Imprimir esta página
Jueves, 15 Diciembre 2016 20:16

DAR 81 - 68 RMB: El Madrid se sonroja en Estambul

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El Madrid cosechó una una inesperada y dolorosa derrota en Estambul ante el Darussafaka por 81-68. Los turcos llevaban cuatro derrotas consecutivas y tenían bajas para este partido. Tras ir ganando 19-29, con el partido bien encarrilado, el Madrid entró en colapso desde el minuto 15 y se vio superado ampliamente en ambos lados de la cancha. Wanamaker fue el verdugo del Madrid con 29 puntos. Una imagen la que dio el equipo que afortunadamente no es la habitual, pero que puede ser un toque de atención para los compromisos venideros.

El Madrid se presentaba con las conocidas bajas de Llull y Thompkins a las que se unía la ausencia de Randolph, un jugador que poco a poco se estaba convirtiendo en una pieza importante en los esquemas de Laso. Sin embargo, no es excusa para dar la impresión de un equipo ramplón y vulgar que se ofreció en el Volkswagen Arena. Tras el comienzo del partido, apenas jugados unos segundos, el partido estuvo parado por un problema con el marcador.

En cuanto al partido en sí, primeros instantes de igualdad, caracterizado por el dominio del rebote ofensivo del Madrid pero con un abuso del tiro de tres, sin éxito, que iba a lastrar a los blancos en los 20 primeros minutos del partido. Tras el ecuador del primer cuarto, el partido seguía moviéndose en unos guarismos de igualdad. Con el 10-7 en 5 minutos, el Madrid convierte un parcial de 0-11 con una poderosa pareja interior formada por Ayón y Reyes. Sin embargo, tras el 12-20, los turcos se aproximan al marcador dejando la diferencia en 3 puntos tras un triple postrero del ex ACB Bertans.

En el segundo cuarto, una repetición del primero. Cuando el Madrid, consigue otro parcial interesante que le vuelve a desmarcar de los turcos (21-29), los otomanos consiguen en 7 minutos hasta el descanso un fabuloso parcial de 16-2. El Madrid se ve lastrado por la poca fluidez ofensiva. En el descanso, los blancos llevaban un 2/13 en triples. Además de ocho pérdidas, provocadas por el cambio de defensa turca que sorprende al Madrid. A pesar de un par de tiempos muertos, Laso se ve incapaz de parar la iniciativa del partido que es claramente local. El Madrid se queda estancado ofensivamente y además se ve superado claramente en defensa. Con el 35-31 se llega al descanso. Erden (5 puntos y 4 rebotes) y Clybyrn (7 puntos y 3 rebotes) los mejores por los locales. Por el Madrid Ayón (8+6), Reyes (7+4) y Doncic (5 asistencias y 6 rebotes pero 0 puntos).

En la reanudación, más de lo mismo. El Madrid sigue grogui, desplazado del partido, no se encuentra para nada cómodo dentro del mismo. Los turcos amplían más su ventaja, y no hay jugadores blancos que den un paso al frente. En el minuto 27, los de David Blatt consiguen la máxima ventaja con el 46-35. A pesar del cambio zonal del Madrid, los turcos reaccionan con dos triples consecutivos (52-39) y la sensación de que la derrota estaba cercana. Cinco puntos consecutivos del Madrid, entre ellos un triple sobre la bocina de Doncic, acerca al Madrid al 52-44. Solo perdían por ocho pero daba la impresión de que era mucho mayor la desventaja.

Al comenzar el último período, antideportiva pitada a Rudy. Los problemas se acumulaban por momentos. El Madrid se pone en bonus en el minuto 32, con todo un mundo por delante. En el marcador seguían mandando los turcos. 63-48 tras dos triples de Wanamaker. La defensa local era sin lugar a dudas mucho mejor que la del Madrid. Reyes y Hunter eran los únicos jugadores que pasaban de 10 puntos, un detalle muy revelador. De aquí al final del partido, lo más destacado es que Wanamaker batió su récord personal en Euroliga (29 puntos). Los turcos llegaron a ganar por 22 (81-59). El Madrid maquilló el resultado dejando el marcador final en 81-68. Ahora toca levantarse y confiar en este gran equipo pese a su colapso en Estambul.

Visto 682 veces
Alberto García

Perteneciente a la gran cosecha del 72, salido del colegio, que no de la cantera, del San Viator me contagié del baloncesto por mis hermanos mayores. Fui uno de los que pasaron las noches en vela viendo a la selección española en ese verano mágico de los Ángeles 1984. Bastante malo como jugador, lo compenso con mi afición al Real Madrid. Gran seguidor de los Golden State Warriors, admirador de Chris Mullin. Diplomado en Trabajo Social y Licenciado en Ciencias del Trabajo. Pasé un año de mi vida en Irlanda intentando mejorar mi inglés. Estuve también 5 años trabajando en Europ Assistance. Funcionario de carrera de la Comunidad de Madrid desde 2005, sirvo con dedicación y ahínco al ciudadano de a pie.

Inicia sesión para enviar comentarios