Lunes, 30 Septiembre 2013 13:34

Santiago Bernabéu, zona cero

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

La zona cero está asociada a destrucción, aniquilación, carácter bélico, horror, tristeza, silencio. El primer lugar denominado así fue Hiroshima, el 6 de agosto de 1945 debido al lanzamiento de la primera bomba atómica de la historia contra el iimperio de Japón. Días más tarde Nagasaki sufrió las mismas consecuencias. El segundo lugar más cercano en el tiempo el World Trade Center (New York), 11 de septiembre del 2001, atentado terrorista suicidas cometidos contra las Torres Gemelas, un film real, una hecatombe, el desplome de esos gigantes era el fracaso de la libertad.

Tercer lugar, estadio Santiago Bernabéu, 28 de septiembre, noche de otoño, desagradable, de esas que prefieres ver al equipo desde el cálido sofá de casa o desde el bar con tus amigos alrededor siendo un aficionado exaltado por la algarabía de los que van más calientes por dentro que por fuera.

Las señales no eran buenas. Los días anteriores, aunque con calor en la capital, eran fríos, negros, tormentosos y hasta con ciclogénesis por medio con el penalti injusto pitado a favor del Madrid en el minuto 94 en el Martínez Valero de Elche. Uno ha visto mucho fútbol (hablo como los clásicos), muchos partidos resueltos por goleada en la primera parte ante equipos de menor entidad y recién ascendidos a Primera, que trataban estos partidos como el día del Club, donde la llegada del Madrid era celestial, caída de cielo. Los dioses aterrizaban: Zeus, Apolo, Cronos, Poseidón llegaban a sus praderas y debían ser obsequiados con los mejores presentes de la tierra en forma de goles... Esos tiempos se acabaron. Hoy esperan a los dioses como esos titanes desterrados del cielo, hoy no hay baile, hoy hay guerras. El equipo ganó sin brillo, sin alma, ganó como si de un grupo de extraños se juntaran y no supieran sus nombres, ganó con trampas, sin señorío y por una decisión equivocada de Muñiz Fernández que a la postre hizo más daño de lo que pensábamos.

La ilusión por un derbi te hacer quitar la pereza del hogar y de la televisión, la noche húmeda y desagradable te hace pensar "que sí, que esto merece la pena", las dudas se despejan. "¿Qué mejor rival que los colchoneros?", esbozas una sonrisa, pensando en tantos conocidos sufridores a los que llevas vacilando desde hace 14 años y que el mal trago de la Copa esta vez será dulzón, no será un trago de garrafón, será una borrachera de fútbol y las señales que el equipo había mostrado contra el Elche era el punto y final de la pesadilla de septiembre, demasiado dura para la vuelta al "cole", los juegos para Tokyo, la vuelta al Madrigal con dos puntos menos, la polémica inicial de la portería, el mal juego contra Elche, otro mes nueve negro.

Todo estaba listo: el ambiente de gala, mi asiento, aunque esté lejano del césped, permite apreciar la galaxia igual de bonita, porque las estrellas se ven mejor desde la distancia, con luces apagadas. Corrían, trotaban, estiraban, el tren galés no jugaba de inicio, lógico, por primera vez Ancelotti tomaba una decisión coherente con los jugadores que salían de una lesión, prudencia. El guión estaba escrito, tocaría salir a la contra en la segunda parte buscando las espaldas de un Atlético volcado arriba, la herencia, el legado de Mou, la pista de los velocistas se podía vez camuflada en el césped, Isco, Bale, CR7 a correr... Todo era perfecto, hasta que a las 22:00 se produjo la devastación, la bomba de Hiroshima, el desplome de las torres, el final de los brotes verdes que se apreciaban a principio de temporada. El Madrid era vulnerable, se volvían a juntar los mismos amigos que se conocieron en Elche para jugar en el lugar más sagrado de este deporte, el sitio donde se empieza a escribir el fútbol moderno, donde reposan los trofeos más codiciados, "el Louvre del balompié".

Los aficionados empezábamos a mirarnos, no nos reconocíamos, la ilusión de los niños se veía perdida, Cristiano parecía que tenía kriptonita; Isco, el chico alegre del grupo, estaba cabizbajo, triste, ya no se divierte con estos nuevos amigos de la capital; Illarramendi corría con el ímpetu de dar caza a todo los balones, intentaba achicar agua pero se ahogó en el intento; a Di María se le olvido la escafandra y la bombona de oxígeno. Benzema, el señor don gato, ya ha pasado por la "calle del pescado" y no ha resucitado, sus siete vidas quedaron atrás y no parece que tenga opción de conseguir una vida extra. La grada del Bernabéu es complaciente, amante de los jugadores tribuneros y solidaria cuando está saciada, pero es el peor depredador cuando ve una pieza herida y  tiene hambre, y el francés será devorado. Y así podríamos hablar de todos y cada uno de los jugadores que de alguna forma estuvieron presentes.

Y la pesadilla se hizo realidad, era el minuto 11 del partido, cuando el Fideo, con un error en el frontal de área, activó sin querer el arma más letal, la que arrasaría con un nuevo proyecto, ilusionante, diseñado según indica el recetario para lograr el éxito; aunar veteranía, juventud, magia y brillo con el mejor de los mejores no es suficiente, no basta como quedó demostrado. Un brasileño con aspiraciones a vestir la roja explotó en Chamartín. El destello provocó la muerte de este proyecto, destapó las miserias de la tiranía, empezó a emanar la venganza de los que guardan la memoria histórica de Jose Mourinho, comenzó en la grada la reflexión, el recuerdo de los que no están, el buscar culpables, el saber que volvíamos a la nada más absoluta y que esto, por desgracia, ya lo habíamos vivido. La historia es cíclica, pero nadie pensaba, ni el más escéptico, que fuera tan pronto, que la devastación fuera total. El discurso fácil, no todo es el dinero, un jugador que había costado 900.000 había hecho descarrilar al tren de la mina. A nadie le importa Forbes, el presupuesto más alto, la marca más reconocida, la vergüenza y el darte de bruces con la realidad hace ver que esto es FÚTBOL.

Ahora, toca animar, venirse arriba, recomponerse, sacar los tópicos de "va, somos el Madrid", esto ya no cuela, cuentas una mentira que hace más daño que beneficio. La realidad es otra: el Bernabéu es una nueva zona cero y costará mucho que empiecen a salir de nuevo los brotes verdes que se veían en un principio.

Visto 2426 veces
Nacho Romeral

De alma callejera como los de la generación de los 70. Crecí en la calle jugando al fútbol y con una pasión sin límites por todo lo que sea blanco y huela a merengue. Madridista desde que mi madre me cosió en una camiseta blanca ese parche con silueta rechoncha y una corona en la cabeza y me puso el "7" en la espalda. Hice mis pinitos en los campos de tierra de la Comunidad de Madrid y sobre todo en La Mina del Carabanchel, pero una lesión me hizo abandonar. Ahora intento inculcar los valores del deporte a un pequeño diablillo de 5 años que ha cambiado de ídolo, se ha 'españolizado' y ha dejado aparcada su camiseta de Cristiano por la del malagueño Isco.

Inicia sesión para enviar comentarios

Opinión

  • ¡Qué malo es Benzema! +

    La salida de Morata del Real Madrid le ha venido de perlas a un sector del madridismo. Cada Read More
  • Se te acabó el tiempo, Cristiano +

    Ha pasado el tiempo suficiente para que un amplio sector del madridismo haya decidido dar por cerrada la Read More
  • ¿Te merece la pena salir, Álvaro Morata? +

    Múltiples noticias se escuchan sobre Álvaro Morata en estos días, el ariete del Real Madrid, a pesar de Read More
  • Bestia parda +

    Hoy es unos de esos días en los que me acuerdo, especialmente, de mi generación. Esa que ha Read More
  • Cibeles Shore +

    Tengo que confesarlo: me dan un asco tremendo las celebraciones en Cibeles. Pero asco con todas las letras, Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Mis datos

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

a) Utilización de Cookies y Web Bugs por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan ¨Cookies¨, y otros mecanismos similares (en adelante, Cookies). Las Cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar las actividades del Usuario en una web determinada o en todas las webs, apps y/o servicios de las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING (en adelante, los Servicios). La primera finalidad de las Cookies es la de facilitar al Usuario un acceso más rápido a los Servicios seleccionados. Además, las Cookies personalizan los Servicios que ofrece las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, facilitando y ofreciendo a cada Usuario información que es de su interés o que puede ser de su interés, en atención al uso que realiza de los Servicios.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un Usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del Usuario. El Usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación de las Cookies enviadas por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, sin que ello perjudique la posibilidad del Usuario de acceder a los Contenidos. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.

 

 

 

Los Usuarios registrados que se registren o que hayan iniciado sesión, podrán beneficiarse de unos servicios más personalizados y orientados a su perfil, gracias a la combinación de los datos almacenados en las cookies con los datos personales utilizados en el momento de su registro. Dichos Usuarios autorizan expresamente el uso de esta información con la finalidad indicada, sin perjuicio de su derecho a rechazar o deshabilitar el uso de cookies.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING también utiliza Web Bugs, que son imágenes diminutas y transparentes insertas en los emails. Cuando el Usuario abre el email, esta imagen se descarga junto con el resto del contenido del email y permite conocer si un email concreto ha sido abierto o no, así como la dirección IP desde la que se ha descargado. Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan esta información para obtener estadísticas y poner realizar estudios analíticos sobre la recepción de sus emails por parte de los Usuarios.

 

 

 

b) Tipología, finalidad y funcionamiento de las Cookies:

 

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en Cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el Usuario cierra el navegador. Las segundas expiran en función cuando se cumpla el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el Usuario se mantenga identificado en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING) o bien cuando se borran manualmente.

 

 

 

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies puedes clasificarse de la siguiente forma:

 

 

 

COOKIES DE RENDIMIENTO: Este tipo de Cookie recuerda sus preferencias para las herramientas que se encuentran en los Servicios, por lo que no tiene que volver a configurar el servicio cada vez que usted visita. A modo de ejemplo, en esta tipología se incluyen:

 

 

 

  • Ajustes de volumen de reproductores de vídeo o sonido.
  • Las velocidades de transmisión de vídeo que sean compatibles con su navegador.
  • Los objetos guardados en el “carrito de la compra” en los Servicios de E-commerce tales como tiendas.

 

 

 

COOKIES DE GEO-LOCALIZACIÓN: Estas Cookies son utilizadas para averiguar en qué país se encuentra cuando se solicita un Servicio. Esta Cookie es totalmente anónima, y sólo se utiliza para ayudar a orientar el contenido a su ubicación.

 

 

 

COOKIES DE REGISTRO: Las Cookies de registro se generan una vez que el Usuario se ha registrado o posteriormente ha abierto su sesión, y se utilizan para identificarle en los Servicios con los siguientes objetivos:

 

 

 

  • Mantener al Usuario identificado de forma que, si cierra un Servicio, el navegador o el ordenador y en otro momento u otro día vuelve a entrar en dicho Servicio, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse. Esta funcionalidad se puede suprimir si el Usuario pulsa la funcionalidad “cerrar sesión”, de forma que esta Cookie se elimina y la próxima vez que entre en el Servicio el Usuario tendrá que iniciar sesión para estar identificado.

 

 

 

  • Comprobar si el Usuario está autorizado para acceder a ciertos Servicios, por ejemplo, para participar en un concurso.

 

 

 

Adicionalmente, algunos Servicios pueden utilizar conectores con redes sociales tales como Facebook o Twitter. Cuando el Usuario se registra en un Servicio con credenciales de una red social, autoriza a la red social a guardar una Cookie persistente que recuerda su identidad y le garantiza acceso a los Servicios hasta que expira. El Usuario puede borrar esta Cookie y revocar el acceso a los Servicios mediante redes sociales actualizando sus preferencias en la red social que específica.

 

 

 

COOKIES DE ANALÍTICAS: Cada vez que un Usuario visita un Servicio, una herramienta de un proveedor externo (Omniture, Netscope, Comscore y similares que podrán añadirse a este listado en caso de que varíen en relación con los actuales) genera una Cookie analítica en el ordenador del Usuario. Esta Cookie que sólo se genera en la visita, servirá en próximas visitas a los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING para identificar de forma anónima al visitante. Los objetivos principales que se persiguen son:

 

 

 

  • Permitir la identificación anónima de los Usuarios navegantes a través de la “Cookie” (identifica navegadores y dispositivos, no personas) y por lo tanto la contabilización aproximada del número de visitantes y su tendencia en el tiempo.
  • Identificar de forma anónima los contenidos más visitados y por lo tanto más atractivos para los Usuarios
  • Saber si el Usuario que está accediendo es nuevo o repite visita.

 

 

 

Importante: Salvo que el Usuario decida registrarse en un Servicio de DIGITAL SPORTS CONSULTING, la “Cookie” nunca irá asociada a ningún dato de carácter personal que pueda identificarle. Dichas Cookies sólo serán utilizadas con propósitos estadísticos que ayuden a la optimización de la experiencia de los Usuarios en el sitio.

 

 

 

Más información sobre la política de privacidad de estas herramientas en:

 

 

 

 

COOKIES DE PUBLICIDAD: Este tipo de “Cookies” permiten ampliar la información de los anuncios mostrados a cada Usuario anónimo en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING. Entre otros, se almacena la duración o frecuencia de visualización de posiciones publicitarias, la interacción con las mismas, o los patrones de navegación y/o comportamientos del Usuario ya que ayudan a conformar un perfil de interés publicitario. De este modo, permiten ofrecer publicidad afín a los intereses del Usuario.

 

 

 

COOKIES PUBLICITARIAS DE TERCEROS: Además de la publicidad gestionada por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING en sus Servicios, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen a sus anunciantes la opción de servir anuncios a través de terceros (“Ad-Servers”). De este modo, estos terceros pueden almacenar Cookies enviadas desde los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING procedentes de los navegadores de los Usuarios, así como acceder a los datos que en ellas se guardan.

 

 

 

Las empresas que generan estas Cookies tienen sus propias políticas de privacidad. En la actualidad, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan la plataforma Doubleclick (Google) para gestionar estos servicios. Para más información, acuda a http://www.google.es/policies/privacy/ads/#toc-doubleclick y a http://www.google.es/policies/privacy/ads/

 

 

 

c) Cómo deshabilitar las Cookies y los Web Bugs en los principales navegadores:

 

Normalmente es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un Servicio en particular.

 

 

 

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentra en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador. Asimismo, puede configurar su navegador o su gestor de correo electrónico, así como instalar complementos gratuitos para evitar que se descarguen los Web Bugs al abrir un email.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen orientación al Usuario sobre los pasos para acceder al menú de configuración de las cookies y, en su caso, de la navegación privada en cada uno de los navegadores principales:

 

 

 

  • Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

 

  • Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

 

  • Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración de contenido.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

 

  • Safari: Preferencias -> Seguridad.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

 

 

 

d) Qué ocurre si se deshabilitan las Cookies:

 

Algunas funcionalidades de los Servicios quedarán deshabilitados como, por ejemplo, permanecer  identificado, mantener las compras en el “carrito de la compra” en un Servicio de e-commerce, recibir información dirigida a su localización o la visualización de algunos vídeos.

 

 

 

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD / COOKIES:

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING pueden modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

 

 

 

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de Cookies, se comunicarán a los Usuarios bien mediante la web o a través de correo electrónico a los Usuarios registrados.