Imprimir esta página
Lunes, 24 Abril 2017 05:31

La contracrónica: Ahí arriba nos necesitan

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Yo, que estoy deseando ahora mismo que la tierra tire de mí hacia abajo y me esconda eternamente, no voy a tener el morro de venir aquí a levantar el ánimo a nadie. Estoy completamente roto, como cualquiera al que le gusta el fútbol y le toca vivir una crueldad como la de ayer en el Bernabéu. No hay ninguna sola persona que ame este deporte que no haya sentido lo que nos ha tocado sentir hoy a los que, de pequeños, pronto o tarde, gritamos al cielo: "Yo voy a ser del Real Madrid”" Es duro, durísimo, pero os digo una cosa: los 19 equipos que compiten con nosotros en la Liga, sin dudarlo, darían la mitad de su escudo por alquilarnos el piso que tenemos ahí arriba.

Como he dicho al principio, no vengo a motivar. No soy nadie para hacerlo. Eso sí, tampoco vengo a engañar. El piso en el que estamos por ahora sigue siendo cojonudo, pero obviamente ya no da tanto el sol como antes. Sin embargo, solo pido que no seamos tan cazurros de esperar a que los rayos de luz entren solos de nuevo. Hay que tener los cojones suficientes de buscarlos, de atraparlos, de inyectárnoslos de nuevo como si fuera heroína. ¿Cómo? Pues yendo este miércoles, que es ya mismo, a Riazor. Ni ayer éramos dioses ni hoy somos trozos de mierda. Lo único que hay que ser ahora, porque es lo que toca, es mejor que los 6 rivales que nos quedan. Si lo somos, lo de hoy quedará como un triste verso y no como el principio del 'best seller' más triste jamás escrito.

Repito: es duro, durísimo, y más cuando te toca sentir a ti un dolor que normalmente provocas tú. Ver a tu máximo rival con tu superpoder es morir un poco, pero solo queda levantarse, que en el suelo se está muy incómodo y ahí arriba nos necesitan.

Visto 1118 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Abril 2017 05:35
Eloy Lecina

El mundo necesitaba a alguien que hiciera que las letras se concediesen bailes. Esa tarea me fue encomendada y para llevarla a cabo con éxito decidí sumergirme en un aprendizaje constante. Barcelona es mi escuela, el blog ‘Condenado a la Excelencia’ mi tutor y la chuleta que hace que el movimiento pélvico de las palabras sea seductor y fascinante, el Real Madrid. 

 

Sitio Web: condenadoalaexcelencia.blogspot.com.es/
Inicia sesión para enviar comentarios