Imprimir esta página
Miércoles, 25 Marzo 2015 05:40

Objetivo: matar a Bale

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Es el nuevo muñeco del pimpampún. Gareth Bale aún debe andar preguntándose qué demonios le sucede a una buena parte de la Prensa española para haberse convertido en el trasero de Florentino Pérez, la parte de la anatomía del presidente madridista a la que aporrean sin cesar porque eso de ir de frente contra el presidente madridista lo tienen atravesado. Esta insufrible semana de parón de selecciones, justo tras el Clásico, servirá para que sus posaderas vuelvan a ponerse moradas de tanta coz recibida. Y mientras, el galés no tiene un reproche público.

Es una situación que no por dejar de repetirse cíclicamente, el que la Prensa menosprecie fichajes del Real Madrid, deja de sorprender. Y más aún que Bale sea criticado tras el Clásico. Vale que el galés no atraviesa un momento excesivamente acertado en cuanto a los resultados, pero su compromiso está fuera de toda duda. En el Camp Nou, Bale fue el segundo jugador del Real Madrid que más kilómetros recorrió sobre el campo, sólo superado por Kroos, le fue anulado un gol por fuera de juego previo de Cristiano Ronaldo y gozó de un remate (el único que intentó durante el partido) que se le marchó fuera por centímetros.

Esos datos los conoce cualquiera que vio el partido. Pero además, Bale fue el segundo jugador que más pases que permitieron remates a puerta de sus compañeros dio en Barcelona, dos, sólo superado por los tres de Benzema. También fue el segundo futbolista que más duelos aéreos ganó en el Clásico, también dos sólo superado por los tres de Ramos. Sólo perdió un balón durante los 90 minutos, por los seis que perdió Benzema y los tres de Cristiano Ronaldo y Modric. Y defensivamente recuperó cuatro balones, más que Isco (3), Benzema o Pepe (3) y que Cristiano Ronaldo (0).

Su único déficit, que fue el jugador que menos visibilidad tuvo en el juego de su equipo: por él sólo pasó el balón en 40 ocasiones durante el encuentro (12 veces menos de las que pasó por los pies de Benzema y Cristiano, empatados con 52). Algo además que viene siendo una constante y que era aún más notorio con la ausencia de Modric: algunos compañeros no le encuentran y tampoco hacen demasiado por encontrarle.

Pero todos esos números dan igual. Hay un sector de la Prensa que ha decidido que Bale es el culpable de todos los males del Real Madrid, y no se le acusa de ser el causante de los dos goles del Barcelona de milagro. Y mientras, ahí sigue el galés: un año y medio largo jugando fuera de su posición, con la boca cerrada y dando el callo siempre. Aunque algunos prefieran pitarle a él y no a los que no le pasan un balón.

Visto 1922 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios