GAL – RM: ¡Que viene el lobo!

0
-publicidad-

Es un cuento que ya se conoce, pero que de momento funciona por Chamartín. Así que nada mejor que seguir tirando de él cuando enfrente aparece una cuesta. El Real Madrid se juega su supervivencia en la Champions ante el Galatasaray en Estambul (21:00, Movistar Liga de Campeones) y desde los despachos han desempolvado, como sucediera en Sevilla, los cuentos infantiles para poner firme al equipo. “¡Que viene el lobo!”. Y ya andan todos, claro, con las orejas tiesas y apretando los dientes. Hoy tiene pinta de que será un partido de aliño y sin excesivo sobresalto, como sucediera en el Pizjuán.

El lobo se llama Mourinho, claro, cuyo nombre le provoca a Sergio Ramos y a otros tantos compañeros una urticaria feroz. Tanto que, ya verán, hoy sorprendentemente el equipo parecerá estar como una moto, no hay mejor preparación física que un relato de terror, fuego, sangre y destrucción. En la rueda de Prensa de ayer, el capitán madridista ya cambió notablemente su forma de expresarse, y se percibía que tras el trastazo de Mallorca había propósito de enmienda. A la portuguesa, claro, pero propósito de enmienda.

No debería el Real Madrid temer en exceso al Galatasaray si es capaz de dar un nivel cuanto menos de notable. Zidane tirará de nuevo del 4-2-3-1, recuperado ese Kroos que juega por delante de Valverde y Casemiro y que tan buen rendimiento está ofreciendo porque no tiene obligaciones defensivas extremas. Vuelve también Hazard, a quien el Real Madrid debería pagarle una vasectomía, y con James y Benzema compondrá la parte creativa y con colmillo del equipo. Atrás, Mendy tomará el relevo de Marcelo y Varane, ya descansado, sienta a Militao.

El Madrid sabe lo que tiene que hacer: ganar, lo de siempre. Pero si por un casual decide empotrarse en alguna curva, superar la fase de grupos de la Champions se pondrá casi imposible, porque el equipo ya no dependería de sí mismo y sí de lo que otros agan. El Galatasaray, con Falcao descartado al 90 por ciento y con su clásico entrenador Fatih Terim como nombre más temible, no debería siquiera despeinar a los blancos. Otra cosa es que el cuento del lobo no funcione. Pero entonces eso sería mucho más grave para el Real Madrid. Aunque eso sería otro cuento, quizás de Europa League.