Imprimir esta página
Miércoles, 20 Noviembre 2013 21:06

Cristiano Ronaldo: dos huevos de oro

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

Se frotaban las manos. Se relamían en su propia e incontenible bilis para seguir humillando y menospreciando la figura de Cristiano Ronaldo. Se esmeraban con agotadora e irremediable soberbia a la aburrida tarea de intentar rescatar la figura del protegido de Blatter por encima de todas las cosas. El mismo al que ellos retratan con una cansina cantinela como único e intocable acaparador de un reconocimiento que, en forma de manipulado balón, les sirve para embriagarse de una vanidad que ya no resiste la evidencia de los hechos. Porque llegados a este punto del curso futbolístico, Cristiano, su particular ángel negro, se ha convertido en una fuerza imparable que en una "repesca" memorable e irrepetible ha hecho trizas todas y cada una de las teorías con las que esa oligarquía mediática catalanista ha intentando manchar su nombre sin el menor recato. A esos, y a otros muchos, les acaba de enseñar el delantero del Real Madrid un par de huevos de un oro que resulta imposible no reconocer.

Cualquier repaso durante los últimos días de la prensa catalana ha dejado un clarísimo reguero de miedos y temores a la imparable exhibición de Cristiano Ronaldo como lo que es, el indiscutible rey del fútbol mundial. El mejor jugador del mundo. Eso, indiscutiblemente, incluye hacerle merecedor de ese trofeo adornado durante los últimos años con las mejores corruptelas que la FIFA impone para el caprichoso cumplimiento de sus intereses. Esos intereses, como dejó claro su presidente en la célebre juerga de Oxford, han protegido a Leo Messi hasta acabar convirtiendo la Gala del Balón de Oro en una demostración de criterio mamporrero que todavía algunos, por increíble que parezca, pretenden seguir justificando.

Tan arbitrario y delirante ha resultado el juicio que desde la prensa catalana se ha ejercido con esta historia, que ni tan siquiera les importó que dos de los "suyos", Xavi Hernández e Iniesta, fueran menospreciados en presencia del preferido de Blatter. Seguramente porque haber ganado el Mundial con España también les convertía en dos de los "nuestros". Entonces no fueron importantes los títulos, como no lo fueron cuando Wesley Sneijder se presentó como principal responsable de un triplete histórico conquistado con la camiseta del Inter. Damnificados por los caprichos inaceptables de la FIFA, que por supuesto, han tenido a Cristiano Ronaldo como víctima predilecta.

Cómo seria de insólito y vergonzante el último episodio de esta novela negra que hasta la propia FIFA ha tenido que aceptar para la votación del dichoso balón su propio calendario, el que incluye una eliminatoria definitiva para estar en el próximo mundial. Un intento para devolverle a esto un mínimo de cordura e integridad. Por eso llevan horas en Cataluña rugiendo rabia. Por eso y por seguir embelesados con esos dos huevos de oro con los que Cristiano Ronaldo les recuerda aquello de: "yo estoy aquí". ¡Vaya par de huevos de auténtico oro!

Visto 2291 veces
Alfredo Duro

Lo importante no es el tamaño del perro en la pelea. Lo importante, lo verdaderamente importante, es el tamaño de la pelea en el perro. Y yo tengo muchas ganas de seguir ladrando.

Inicia sesión para enviar comentarios