CEL – RM: Sólo falta Toshack

0
-publicidad-

Han pasado 159 días desde que el Real Madrid anunciara el regreso de Zinedine Zidane al banquillo del Santiago Bernabéu, en mitad de una temporada calamitosa y en medio de juramentos revolucionarios. Hoy, 17 de agosto de 2019, el equipo blanco comienza su andadura oficial de la temporada 2019-2020. Lo hace en Balaídos, ante el Celta (17:00, Movistar LaLiga), un estadio que nunca se le ha dado excepcionalmente bien. Y lo hace, además, con los mismos mimbres en la cesta que el año pasado. Las promesas de revolución se las llevó el viento y todo sigue igual. Podría decirse que sólo falta Toshack.

Pero no, no estará el galés en el banquillo madridista, con sus “once cabrones” de siempre, sino Zidane. Lesionado muscularmente Eden Hazard, el único fichaje de esta revolución que tiene marchamo de titular, lo normal es que el equipo que arranque la temporada esté conformado en su totalidad por jugadores que ya estaban aquí en el pasado. Quizás, y si a Zizou le da por cambiar el esquema y alinear a dos delanteros, pueda tener hueco Jovic, pero eso está por ver.

 

Así que con todo ya en marcha, y esperando a Pogba desde finales de mayo, lo que hay es lo que hay. Que no es poco, pero es un año más mayor que el año pasado con todo lo que ello conlleva: muchísimos jugadores superando la treintena, forma física en declive por edad y futbolistas acostumbrados a perder y que no pase nada. ¿Qué puede salir mal?

El curso comienza, encima, en Balaídos. Ante un Celta que el año pasado las pasó canutas para mantenerse pero en un estadio que al Madrid se le suele atragantar. Los de Fran Escribá arrancan el curso también con overbooking en la enfermería: Juncá, Okay, Mallo, Santi Mina y Sergio, cinco futbolistas que normalmente serían titulares, no podrán jugar.

El pálpito previo al arranque liguero no puede ser desde luego peor. La ilusión aparece reseca al fondo del jardín, en esa zona que no alcanzan los aspersores, y sólo un milagro podría hacer que volvieran a brotar flores en aquella zona. ¿Pero qué es el Real Madrid sino un milagro constante?