Imprimir esta página
Miércoles, 12 Junio 2013 07:56

El Happy Two

Escrito por 
Valora este artículo
(24 votos)

Durante cierto tiempo, no mucho, el efecto Mourinho seguirá invadiendo ese extraño espacio que algunos siguen llamando "madridismo de bien". Me importa un huevo. El mismo huevo que al tal Mourinho parecía picarle con esa sonrisa terriblemente tonta que puso durante su presentación en "el sitio que quería estar". Sonrisa boba y cara más boba aún para entender que, hace ya muchos meses, y así está contado, el tipo portugués reunió a su más ejemplar camada blanca y decidió pirarse. "Chelsea, Chelsea, Boys in Blue... Chelsea Chelsea we love you!

Conozco Chelsea. Conozco Stamford Bridge. Muchos años antes que el "Happy One" dijera con la cara tonta y boba a la que antes me he referido que "está donde quiere estar", me recorrí Kings Road subiendo desde Sloane y me empapé de Kensington. No recuerdo bien las pintas que me habré tomado en el "Chelsea Potter" mientras el chico portugués traducía en Barcelona y se intentaba reír del Real Madrid. Sí recuerdo que a este "madridista" cuyas pasiones son el Inter y, sobre todo, el Chelsea, nadie le conocía cuando yo acababa alucinando por las noches que eran mis noches sobre Albert Brigde antes de rematar en el antiguo Marquee. Supongo, "madridista", que tienes un pisazo en Knightbridge ¡Me alegro! ¡Ya sé quién es el Happy Two!

Visto 1968 veces
Alfredo Duro

Lo importante no es el tamaño del perro en la pelea. Lo importante, lo verdaderamente importante, es el tamaño de la pelea en el perro. Y yo tengo muchas ganas de seguir ladrando.

Inicia sesión para enviar comentarios