Imprimir esta página
Martes, 05 Noviembre 2013 21:19

JUV 2 - 2 RM: Naranja amarga

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Fue naranja amarga, al que sólo le faltaba la raya porque los dos latigazos que luce el peinado de Cristiano en sus costados no valen. El Real Madrid, tras un primer tiempo deplorable, logró arañar el puntito que parecía valer para estar en octavos ante la Juve (2-2), pero el equipo osciló entre lo que parecía una derrota contundente e inapelable y tuvo la victoria en su mano, aunque dos errores de Raphäel Varane lo hicieron imposible. El Real Madrid sigue siendo indescifrable, o el espanto del primer tiempo o el equipo con dinamita de la segunda. El día que se aclare, será un milagro.

Sorprendió el once que dispuso sobre el campo Ancelotti, con Ramos de lateral derecho para intentar solucionar los problemas defensivos de los blancos que tanto quedaron de manifiesto ante Sevilla y Rayo. Pero el sevillano, que atraviesa una etapa horripilante, no fue sino un nombre más de la trituradora de defensas en que se ha convertido el Real Madrid esta temporada. Ramos, extremadamente nervioso, no dio una a derechas durante la primera parte (aunque mejoró mucho en la segunda) y entre Varane, Pepe y Casillas (dos magníficas paradas en la primera parte, dignas del mejor Iker) consiguieron evitar la borrachera futbolística del internacional español.

El Madrid, que empezó bien favorecido por la decisión de Conte de esperar a los naranjas en su campo, se hundió como en Vallecas en cuanto la Juventus adelantó la línea de presión. Con los tres de arriba turnándose en la vigilancia sobre Pirlo, eran Pogba, Vidal y Tévez los que más quebraderos de cabeza creaban en la zaga blanca, que bordeó el ridículo en numerosas ocasiones pero que milagrosamente no encajaba goles. Con el centro del campo del Madrid inexistente, Khedira y Alonso no olían una y Modric era incapaz de hilvanar una jugada, que llegara el gol de los locales era cuestión de tiempo. Y llegó por el primer error en el partido de Raphaël Varane: la inexperiencia le jugó una mala pasada y se fue al suelo en una jugada en la que debía haber aguantado en pie. Penalti o no, porque cuanto menos fue dudoso, el chileno Vidal no perdonó: 1-0.

El gol, curiosamente, espoleó al Madrid. En los tres minutos de primer tiempo que faltaban el equipo pareció salir del exprimidor y rondó, por fin, el área de Buffon. Pero no fue hasta el arranque del segundo tiempo cuando por fin logró batir al meta juventino: sensacional asistencia de Benzema a Cristiano y ronaldo que una vez más no perdona. El tanto fue un mazazo para la Juventus, que de repente se deshilachó: primero Xabi Alonso estrelló un zurdazo en el larguero y luego Bale armó su pierna izquierda, pese a los desgarradores aullidos de dolor provocados por la hernia, y anotó el 1-2. Todo eso en ocho minutos y con la Juve completamente groggy.

Lo más difícil parecía hecho, la maldición de Turín que duraba 51 años a punto de caer... Pero no era el día. Cáceres, enmendando su terrorífico error en el gol de Bale, metió un gran pase al área blanca, Casillas se quedó bajo la portería al refugio del larguero y Varane, otra vez él, perdió la marca de Llorente más preocupado de agarrar que de despejar. El riojano no falló: 2-2. Tocaba volver a remar.

Pero no hubo nada que remar: la Juve, más necesitada, vio morir el partido en el área de Casillas, mientras que el Madrid confió todo a la velocidad de sus contras, aunque sin tino para volver a poner en apuros a Buffon. El punto, sí, parecía valer, aunque matemáticamente no es así: los octavos son casi una realidad salvo hecatombe y las dos jornadas de liguilla de Champions que quedan son un mero trámite. Cuando el invierno toque a su fin, tal vez la naranja se haya convertido en dulce. Porque este amargor comienza a ser insoportable.

Visto 4915 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios