Imprimir esta página
Viernes, 13 Septiembre 2013 10:18

El silencio de Casillas

Escrito por 
Valora este artículo
(13 votos)

Del mismo modo que me posicioné justo en medio en la guerra de Diego López y Casillas, quiero ponerme absolutamente en contra de este grito silencioso que esta lanzando Casillas y que está incomodando sobre manera a todos los aficionados blancos. Y es que nadie entiende que Iker no haya sido capaz de salir a la palestra para hacer un desmentido sobre los rumores sobre su futuro o dar unas palabras de tranquilidad a la afición acerca de su continuidad. Esto último sobre todo como apoyo a sus incondicionales, que poco a poco van viendo como su capitán, su idolatrado capitán, les esta dejando con el culo al aire con este despectivo silencio.

No digo que tenga que salir día si día también a desmentir cada información que se divulgue, ya que hay una parte muy importante de inventiva por parte de muchos periodistas. Pero no estaría de más que saliera a decir algo como "Soy Madridista desde que nací, me he criado en este club que me lo ha dado todo. Y trabajaré por recuperar la titularidad de la portería del Real Madrid"... Aunque solo lo hiciera por cumplir.

Estos silencios tan impropios de un tipo que siempre le ha caracterizado una sinceridad absoluta, y al que se le han atribuido virtudes como la humildad y la cercanía a la afición, están deshaciendo su imagen como un castillo de naipes. Lo peor es que, como dije en columnas anteriores, aquí su problema no es personal sino profesional. Y la aptitud de Casillas para ser portero del Real Madrid esta chocando frontalmente con su actitud para afrontar su suplencia y trabajar por recuperar la titularidad.

El historial, el palmarés, el pasado... Son cosas que prevalecen en la memoria del aficionado, pero si por eso alguien tuviera que ser titular, seguiríamos viendo a Di Stefano con el "9" en el campo. Es algo que no termina de pasar por las tragaderas de Casillas. Un hecho que le ahoga y le perturba. Que le mantiene en silencio porque si algo de lo que he dicho hasta ahora es cierto, es que Iker es sincero como él solo. Y si sale lo que va a decir posiblemente termine de derrumbar esa imagen que muchos tratan de salvar a toda costa.

He visto cosas que rayaban el ridículo. El "Chile, Chile..." interpretado como "Iker, Iker..." de Juanma Castaño. La defensa a ultranza negándole el pan y la sal a Diego Lopez. O ninguneando a Adán que se ha quedado en paro en una parte por el trabajo de ataque defensivo de los palmeros de Casillas.

Curiosamente hace un par de días me encontré a Antonio Adán en el Decathlon de San Sebastián de los Reyes. Tuve ganas de acercarme al muchacho para estrecharle la mano y desearle suerte, pero no quise invadir su intimidad... Y menos cuando algún payaso se acerca para gastarle una broma de humor de máquina de tabaco dándole un Currículum Vitae de Casillas, los hay que tienen la gracia donde las avispas. Estos son los radicales de Casillas, a los que critico del mismo modo que a los que le llaman Topo o Topor o como le llamen...

Por mucho que hagan los Casillistas. Aunque hagan como en la Diada Catalana una cadena humana de Móstoles al Bernabéu todos cogiditos de la mano, que parecía que se iban a arrancar a bailar el Paquito Chocolatero, ("Frankie the Chocolatemaker" que diría Ana Botella). Por mucho que salgan en programas de radio o de Televisión dando su apoyo a Iker, la posición del Capitán es seguir impertérrito ante cualquier acción y mantener su silencio.

Los detractores, los aduladores, los censuradores y aprobadores de Casillas pueden acomodarse y poner sus asientos en posición horizontal porque esto va para rato. No se si saldrá en algún momento para dar carpetazo a todas estas especulaciones o tal vez lo haga para decir que quiere salir del Real Madrid, porque le han sacado de su "círculo de confort" y ahora ya no juega por decreto sino que cada día tiene que sudar la camiseta para poderse ganar las lentejas sobre el césped . Pero cuanto más alargue este silencio, más se distancia de la afición.

Es el momento de hablar. De decir qué pasa. De comportarse como debe de comportarse el capitán del Real Madrid. Y cerrar este tema por la salud mediática y la imagen de un club que le ha dado todo. Es el momento de romper el silencio, Casillas.

Visto 1607 veces
Paco Jimenez

Madridista nacido a los pies de la antigua Ciudad Deportiva. Con un único -ismo en la cabeza y el corazón, MADRIDISMO. Libre pensador de los que no se dejan llevar por lo que otros obligan a pensar u opinar. Y con un adridismo tan marcado como para ser capaz de ponerle a mi primogénito ZINEDINE como nombre.

Inicia sesión para enviar comentarios