Imprimir esta página
Domingo, 12 Marzo 2017 21:30

RM 2 - 1 BET: Ramos regala el liderato a Raffaella

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Tuvo que ser Sergio Ramos, de nuevo salvador con un testarazo de esos de los suyos tras córner cuando la noche pintaba en bastos para el Madrid. Pero apareció la testa camera en el área del fondo sur del Bernabéu tras un partido extrañísimo, con Keylor Navas cometiendo una cantada espantosa, con Mateu Lahoz dando un concierto de pito desafinado escandaloso, con un Madrid que no juega a nada y con un Betis que volvió a demostrar que cualquier equipo bien organizado defensivamente se le atasca al Madrid de Zidane como una miga de pan de pueblo sin una cerveza que ayude a bajarla. El Madrid ganó 2-1, un gran regalo para Raffaella, la cumpleañera hermana de Neymar, y retoma el liderato liguero tras el pinchazo del equipo del brasileño ausente en Riazor.

Que el partido se tuviera que resolver en las postrimerías es algo que podría resultar inexplicable viendo la salida del Madrid, por fin decidido, acogotando al Betis en su área, yendo a por el gol y a por el liderato, todos a una. Con movilidad, con un Isco con todas las lucecitas encendidas, el equipo ataca fluido hasta que la JCM, la delantera James-Cristiano-Morata que se inventó Zidane, dejó de defender. Pero no un poco, no. Dejar de defender es no dar un paso ni siquiera al trote hacia atrás: sólo andando. Y no es la BBC, ni están agotados físicamente los recambios de Bale y Benzema, así que la única evidencia es que el que los tres delanteros no defiendan es, exclusivamente, un motivo táctico. Por lo que sea, porque cuando eso pasa el Madrid se deshace, más aún si no está Casemiro para ayudar a remar en aguas abiertas a los tres del medio.

La espalda de Ramos, ante la indolencia defensiva de un Marcelo que atraviesa un muy mal momento de forma (pese a la asistencia del 1-1), fue una autopista para el Betis, que empezó a llegar con peligro mientras Mateu comenzaba con su concierto de pito: un penalti no pitado sobre Morata y una expulsión perdonada a Keylor por una salida de esas suyas a cámara lenta y a ningún sitio. Navas lo agradeció cometiendo la cantada de la temporada en la acción siguiente: remate de Toni Sanabria blandito, mano derecha al balón, muy blanda, y años en sacar la izquierda para enmendar el error. Tardísimo y mal, porque no había solución. 0-1 y el público de uñas contra el tico, que sigue en cuesta abajo pese al paradón con el que terminó el partido, en la última jugada.

Pero volvamos al gol del Betis: destrozó al Madrid, algo impensable. El día que puedes dar un puñetazo en la mesa de la Liga, que un cubierto de postre esté sucio (el gol del rival) te desmonta toda la cena. El equipo tiró de su recurso más utilizado en esta etapa, el pelotazo a la olla, con balones bombeados, mientras Ronaldo y Morata naufragaban intentando pescar alguno e Isco cada vez se iba retrasando más intentando elaborar juego. Fue el único que lo intentó de todo el equipo, ante el apagón que ha llevado a las tinieblas el juego ofensivo de Modric.

Pero fue precisamente un balón desde un costado, aunque a media altura, el que llevó el empate al marcador: centro de Marcelo y Cristiano, en escorzo, cabecea con precisión. El primer tiempo echaba el cierre y todo apuntaba a que el Madrid saldría a comerse el mundo en la segunda, pero... Pero nones. El entrenador tardó siglos en mover el banquillo pese a la empanada, el centro del campo era incapaz de encontrar soluciones ofensivas salvo cuando Isco, cada vez más tapado, entraba en juego y no había apenas remate. Y si lo había, Mateu se inventaba un fuera de juego que no era y lo anulaba, que se lo digan a Cristiano. Así que todo quedaba supeditado a Sergio Ramos, que no falló: cogió el papel de envolver y un lazo y le hizo el mejor regalo de cumpleaños posible a Raffaella, la hermana de Neymar. Un beso, cuqui, ya tienes al de siempre liderando la Liga.

Visto 889 veces
Miguel Queipo de Llano

Estuve en Ámsterdam 98, París 00, Lisboa 14, Milán 16 y Cardiff 17; y además vi ganar 12 Ligas, 1 Copa del Mundo de Clubes, 1 Copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 9 Supercopas de España como espectador in situ. Por la tele han caído más. Y siempre con el señorío que me enseñaron los más grandes: Don Santiago, Don Alfredo, Juanito, Hugo Sánchez, Fernando Martín, Drazen Petrovic, Cristiano... Existen otros madridismos, y quizás mejores, pero el más divertido es éste.

@soymadridista

Sitio Web: www.soymadridista.com
Inicia sesión para enviar comentarios