Imprimir esta página
Miércoles, 07 Agosto 2013 16:55

Manipulador, victimista y atormentado

Escrito por 
Valora este artículo
(16 votos)

Dice una famosa escritora y terapeuta norteamericana llamada Susan Forward, que existen cuatro tipos de manipuladores. Esta conocida autora de varios libros de éxito especializados en las relaciones familiares, los define de la siguiente manera: Castigadores, Autocastigadores, Sufrientes y Atormentadores. Por más que he investigado en la trayectoria de la Forward no he encontrado ninguna relación suya con el Real Madrid. No parece, de hecho, que su camino profesional y de largas investigaciones haya establecido contacto alguno con el fútbol. Pero lo más  sorprendente de todo, lo increíble del caso teniendo en cuenta lo acertado de sus conclusiones, es que Susan Forward no parece haberse encerrado a solas en un cuarto (ahí le saca ventaja algún periodista) con el inefable Mourinho, instigador durante estos últimos días en el escenario madridista de una colección de provocaciones marca de la casa que han encontrado como respuesta el más calculador y astuto de los silencios.

Si trasladamos a este elemento cansino y latoso llamado Mourinho a la galería de definiciones establecida por Susan Forward en lo que se refiere a los tipos de manipuladores, queda claro que el apasionado del Chelsea e Inter arrasa. Me explico.

1. Castigadores: expresan abiertamente lo que desean y dejan claras las posibles consecuencias si no les complacemos. Y Mourinho lo es como el que inventó el castigo. Una especie de verdugo refinado con aquel que se atreve a plantarle cara, para señalar el camino del banquillo o la grada y de esa manera dejar claro quién manda y quién debe limitarse a obedecer. Casillas, Pepe, Ramos, Özil y alguno más podrían escribir enciclopedias.

2. Autocastigadores: enfatizan el daño o sufrimiento del que ellos mismos serán objeto si no cumples sus deseos. Algo así como hacerte creer que "se hace como yo digo o aceptamos, yo el primero, que el Barcelona seguirá siendo el rey del mambo y tendremos que conformarnos con llegar a semifinales de la Champions". El sujeto tenía la clave para hacerte ganar todo, pero...

3. Sufrientes: se victimizan y se convencen que todos conspiramos en su contra. Si ellos sufren es por nuestra culpa. Aquí hay que reconocer que sus más iracundos incondicionales, los de Mourinho, han conseguido mejorar la especie. Resulta grotesco y ridículamente inoportuno comprobar como el "mourinhismo intelectualoide" ha puesto estas últimas horas a sus leales en fila de a uno para seguir a pies juntillas la consigna del líder y desenterrar los trapos de una guerra que ya dejó suficientes cadáveres. Los suyos incluídos.

4. Atormentadores: son los manipuladores más sutiles. Te prometen todo pero dejan claro que sólo lo conseguiremos si complacemos sus necesidades. Más o menos como lo de acabar con el ciclo del mejor Barcelona de la historia y conseguir que pases de octavos en la Copa de Europa. Una pena que la historia del propio Madrid les deje en evidencia y que esa misma historia demuestre que nunca un manipulador tuvo tanto para conseguir tan poco.

Desconozco el alcance real que para el Madrid puede tener el partido de esta madrugada contra una de las grandes pasiones de Mourinho. Escribo esto horas antes de forma absolutamente intencionada, para no caer en el error de utilizar un simple partido de pretemporada y ejercer de forma ingenuamente vengativa en cualquier dirección lo que ridículamente ya han hecho Mourinho y los suyos. Son víctimas de su propia insatisfacción porque dependen de que otros cumplan sus deseos. Por eso después del linchamiento al mejor portero de la historia buscan ahora al que hasta hace muy poco era "un jugador de otro planeta". Seguramente lo que toca vivir a partir de este verano es el principio de un ciclo inolvidable para Cristiano Ronaldo y esa otra pasión de la que no participa Mourinho, pero que bajo el nombre de Real Madrid encierra lo más sagrado que el fútbol ha sido capaz de otorgar en su centenaria historia. Una historia que ni siquiera Mourinho ni los suyos serán nunca capaces de manipular.

Visto 3550 veces Modificado por última vez en Miércoles, 07 Agosto 2013 16:59
Alfredo Duro

Lo importante no es el tamaño del perro en la pelea. Lo importante, lo verdaderamente importante, es el tamaño de la pelea en el perro. Y yo tengo muchas ganas de seguir ladrando.

Inicia sesión para enviar comentarios