Imprimir esta página
Martes, 07 Junio 2016 04:59

Todos los atropellos al Castilla en esta temporada

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Y en Lleida, una vez más, polémica arbitral desfavorable al Castilla, algo que ha sido una costumbre a lo largo de casi toda la temporada. Porque el filial madridista, primero con Zidane y luego, y con más virulencia, con Ramis en el banquillo, ha sido atropellado en numerosas ocasiones por los colegiados a lo largo del curso.

Tras el plácido 5-1 de la jornada inaugural ante el CD Ebro, los Cachorros no se esperaban la temporada arbitral que se les venía; ellos seguían con sus remontadas y haciendo los deberes. Tras cuatro jornadas dejándose puntos y dándonos algún que otro susto, las polémicas llegarían. Fue en el partido ante el Arenas en casa, a primeros de octubre, cuando el árbitro decidió expulsar inexplicablemente a Álex Salto en su debut. La primera amarilla fue por falta, la segunda se la inventó. Igual que ante el Lleida. Aún así, el Castilla ganó 1-0 y siguió su lucha por el liderato con el Barakaldo.

Dos jornadas después vendría una nueva decisión que dio de que hablar. En el partido ante el Socuéllamos (que finalizó con un 3-1 a favor del filial blanco) el colegiado ni pitó penalti después de que Febas recibiera una dura entrada por detrás. Durante todo el encuentro, los madridistas fueron sometidos a patadas a destiempo y entradas durísimas sin que el colegiado hiciera otra cosa que nacionalizarse sueco. Al menos el Castilla sacó el partido adelante.

De nuevo, ante un rival fuerte como el Fuenlabrada vinieron los problemas. Con imprecisión en la portería defendida por Álex Craninx y varios errores en defensa, los nuestros se quedaron con 10 por la expulsión a José León por doble amarilla: un error infantil y parar un pase de los rivales con la mano. La jornada siguiente, ante un viejo rival como es el Guadalajara, el árbitro se comió un penalti a Tejero. El partido acabó 1-2 a favor de los nuestros. El arbitraje no ha sido justo con el Castilla y así se puede ver en cada ficha técnica. Ante el Gernika, el colegido no tuvo el mismo criterio a la hora de sacar las tarjetas. En Leioa, fueron ellos los que acabaron con diez aunque en el descuento, pues fue un asedio continuo de faltas.

Uno de los encuentros en las que las decisiones de los árbitros fueron clave fue en el Castilla 1-1 Talavera, en la que el colegiado dio la sensación de tener miedo a los rivales y no pitó dos penaltis por una zancadilla a Enzo y otra por una doble mano en el área rival. El primer partido que perdieron los Cachorros en Valdebebas también trajo polémica. Iban perdiendo 1-2 y, en la desesperación buscando el empate, el árbitro pitó un dudosísimo fuera de juego a Aleix Febas. Fue de las peores derrotas, aunque no iba a ser la más dolorosa, que llegaría en la siguiente jornada por un 4-0 frente al Socuéllamos, además de la soprendente expulsión de Lucas Torró y la lesión de Marcos Llorente. Y es que los Cachorros han recibido patadas de todos los colores, viendo cómo los colegiados miraban para otro lado, mientras que ellos sí veían alguna tarjeta roja a causa de faltas que a veces ni eran.

 

Los play-off merecen un capítulo aparte. El primer encuentro con el UCAM Murcia fue un combate de karate, con continuas faltas que el árbitro parecía no ver, o que pasaba en la cara de los jugadores. Con decir que perdonó tres expulsiones a los murcianos es suficiente. Es complicado jugar y querer mostrar tu habilidad cuando cada vez que recibes un balón te golpean, y eso les pasó a los nuestros. Es imposible jugar cuando están parando el partido cada dos por tres. Aunque cabe decir que los chicos estuvieron poco acertados en defensa y cometieron varios errores garrafales. Y en la vuelta más de lo mismo pero sumando pérdidas de tiempo por parte de los rivales cada vez que tenían la oportunidad. El encuentro acabó con la increíble expulsión a Álvaro Jiménez, uno de los jugadores más castigados por las patadas rivales, por la supuesta simulación de un penalti y por la sucesiva protesta, que le costó la doble amarilla.

El domingo, en Lleida, una vez más el colegiado influyó notablemente en el resultado, aunque los blancos estuvieron poco acertados en defensa. Álex Salto fue expulsado por pasar cerca de un rival y eso terminó matando a los de Ramis. También fue expulsado el segundo técnico, José Manuel Gil. Habrá que esperar al sábado a las 18:00 para intentar seguido luchando por el ascenso a Segunda División B, que con cada partido parece más difícil. Los árbitros se encargan de ello. El resumen es obvio: un equipo de toque, con jugones como Llorente, Odegaard, Álvaro, Febas, Cedrés, Lazo, Mayoral o Mariano, con defensas habitualmente limpísimos como Lienhart, Reguilón, Tejero, Fran, Héctor, José León o Álex Salto, suma seis expulsados esta temporada. Sus rivales, sólo cinco. Algo huele a podrido por las inmediaciones de Valdebebas.

 

Visto 1026 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Junio 2016 05:18
Ainhoa Heras

Estudiante de periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Desde un 30 de mayo de 1997, cuando mi padre ya me ponía la camiseta de Roberto Carlos, mi pasión es el Real Madrid. Algún día trabajaré para ellos y me dedicaré a la cantera.

Inicia sesión para enviar comentarios