Imprimir esta página
Lunes, 14 Julio 2014 09:16

Los sextetes son de pobres

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

El Real Madrid rosa, claro homenaje de Adidas a los alemanes que veranean en Magaluf y se achicharran como salchichas, arranca hoy el curso. Un curso al que la maquinaria mediática ya ha puesto subtítulo: "el del sextete". Una manera más de ir preparando el caldo de cultivo para cuando haya que sacar los Red Bulls frutas del bosque a pasear cuando sea menester, las obras habituales transformando las carreteras en autopistas para que cuando los ejércitos tengan que salir a invadir países se encuentren las infraestructuras hechas. Y muchos, demasiados, caen en el truco, más viejo que la palangana de Pilatos.

Hace relativamente poco un equipo conquistó el sextete (en año natural y no en una temporada, para colmo), y fue aireado por la propaganda como si hubiera sido aquello el final de Star Wars. Ese equipo, hasta entonces poco acostumbrado a ganar títulos importantes y a quien la racha le pilló en camisón y poniéndose los polvos en el tocador, celebró los éxitos como lo que son: unos segundones a los que arañar una patata frita del plato de las sobras les sabe a gloria. Con el sextete consiguieron que su sala de trofeos dejara de acumular telarañas y tuvieran que plantearse, más de un siglo y una década despúes, poner otra mesita para ampliar el museo: media docena de copas abultan una barbaridad, así que imagínense diez con orejas.

El Real Madrid no vive de sextetes o de intentar lograrlos. Vive de la obligación de ganar todos y cada uno de los partidos que disputa, con independencia de que en ellos haya en juego títulos o no. Las Supercopas de Europa y de España y hasta las Intercontinentales pasan completamente inadvertidas en el Tour del Bernabéu, como si fueran Teresas Herreras o Ramones de Carranza. El Real Madrid 14-15 tiene la misión de pelear hasta la extenuanción cada día. Y si cae el sextete, pues mira qué bien. Pero no por obligación, no porque nos lo vendan así los medios. Sólo porque va en el ADN de este club, como lleva ya impregnado el aroma a Undécima.

Visto 2837 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios