Miércoles, 06 Mayo 2015 12:11

Cada cual en su sitio

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Sergio Ramos llegó en el verano de 2005 al Real Madrid con la certeza casi absoluta de que el equipo se hacía con los servicios de uno de los mejores defensores de futuro que había en el panorama internacional. Los veintisiete millones de euros de entonces parecen una ganga diez años después, aunque en su día sirvieran, como es habitual en cualquier desembolso económico que hace el club blanco, para criticar con dureza a la entidad en general y a su presidente, Florentino Pérez, en particular.

El sevillano había alternado el lateral con el centro de la zaga, siendo esta última la posición que lo había consolidado como uno de los grandes de nuestra Liga. Un año después, en el nuevo Madrid de Capello y Calderón, se adueñó rápidamente de la banda derecha por varios motivos: su juventud, la falta de competencia y la sobrada calidad que atestiguaba y que debía llevarlo sin duda a ocupar una posición en la línea defensiva de una Madrid que aspiraba a ser la plantilla de Europa mejor preparada en ese aspecto. Para la posteridad ese centro del campo Emerson-Diarra con el que Capello aseguró que conquistaría el mundo entero y que, finalmente, tuvo que recurrir a un 'tamudazo' para ganar una Liga de locura.

Los años se fueron sucediendo y los entrenadores fueron yendo y viniendo como era tónica habitual en aquel Real Madrid de la podredumbre y la inmundicia administrativa. Schuster y Juande fueron los últimos de la era Calderón y Pellegrini el primero del retorno de Florentino. Todos ellos utilizaron al camero en el lateral, todos ellos (y todos nosotros) junto con los dos seleccionadores nacionales de la época, fueron testigos de su poderío físico, de esa técnica descomunal y tremendamente extraña para un defensa y, también, del paupérrimo rigor defensivo que demostraba Ramos en un altísimo porcentaje de partidos importantes.

Cuando me hablan de Sergio Ramos como lateral me viene a la cabeza el recital de Ronaldinho en el Santiago Bernabéu. Ese encuentro, en el que se aupó al astro a los cielos del fútbol (con total merecimiento, por supuesto) se pudo ver la peor versión del Ramos lateral, de un chico cuya cabeza estuvo siempre del medio del campo en adelante y que descuidaba con un despropósito constante el verdadero designio de su posición: defender. Más tarde vinieron Henry, Messi, Etoo y algún jugador más de camiseta blaugrana (y de otros colores) que consiguieron que, dejando a una lado la siempre reprobable prensa deportiva española, el seguidor se plantease si aquel chico de pelo largo y acento andaluz estaba destinado a ser, como a todas luces parecía, un defensa de época o, por el contrario, se estaba convirtiendo en una parodia de lo que una vez fue.

Hasta que llegó él.

A José Mourinho se le deben agradecer muchas cosas, pero habría que haberle hecho un monumento cuando se atrevió a dejar constancia de que Sergio Ramos era un lateral vulgar que podía convertirse, sin embargo, en el mejor central del mundo. Lo recolocó en el centro como había hecho Caparrós en Sevilla y consiguió algo todavía más importante: que Sergio se sintiera importante ahí. Mourinho armó una pareja letal en la defensa, ese Pepe-Ramos que todavía sigue siendo indiscutible y que después mejoraría con el fichaje de un Varane no menos inmenso. Le dio galones de capitán, le hizo ver que podía aprovechar mejor su capacidad táctica y su poderío físico que su técnica. Le enseñó que con colocación y disciplina podía llegar a ser el número uno del mundo y, en esos tres años de Mourinho, lo fue. Sin ninguna duda.

Las temporadas del Sergio central han sido, con todo convencimiento, las mejores de su carrera. A nadie se le escapa nombrarlo si tiene que enumerar a los cinco mejores en su puesto y no es casualidad que, desde el año de la llegada del portugués, Sergio Ramos haya sido un fijo en el once ideal de la FIFA en todas y cada una de las galas que se han celebrado. Como central, el '4' es una brutalidad, como '2', Sergio es uno más.

Después vino Ancelotti y, como gran entrenador que es, supo aprovechar la base del trabajo de su antecesor. Carlo sólo tuvo que volver a recolocar a Pepe, extirpado por el anterior míster, y comenzar a apuntalar el techo del equipo con una chimenea galesa que acababa de llegar. Eso, y la pacificación a una plantilla en pie de guerra, le llevó a ganar una Champions que hacía demasiados lustros que se esperaba.

 

Sin embargo, las lesiones han tenido que llevar al italiano a hacer lo que, quizá, menos sabe hacer: recolocar las piezas en el tablero. Modric, James, Benzema, Bale… todos ellos han ido entrando y saliendo paulatinamente, lo que ha llevado a tener que, obligatoriamente, reconducir la situación de una plantilla que tenía perfectamente claro dónde jugaban y cómo jugaban. En unos casos, como el de Di María o Isco, el resultado ha sido impecable y su rendimiento estuvo acorde a lo esperado, en otros, como en el de Sergio Ramos de mediocentro, el experimento ha sido un rotundo fracaso.

Me pareció un error colocarlo ahí frente al Barça y me lo volvió a parecer frente al Atlético de Madrid, aunque en ese partido el resultado fuese propicio. Ayer, en la tercera intentona, Ramos resbaló en cada una de las acciones y lo hizo por la misma sencilla razón por la que lo hacía en su tiempo de lateral: porque a pesar de tener la calidad del mejor delantero centro, tiene la cabeza de un pre benjamín que tiene madera de portero y se empeña en ser extremo.

Sergio quiere hacer los cambios de sentido de Xabi Alonso, los regates de Cristiano, los taconazos de Benzema y los centros de James… y no sabe hacer nada de eso. A mí se me enciende el alma cada vez que lo veo tirar una falta y se me enerva el corazón cuando se adueña del balón para tirar un penalti. Ramos tiene el peor problema que puede tener un central y que no es otro que, siendo eso, defensa, sueña con convertirse en un nueve puro.

Con un porcentaje anotador superior al de Iniesta (tampoco es que eso sea, visto lo visto, demasiado) al segundo capitán del Madrid le encanta el sonido del flash de las cámaras, le apasiona el éxtasis del gol y le entusiasma saberse protagonista de la victoria como ya lo fuese en Múnich o en Lisboa. Es un rematador nato y eso el Madrid lo ha sabido rentabilizar al máximo, pero nada más. Decía mi padre que uno tiene que saber cuál es su principal virtud y exprimirla al máximo, que más vale ser el mejor en una cosa que bueno en muchas y, en esta vida, no hay certeza mayor.

Sergio Ramos es uno de los mejores centrales de la última década y también es un lateral mediocre y un centrocampista del montón. Por eso, Sergio Ramos tiene que saber que su sitio es capitanear al Real Madrid desde precisamente eso, su lugar. Darse cuenta de que su aportación al equipo es brutal cuando se encuentra concentrado y motivado en su posición ideal y que, cuando no lo está, es el conjunto el que se resiente. Pero, al igual que él, su entrenador tiene que ver que un jugador, sea quien sea, no puede jugar allá donde él considere oportuno, sino donde realmente sea útil al club. Porque no hay jugador más importante que el equipo y no hay equipo más importante que el Real Madrid. Y esa, quizá, sea la mayor verdad que puedan leer ustedes en el día de hoy.

 

Visto 2045 veces
Antonino de Mora

Nací madridista y periodista, estudié periodismo y llegué a ver lo que era y en lo que se ha convertido… Creo que sólo moriré madridista. Cuando uno acaricia la excelencia no puede conformarse con menos; eso, para mí, es ser del Real Madrid.

Inicia sesión para enviar comentarios

Opinión

  • ¡Qué malo es Benzema! +

    La salida de Morata del Real Madrid le ha venido de perlas a un sector del madridismo. Cada Read More
  • Se te acabó el tiempo, Cristiano +

    Ha pasado el tiempo suficiente para que un amplio sector del madridismo haya decidido dar por cerrada la Read More
  • ¿Te merece la pena salir, Álvaro Morata? +

    Múltiples noticias se escuchan sobre Álvaro Morata en estos días, el ariete del Real Madrid, a pesar de Read More
  • Bestia parda +

    Hoy es unos de esos días en los que me acuerdo, especialmente, de mi generación. Esa que ha Read More
  • Cibeles Shore +

    Tengo que confesarlo: me dan un asco tremendo las celebraciones en Cibeles. Pero asco con todas las letras, Read More
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Mis datos

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

a) Utilización de Cookies y Web Bugs por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan ¨Cookies¨, y otros mecanismos similares (en adelante, Cookies). Las Cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar las actividades del Usuario en una web determinada o en todas las webs, apps y/o servicios de las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING (en adelante, los Servicios). La primera finalidad de las Cookies es la de facilitar al Usuario un acceso más rápido a los Servicios seleccionados. Además, las Cookies personalizan los Servicios que ofrece las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, facilitando y ofreciendo a cada Usuario información que es de su interés o que puede ser de su interés, en atención al uso que realiza de los Servicios.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un Usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del Usuario. El Usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación de las Cookies enviadas por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING, sin que ello perjudique la posibilidad del Usuario de acceder a los Contenidos. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.

 

 

 

Los Usuarios registrados que se registren o que hayan iniciado sesión, podrán beneficiarse de unos servicios más personalizados y orientados a su perfil, gracias a la combinación de los datos almacenados en las cookies con los datos personales utilizados en el momento de su registro. Dichos Usuarios autorizan expresamente el uso de esta información con la finalidad indicada, sin perjuicio de su derecho a rechazar o deshabilitar el uso de cookies.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING también utiliza Web Bugs, que son imágenes diminutas y transparentes insertas en los emails. Cuando el Usuario abre el email, esta imagen se descarga junto con el resto del contenido del email y permite conocer si un email concreto ha sido abierto o no, así como la dirección IP desde la que se ha descargado. Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan esta información para obtener estadísticas y poner realizar estudios analíticos sobre la recepción de sus emails por parte de los Usuarios.

 

 

 

b) Tipología, finalidad y funcionamiento de las Cookies:

 

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en Cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el Usuario cierra el navegador. Las segundas expiran en función cuando se cumpla el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el Usuario se mantenga identificado en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING) o bien cuando se borran manualmente.

 

 

 

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies puedes clasificarse de la siguiente forma:

 

 

 

COOKIES DE RENDIMIENTO: Este tipo de Cookie recuerda sus preferencias para las herramientas que se encuentran en los Servicios, por lo que no tiene que volver a configurar el servicio cada vez que usted visita. A modo de ejemplo, en esta tipología se incluyen:

 

 

 

  • Ajustes de volumen de reproductores de vídeo o sonido.
  • Las velocidades de transmisión de vídeo que sean compatibles con su navegador.
  • Los objetos guardados en el “carrito de la compra” en los Servicios de E-commerce tales como tiendas.

 

 

 

COOKIES DE GEO-LOCALIZACIÓN: Estas Cookies son utilizadas para averiguar en qué país se encuentra cuando se solicita un Servicio. Esta Cookie es totalmente anónima, y sólo se utiliza para ayudar a orientar el contenido a su ubicación.

 

 

 

COOKIES DE REGISTRO: Las Cookies de registro se generan una vez que el Usuario se ha registrado o posteriormente ha abierto su sesión, y se utilizan para identificarle en los Servicios con los siguientes objetivos:

 

 

 

  • Mantener al Usuario identificado de forma que, si cierra un Servicio, el navegador o el ordenador y en otro momento u otro día vuelve a entrar en dicho Servicio, seguirá identificado, facilitando así su navegación sin tener que volver a identificarse. Esta funcionalidad se puede suprimir si el Usuario pulsa la funcionalidad “cerrar sesión”, de forma que esta Cookie se elimina y la próxima vez que entre en el Servicio el Usuario tendrá que iniciar sesión para estar identificado.

 

 

 

  • Comprobar si el Usuario está autorizado para acceder a ciertos Servicios, por ejemplo, para participar en un concurso.

 

 

 

Adicionalmente, algunos Servicios pueden utilizar conectores con redes sociales tales como Facebook o Twitter. Cuando el Usuario se registra en un Servicio con credenciales de una red social, autoriza a la red social a guardar una Cookie persistente que recuerda su identidad y le garantiza acceso a los Servicios hasta que expira. El Usuario puede borrar esta Cookie y revocar el acceso a los Servicios mediante redes sociales actualizando sus preferencias en la red social que específica.

 

 

 

COOKIES DE ANALÍTICAS: Cada vez que un Usuario visita un Servicio, una herramienta de un proveedor externo (Omniture, Netscope, Comscore y similares que podrán añadirse a este listado en caso de que varíen en relación con los actuales) genera una Cookie analítica en el ordenador del Usuario. Esta Cookie que sólo se genera en la visita, servirá en próximas visitas a los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING para identificar de forma anónima al visitante. Los objetivos principales que se persiguen son:

 

 

 

  • Permitir la identificación anónima de los Usuarios navegantes a través de la “Cookie” (identifica navegadores y dispositivos, no personas) y por lo tanto la contabilización aproximada del número de visitantes y su tendencia en el tiempo.
  • Identificar de forma anónima los contenidos más visitados y por lo tanto más atractivos para los Usuarios
  • Saber si el Usuario que está accediendo es nuevo o repite visita.

 

 

 

Importante: Salvo que el Usuario decida registrarse en un Servicio de DIGITAL SPORTS CONSULTING, la “Cookie” nunca irá asociada a ningún dato de carácter personal que pueda identificarle. Dichas Cookies sólo serán utilizadas con propósitos estadísticos que ayuden a la optimización de la experiencia de los Usuarios en el sitio.

 

 

 

Más información sobre la política de privacidad de estas herramientas en:

 

 

 

 

COOKIES DE PUBLICIDAD: Este tipo de “Cookies” permiten ampliar la información de los anuncios mostrados a cada Usuario anónimo en los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING. Entre otros, se almacena la duración o frecuencia de visualización de posiciones publicitarias, la interacción con las mismas, o los patrones de navegación y/o comportamientos del Usuario ya que ayudan a conformar un perfil de interés publicitario. De este modo, permiten ofrecer publicidad afín a los intereses del Usuario.

 

 

 

COOKIES PUBLICITARIAS DE TERCEROS: Además de la publicidad gestionada por las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING en sus Servicios, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen a sus anunciantes la opción de servir anuncios a través de terceros (“Ad-Servers”). De este modo, estos terceros pueden almacenar Cookies enviadas desde los Servicios de DIGITAL SPORTS CONSULTING procedentes de los navegadores de los Usuarios, así como acceder a los datos que en ellas se guardan.

 

 

 

Las empresas que generan estas Cookies tienen sus propias políticas de privacidad. En la actualidad, las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING utilizan la plataforma Doubleclick (Google) para gestionar estos servicios. Para más información, acuda a http://www.google.es/policies/privacy/ads/#toc-doubleclick y a http://www.google.es/policies/privacy/ads/

 

 

 

c) Cómo deshabilitar las Cookies y los Web Bugs en los principales navegadores:

 

Normalmente es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un Servicio en particular.

 

 

 

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentra en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador. Asimismo, puede configurar su navegador o su gestor de correo electrónico, así como instalar complementos gratuitos para evitar que se descarguen los Web Bugs al abrir un email.

 

 

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING ofrecen orientación al Usuario sobre los pasos para acceder al menú de configuración de las cookies y, en su caso, de la navegación privada en cada uno de los navegadores principales:

 

 

 

  • Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

 

  • Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

 

  • Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración de contenido.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

 

  • Safari: Preferencias -> Seguridad.

 

Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

 

 

 

d) Qué ocurre si se deshabilitan las Cookies:

 

Algunas funcionalidades de los Servicios quedarán deshabilitados como, por ejemplo, permanecer  identificado, mantener las compras en el “carrito de la compra” en un Servicio de e-commerce, recibir información dirigida a su localización o la visualización de algunos vídeos.

 

 

 

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD / COOKIES:

 

Las Webs de DIGITAL SPORTS CONSULTING pueden modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

 

 

 

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de Cookies, se comunicarán a los Usuarios bien mediante la web o a través de correo electrónico a los Usuarios registrados.