Imprimir esta página
Sábado, 05 Diciembre 2015 16:10

RM 4 - 1 GET: Un lindo gatito

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

El lindo gatito puso las cosas en su sitio, descerrajó dos arañazos al Getafe en el arranque del partido y dejó en nada la tan cacareda 'rebelión' del Bernabéu. El Madrid aplastó al Getafe (4-1), con doblete de Benzema y goles de Bale y Cristiano en una sensacional primera parte, dejando por fin encantado al público madridista, y decidió dormirse en el segundo, ya con 4-0 en el marcador, provocando de nuevo el cabreo de sus aficionados. La doble cara del Madrid habitual de este curso, pero esta vez sí estaba permitido: había un colchón de cuatro goles de diferencia.

Esperaba el Real Madrid a un público de uñas tras lo acontecido en los útimos quince días debido al cacareo de los de siempre, pero no fue para tanto. Hubo pitos cuando se nombró a Cheryshev (al que parte de la afición señala como culpable por lo de Cádiz) y a Rafa Benítez, algo esperado tras el 0-4 del último partido en el Bernabéu. Y tres, exactamente tres, amagos de "Florentino Dimisión", que arrancaron con fuerza pero fueron en todas ocasiones acallados por la pitada del resto del público. Como tampoco estaba el Bernabéu como una olla a presión contra los suyos, el equipo pudo por fin dedicarse a lo que sabe, a jugar, y no a ser dejar que su propia afición le desplume y le escalde. Y cuajó un primer tiempo más que notable gracias sobre todo al buen partido de dos que andan esta temporada bajo la lupa: James y Benzema.

El primero, incrustado en el trivote del centro del campo, le dio su habitual dinamismo al equipo blanco, mucho más hábil en la salida de balón que en anteriores partidos. El colombiano pierde muchísima presencia de cara al gol si le apartan de la banda derecha, pero en el medio ayuda a que el equipo se organice, tenga presencia y no se descomponga. Le pongan donde le pongan, si quiere jugar hace mucho mejores a sus compañeros. Lo mismo que le sucede a Benzema: el francés se disfrazó de lindo gatito en un momento en el que Piolín, con su tipito divino, trata de acorralarle antes de que la justicia se pronuncie. Y el lindo gatito sacó las garras, despedazó al Getafe con dos goles de nueve puro en los dieciséis primeros minutos y acabó con todos los debates en un maullido.

El resto del partido parecía que iba a ser coser y cantar: marcaron Bale y Cristiano Ronaldo para confirmar que la BBC ha dejado de emitir en pruebas y vuelve a la programación en 4k, y aquello era una sucesión de ocasiones sobre la meta de Guaita mientras Keylor, aparte de llevarse algún que otro cacharrazo en un centro aéreo, no tenía trabajo. El Madrid presionó, se juntó, se sacrificó (excepcional Lucas Vázquez en su nueva demarcación de lateral derecho), se mostró como un equipo solidario al fin, al menos en el primer tiempo. Y eso, claro, lo agradece cualquiera.

No fue así en la segunda mitad, sin embargo. Aún menos después de que Modric saliera del campo, porque el Madrid se descuadernó. Los de Benítez decidieron desconectarse del partido, bajar una marcha y ponerse a contemporizar mientras miraba el patido con la misma intensidad con la que tu vecino se echa la siesta. Y el público no se lo perdonó, porque pitó, pese al resultado, al equipo, completamente aletargado en ese segundo acto, mostrando de nuevo esa doble cara que tanto preocupa a tantísimo aficionado blanco. El resultado tan holgado del primer tiempo evitó que, entonces sí, el Bernabéu se enfadara de verdad, aunque tras el gol de Alexis no tuvo reparos en mostrar su descontento.

En cualquier caso, las tres victorias seguidas fuera de casa, sumada a la del Getafe, y el Cherygate parece que han servido para que el morlaco blanco espabile ante las banderillas de fuego que lleva prendidas en el lomo, y se encargó de demostrarlo en el arranque del partido. El camino es ése y no el que aconteció tras el descanso. No hay mal que por bien no venga.

Visto 1180 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios