Ese galés cabrón

0
-publicidad-

Y de repente la tierra tiembla cuando un pase entre líneas busca a esa bomba sin explotar que, al nombre de Gareth, revienta el Santiago Bernabéu sin que ninguno de nosotros adivine las consecuencias. Llevamos años y años acostados en la grada más noble del fútbol mundial. Y no es casualidad. Queremos a  un nuevo Gento. Hablamos entre nosotros de aquel extremo que vino de Santander para hacer historia y leyenda. ¿Dónde está el nuevo Paco Gento? ¿Te acuerdas del mejor extremo izquierdo de la historia? Un tío de Guarnizo que vio Bernabéu jugando en el Rácing de Santander y se imaginó que podía cambiar nuestra historia. Camiseta blanca y a correr como un cabrón para ponerle balones a Di Stefano. “Vamos a ganar la Liga y la Copa de Europa con estos dos cabrones”. Ése era el cabrón de Bernabéu. Ese fue el cabrón de presidente que se disparó desde la nada hasta el infinito del éxito. No éramos nadie. Un simple equipo del extrarradio de Madrid que se empeñó Bernabéu en convertir en el equipo de los trabajadores de la ciudad. ¡El equipo del pueblo! Ese fue el Real Madrid que quiso Bernabéu. ¡Ése es el Madrid que tenemos!

Nada resiste esa carrera que viene del Norte. Y no es el norte de España. Es el norte galés que, vestido de Bernabéu, revienta cualquier resistencia . No veremos ninguna potencia física como la de Gareth Bale. El único ser vivo capaz de respetar y mejorar la memoria de Paco Gento. El mejor extremo izquierdo que ha dado la historia del fútbol está orgulloso de ver como su banda es arrasada con esa descomunal trituradora que al nombre de Bale y del Real Madrid se lleva todo por delante. Corre, galopa y llega hasta el fondo del campo y el infinito sin que nadie del Madrid se pregunte por sus límites. Un par de imbéciles, plumíferos sin estilo, dijeron que no sabía jugar al fútbol. Gento, yo y mi padre coincidimos de vez en cuando en guardar y respetar la memoria con quien mejor nos la mantiene. Somos madridistas con mucha memoria. No habrá nunca mejor extremo que Gareth Bale. Ese es el legado de nuestro Paco Gento. El viejo Bernabéu nos vigila. ¡Menudo cabrón!

Compartir
Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here