Imprimir esta página
Domingo, 23 Diciembre 2012 16:49

Ni Special ni One

Escrito por 
Valora este artículo
(12 votos)

Sólo un triste y decadente iluminado que, una vez perdido el liderazgo que durante largo tiempo instauró en lo que ha acabado por convertirse en un insoportable y agotador régimen de terror, escenifica su último delirio llevándose por delante a Iker Casillas. Una forma grotesca de querer pasar a la posteridad con ese puño de hierro que un día de estos acabará en su propio mentón para dejarle K.O. Mourinho caerá. Lo hará tarde o temprano. Mientras tanto... más cadáveres.

Ha acabado por creerse el tal Mourinho ese papel divino de salvapatrias que su disparatada "yihad" ha jaleado durante este período. Ahora, convencidos muchos de ellos del indiscutible desplome al que su intocable entrenador ha llevado al Real Madrid, gritan desesperados en una alucinante pirueta para proclamar el fin del mundo sólo porque el Gran Líder es incapaz de asumir su fracaso. Alucinante y ridículo. Como las explicaciones del entrenador con "alma de navegante portugués" cuyas decisiones han acabado por convertir el vestuario blanco en un manicomio futbolístico que deja un rastro tan absurdo como la disposición mourinhista del Madrid durante los últimos finales de partidos en los que sólo le ha faltado repartir camisas de fuerza.

En este clima de tensión amenazadora por parte de Mourinho y su gente, esos que le dicen al periodismo  "a su manera" que no conviene alejarse de los mandamientos "yihadistas", el madridismo se pregunta por el tipo de respuesta institucional que conviene ante esta cascada de órdagos. ¿Hay que prescindir de Mourinho? Y por qué no. ¿Qué va a hacer Mourinho hasta el final de temporada sino elevar la temperatura de vestuario y club hasta conseguir que todo salte en mil pedazos?

En una entrevista concedida hace unos meses a la televisión portuguesa SIC, Mourinho decidió que era momento de cambiar su propia historia y, a su manera, se cambió el mote: "En Inglaterra fui presentado como Special One. Gracias a Dios las cosas han marchado bien y, te guste o no,  soy el único que ha ganado el campeonato inglés, el italiano y el español. Por lo tanto, más que Special One deben empezar a llamarme El Único (The Only One)" . Es evidente por tanto que ni tan siquiera el propio Mourinho se considera desde hace meses nada "Special". Y al parecer las cosas demuestran que tampoco es el "one".

Visto 12414 veces
Alfredo Duro

Lo importante no es el tamaño del perro en la pelea. Lo importante, lo verdaderamente importante, es el tamaño de la pelea en el perro. Y yo tengo muchas ganas de seguir ladrando.

Inicia sesión para enviar comentarios