Imprimir esta página
Miércoles, 05 Febrero 2014 20:19

RM 3 - 0 ATM: El Madrid ya tiene pelusa

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El Madrid ya tiene pelusa, sí. El partido que su afición reclamaba, un partido redondo en lo táctico, en la entrega, en el carácter y en el juego, por fin llegó. Y llegó en uno de los días marcados en rojo en el calendario. 3-0 al Atlético, un baño en todas las facetas de juego, un Madrid sólido como una roca, contundente cuando lo tenía que ser y jugando, sí, muy bien al fútbol y al otro fútbol. La final de Copa está a un paso.

El Real Madrid, por fin, demostró ser algo más que un proyecto de equipo. Ante el Atlético, el Madrid lució pelo en pecho y también en otras zonas menos pudendas, porque los blancos le ganaron el partido a sus rivales capitalinos en eso que tan bien manejan los de Simeone, el otro fútbol. Con Diego Costa emperrado desde el minuto uno en convertirse en el protagonista del partido a base de sus marrullerías, el Madrid no sólo no se amilanó, sino que les dio un baño en actitud, entrega, coraje y en manejo de esas situaciones.

Pepe, que se cargó con una tarjeta amarilla muy pronto y en una jugada en la que no tocó precisamente a Diego Costa, fue el encargado de comenzar a marcar territorio, seguido casi al unísono por Álvaro Arbeloa, que blindó su banda de manera excelsa y anduvo tocándole las narices al hispanobrasileño todo el partido empleando para ello todas las argucias posibles, y un Xabi Alonso que se partió la cara en el centro del campo desquiciando a los medios del Atleti y buscando premeditadamente el choque con los adversarios.

El Atlético, directamente, no existía sobre el campo, cada vez más retrasado sobre el césped. El primer tanto del encuentro, en una incorporación de Pepe que acbó con un disparo suyo desde fuera del área que tocó en Insúa y despistó a Courtois tras dos penaltis no señalados por Clos, uno en cada área y con Arbeloa de protagonista, terminó de desquiciar a los rojiblancos, que cuando quisieron reengancharse al partido ya no es que no tuviera posibilidades de alcanzar la tostada, es que el Madrid se la había desayunado junto con dos cafés con leche.

En eso de comerse la tostada tuvieron mucho que ver Di María, que celebró la titularidad marcándose un partido de esos tan suyos, dando la sensación de que iba a agonizar en cualquier carrera pero estando en absolutamente todos lados y dotando al partido de un caos igual de desesperante que necesario, y un Jesé que volvió a dejar hechuras de que merece, ya, todo: el canterano no es que esté tirando la puerta abajo, es que ha entrado hasta el dormitorio, te ha sacado a empujones de la cama y está acostado con tu señora fumándose un puro: otro gol y en otro partido de los grandes.

El 2-0 parecía renta suficiente y el Aleti, por fin, enseñó las uñas en ataque. Sirvió de poco: Modric sacó bajo palos un cabezazo de Godín y casi a renglón seguido Di María, empalando un balón rechazado desde fuera del área, engatilló el 3-0 después de que su remate volviera a tocar en un adversario, en este caso Miranda. Con la goleada, el Bernabéu fue un clamor a favor de Pepe, que cuajó un partido sensacional, arriba (tuvo una clara ocasión para marcar el segundo de su cuenta) y abajo, inexpugnable por tierra, mar y aire.

La final de Copa está ahí al lado. El Madrid, aunque parezca que no lo hacía, sí que pita. Y ya tiene pelusa. Paso al Rey.

Visto 867 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios