Imprimir esta página
Sábado, 11 Octubre 2014 17:47

CAS 4 – 1 LEI: El Castilla está de vuelta

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El Real Madrid Castilla venció de forma plácida ante el Leioa en el Alfredo di Stéfano su segundo partido consecutivo, tras hacer lo propio la jornada pasada ante el Barakaldo, el líder de la categoría. Los goles corrieron de cuenta de Medrán, Narváez y Sergio Aguza por partida doble.

En una semana ‘rara’ en lo extradeportivo por la ya anunciada propuesta de la RFEF de inhabilitar a Zinedine Zidane, el Real Madrid Castilla confirmó las buenas sensaciones obtenidas en Barakaldo ante un débil rival como es el Leioa vasco. El partido, desde el comienzo, fue de completo dominio madridista, que contó con un excelso Jorge Franco Burgui en banda zurda y un Álvaro Medrán que lo hizo todo el tiempo que estuvo en el césped: robó, dirigió al equipo y anotó.

El partido se encarriló rápidamente para los intereses madridistas. Burgui y Noblejas, que fueron una pesadilla para el Leioa en banda izquierda, combinaron para que el segundo, desde línea de fondo, asistiera a un Álvaro Medrán que solo tuvo que empujar el balón para adelantar al Castilla en el marcador. La alegría y unión de los locales, que se fundieron en una piña, fue visible entonces, pues Zidane lo tiene claro: el filial solo podrá salir adelante y pelear por el ascenso con la unión y cohesión de todos los miembros de la plantilla, tanto suplentes, como titulares.

Tras la superioridad e inicio arrollador del Real Madrid Castilla, al Leoia le comenzaron a temblar las piernas y Burgui, que olió el aroma del miedo, se relamió. El extremeño, activo como un relámpago en el partido y dispuesto a recuperar el sitio que perdió en Barakaldo, comenzó a atacar la banda defendida por Garmendia, que no logró parar ninguna de sus acometidas. Tuvo tres ocasiones claras, la primera en el 15’, pero Iturrioz, el mejor de los vascos, atajó su disparo; después, en el 27’ y 29’ de partido, el habilidoso extremo zurdo llegó con peligro tirando peligrosas diagonales pero sus disparos se marcharon fuera. El exfutbolista del Diocesano estaba inmenso y sus compañeros entendieron que ceder el peso del partido en su banda y botas facilitaría mucho las cosas, y así fue. Burgui controló el balón desde la zurda, levantó la cabeza, aceleró y regateó a su par y esta vez, en lugar de disparar, asistió entre líneas a Juanjo Narváez que mató el partido con una bella definición en el que era su primer tanto oficial con el Real Madrid Castilla. A partir de este instante, los de David Movilla fueron un mero espectador en el verde de Valdebebas y se limitaron a observar con impotencia como los de Zinedine Zidane, que llegaban una y otra vez al área defendida por Iturrioz, amenazaban con una goleada. La ocasión siguiente más clara la tuvo Javier García Noblejas que no llegó a anotar por centímetros el 3-0 antes de concluir la primera mitad, tras un perfecto pase de la muerte desde la derecha de Álvaro Jiménez.

La segunda mitad del encuentro arrancó como terminó la primera, con gol madridista. Diego Llorente despejó desde la línea de defensa un balón que Juanjo Narváez, en su desconocida faceta de asistente, se encargó de prolongar a la perfección para que Sergio Aguza recogiera el testigo y no perdonara ante el meta blaugrana. La alegría, pese a todo y como viene siendo habitual en los partidos del Real Madrid Castilla no fue plena, pues el Leioa logró recortar distancias minutos después en una jugada muy tonta. Polanco centró desde la derecha, Diego Llorente y Jaime no consiguieron sacar el balón del área defendida por Rubén Yáñez y Abasolo, que con todo a placer, colocó el balón en el fondo de las mallas madridistas impidiendo una vez más, que el equipo más importante de 'La Fábrica' terminara con su portería a cero.

Tras el gol visitante, el Castilla instintivamente atrasó la línea y pasó sus peores minutos del partido. El Leioa controló por momentos la posesión, pero sus acometidas eran tímidas y estériles y no llegaron a crear sensación de posible remontada, pero el diablo sabe más por viejo que por diablo. El Castilla, sabedor de lo que significa que te remonten un partido plácido y ya ganado, certificó la victoria con el doblete de Sergio Aguza que de nuevo, tras centro de Burgui, remachó el balón a las redes del conjunto visitante firmando su primer doblete como jugador del Castilla en sus primeros dos goles de la temporada. Con esta victoria, el Castilla se coloca como 13º clasificado de su grupo en Segunda 'B' a cuatro puntos de puestos de ascenso.

Visto 1030 veces Modificado por última vez en Domingo, 12 Octubre 2014 00:37
Sergio García

Fútbol y periodismo, mis dos grandes pasiones en esta vida. Crecí escuchando al gran maestro Juan Manuel Gozalo y ahora disfruto viendo jugar a Cristiano 'el pavo real' Ronaldo. Los motes no eran el punto fuerte del bueno de Juanma. Cosecha del 93; casualidad o no, como el gol de la Décima.

Inicia sesión para enviar comentarios