. Con la mentira de este mensaje, algunos se consiguen poner de perfil y pasa de puntillas el paupérrimo rendimiento de una plantilla que es la actual tricampeona de Europa pero que en España prefiere hacer huelga con servicios mínimos: clasificarse para Champions entre los cuatro primeros, algo que no tiene ningún misterio.

Solari, al quien el flequillo le luce alborotado tras el palo causado por las rotaciones ante el Girona del fin de semana pasado, sí debería insistir con las rotaciones en Orriols teniendo en cuenta que el miércoles espera el Barcelona en Copa del Rey, y tal vez la final cuando el árbitro pite el final del partido. Hay jugadores que descansarán seguro (Sergio Ramos, sancionado) y otros que deberían tomarse un respiro: Modric (aunque descansó ante el Girona), Casemiro y Benzema. Habrá que ver qué organiza Solari con los laterales, tras el naufragio de Odriozola y Marcelo el fin de semana pasado, y si tanto Bale como Asensio, tras sus paupérrimas prestaciones en su última titularidad, se asoman al balcón o regresan a galeras. De momento, Lucas Vázquez y Vinicius les ganan la partida por varios cuerpos de ventaja.

El Levante, mientras, vive envuelto en una espiral marcada por el encarcelamiento desde el 8 de febrero de su capitán Toño, algo que marca la agenda del club a todos los niveles. Jugará el Comandante Morales pero no lo hará Borja Mayoral, por la cláusula del miedo, justo cuando el canterano madridista atraviesa su mejor etapa en el club granota.

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.