Imprimir esta página
Sábado, 02 Agosto 2014 21:56

MANU 3 - 1 RM: El Madrid siembra de nubes el futuro

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

El Madrid sembró de nubes, de momento grises con tono plomizo, la temporada. Sí, no estaba Kroos, no estaba James, no estaba Varane, no estaba Benzema, quizás no estuvieron Khedira y Di María, quizás tampoco estuvo Keylor. Pero los de Ancelotti cayeron derrotados (3-1) con toda justicia ante el Manchester United dando una imagen indigna del campeón de Europa. Los errores de Casillas, el ataque de entrenador de Ancelotti y el mal partido en general del equipo, del que se salvaron pocos, dejan a los blancos caminando por el alambre a nueve días del primer título oficial del curso, la Supercopa de Europa ante el Sevilla, en Cardiff.

El Madrid del primer tiempo, debido al ataque de entrenador de Carlo Ancelotti, fue un auténtico disparate, con Dani Carvajal de extremo derecho de arranque pero desplazándose en ocasiones incluso a la posición de delantero centro. Pero eso no fue lo peor, ni mucho menos. Lo peor fue que el sistema de Van Gaal, el 3-5-2 que ya empleó con Holanda en el Mundial, provocó que el Madrid se atragantase y fuera incapaz siquiera de pisar el campo rival.

La moda vangaaliana, a la que se van a sumar varios equipos esta temporada (entre otros, el Bayern de Guardiola), tiene visos de haber venido para quedarse. Con dos delanteros puedes jugar a la contra si es necesario, pero es que apenas hace falta: el control de todo lo que sucede en el centro del campo es total; la presión sobre la zaga rival, asfixiante; la superioridad por banda, insultante. El Madrid fue un guiñapo en manos de los Diablos Rojos.

Con Xabi y Arbeloa a un nivel bajísimo, con Carvajal desdibujado, con Modric e Isco desaparecidos y con Illarra achicando agua pero igual de tímido que siempre, el Madrid sólo podía acogerse a las cosas de Bale, y no precisamente a su hernia. El galés fue el único capaz de crear peligro en el área de De Gea: forzando el penalti que supuso el momentáneo 1-1, con una sensacional chilena que atajó el portero de manera espectacular y creando un par de ocasiones por banda gracias a su descomunal potencia que sus compañeros no acertaron a rematar.

La salida de balón fue un dislate. Alonso, de nuevo empotrado contra los centrales, no fue capaz de sacar el balón limpio. Illarra lo intentó, pero da para lo que da, mientras que Modric apareció poquísimo, aunque cuando lo hizo al menos el Madrid lograba estirarse. Atrás, Pepe salvaba los muebles una y otra vez, mientras Nacho cumplía con creces como lateral izquierdo. Ramos, que parece empezar el curso igual que comenzó el pasado, desconectado, y Arbeloa, completamente transparente, no les ayudaron nada.

Queda Casillas, claro. Que tuvo un primer tiempo espantoso: dos remates del United, dos goles. El primero, al no cubrir el primer palo en un remate de Young después de que el carrilero inglés arrancara desde la derecha del capitán. El segundo, al tragarse un centro chute del propio Young que no remató Rooney y acabó colándose en su portería. El debate no sólo no se ha aplacado, sino que sigue aumentando.

En la segunda mitad, el carrusel de cambios del United ayudó al Real Madrid a dominar en parte el juego. Bale, siempre Bale, estrelló una falta contra la base del poste de De Gea, De Tomás dispuso de una buena ocasión de cabeza y los blancos al menos vieron de cerca la portería de su rival, pero los de Van Gaal se defendían como gato panza arriba.

A ello contribuyó la marcha de Xabi Alonso del campo: Illarra quedó como medio centro puro y no como interior y ahí, justo ahí, es de largo donde mejor rinde. El Madrid lo notó para bien, igual que el hecho de que Isco se trasladara al centro del campo. Fueron los mejores minutos de los blancos, que incluso se permitió darle unos minutos a Cristiano Ronaldo pese a que la consigna médica era que no lo hiciera. Pero un nuevo error de Casillas, saliendo tarde y de espaldas a una llegada de Chicharito, permitió que los Diablos Rojos dieran cerrojazo al partido. 3-1, el Madrid que plagó el partido de dudas. Qué digo el partido. Plagó el futuro de dudas.

La ficha del partido

3 - Manchester United: De Gea; M. Keane, Jones, Evans (Blackett 46’); Valencia (Lindegaard 63’), Herrera (Cleverley 46’), Mata (Kagawa 63’), Fletcher, Young (Shaw 46’); Rooney (Chicharito 63’) y Welbeck (Zaha 42’).

1 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa (Cristiano Ronaldo 74’), Pepe, Ramos, Nacho; Illarra, Xabi Alonso (De Tomás, 60’), Modric; Carvajal, Isco y Bale.

Goles

1-0 (21’). Young; 1-1 (27’): Bale, de penalti. 2-1 (38’): Young; 3-1 (80’): Chicharito.

Árbitro: Hilario Grajeda. Amonestó a Arbeloa (30’) y a Isco (68’).

Incidencias: Michigan University Stadium. Lleno a reventar, 109.318 espectadores, récord absoluto para un partido de soccer en Estados Unidos. Césped en mal estado.

Visto 1595 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios