Imprimir esta página
Miércoles, 04 Enero 2017 21:56

RM 3 - 0 SEV: La flor resultó ser una apisonadora

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La flor no era tal, sino una apisonadora. El Real Madrid de Zinedine Zidane, tras un partido primoroso y casi perfecto, trituró al Sevilla de Jorge Sampaoli (3-0) en la ida de octavos de final de Copa del Rey, dejando prácticamente sentenciada la eliminatoria y haciendo aflorar la sensación de que la profundidad de la plantilla blanca es de tal calado que, pese a cualquier tipo de ausencia, con empeño, unión e intensidad quien esté enfrente va a saltar hecho pedazos. Y más si James, Modric y Marcelo, tres jugadores fundamentales, están de dulce.

La lista de ausencias madridistas ante el Sevilla era larguísima, y encima se palpaba en el ambiente cierto desencanto por la decisión de rotar a Ronaldo en este partido. Como su el equipo fuera a resentirse. También descansó Benzema, aunque él sí ocupó plaza en el banquillo. Con Bale lesionado, la BBC ejercía de espectadora. Y el Madrid, sin las tres letras más conocidas de su ofensiva, es otro cuando no juega. Con menos calidad, con menos gol, con menos virtuosismo, con menos potencia. Pero con más coordinación defensiva y como poco con las mismas ganas de ganar. Así que con esa otra cara B, igual de buena que la A aunque suene distinto, se planteaba el partido contra el Sevilla.

Pero apenas hubo partido (por no haber, no hubo siquiera pasillo del Sevilla al campeón del mundo, menudos modales) porque el Madrid fue infinitamente superior al equipo de Sampaoli, jugando casi con las mismas armas: una presión adelantadísima marcada por un Casemiro soberbio, capaz de rebañar ciualquier balón que sale de un rival y no lo hace perfecto. James, metidísimo tras su rajada japonesa, aprovechó una recuperación del brasileño para sacar su maravillosa zurda a pasear y marcar el 1-0 con el tiralíneas.

El Sevilla no era nada, salvo alguna acometida de un Correa desabastecido porque el centro del campo sevillista, incluido N'Zonzi, estaba siendo devorado por el madridista. Varane, de cabeza tras asistencia de Kroos de córner, hizo el 2-0 poco después en pleno baño blanco, dejando la eliminatoria en clara ventaja madridista. Los de Zidane controlaron entonces más el juego, importantísimo no encajar ante el cargadísimo calendario de enero, pero siguieron manejando el tempo y todo cuando sucedía sobre el verde a placer. Un penalti raro sobre Modric, que poco antes casi marca de chilena, permitió a James anotar un doblete y dejar todo visto para sentencia, 3-0, al borde del descanso.

En la segunda parte, el Madrid mereció más, pero Morata andaba peleado con el gol y las acometidas de un Marcelo desatado no encontraron acompañaminto arriba para redondear, aún más, el marcador. El 3-0 parece suficiente, pero queda la vuelta y hay que pelearla. Eso será el jueves de la próxima semana. Pero con un Madrid jugando a este nivel, al visto en la ida, es imposible temerle a nada. Porque este Madrid, jugando así, es una apisonadora.

 

Visto 943 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios