Entrevista a Sergio Reguilón

0

Hoy tenemos como invitado especial a Sergio Reguilón, jugador del Real Madrid Castilla, actualmente cedido a la Unión Deportiva Logroñés que viene de anotar un gol en su último encuentro ante el Albacete. El sexto en tu cuenta particular que te sitúa como el segundo mejor goleador, ¿verdad?:

Sí, en efecto, fue mi sexto gol. La verdad es que estoy muy contento por como me están yendo las cosas personalmente, aunque echo en falta que el equipo vaya más como el año pasado.

 

Asumo de tus palabras que consideras que este es tu mejor año como jugador:

Mi año con el Juvenil A fue muy bueno, pero este año he cogido unos conceptos nuevos, principalmente por jugar algo más adelantado, de cara a llegar arriba, encarar, finalizar mejor…  y gracias a ello están llegado los goles. Creo que lo que estoy aprendido aquí me va a ser muy útil para mi futuro, así que estoy encantado.

 

Otra posición que te añadir a un catálogo de posiciones. Antes eras lateral y central, ahora también extremo.

Bueno, de central este año no he jugado ningún partido este año. Por el juego del equipo interesa tener centrales más altos y corpulentos aunque se puedan sacrificar otras cualidades. La verdad es que este año estoy jugando únicamente por la banda, y como he dicho, estoy encantado por como se está dando todo por aquí.

 

De tus palabras se nota un cariño importe al Logroñés, pero también a la ciudad de Logroño. ¿Qué me cuentas sobre ello?

La verdad es que esta ciudad es maravillosa, vivo genial, en una zona muy tranquila, y me dará mucha pena tener que hacer la maleta al final de temporada. La gente me quiere muchísimo, todo el mundo tiene siempre palabras de ánimo para mi. No me arrepiento de haber venido aquí.

Además, Las Gaunas es un campo espectacular. Ahora es cierto que no estamos pasando nuestro mejor momento con la afición, que como es lógico, por motivos históricos es muy exigente, y a veces se hace duro, pero cuando te anima es increíble. Mismamente, unas quinientas personas nos acompañaron a Las Llanas, el estadio del Sestao, y nos ayudaron muchísimo. Por suerte les pudimos brindar la victoria.

 

¿Qué piensas que os está pasando este año? ¿Por qué no terminan de llegar los buenos resultados? ¿Puede incluso peligrar la permanencia? 

Creo que son muchas cosas: ha habido un cambio de bloque, el grupo de la Segunda División B es distinto al de otros años, pero creo que especialmente nos falta suerte. Ha habido una serie de partidos que creo que los hemos jugado muy bien pero no hemos llegado a meter goles y eso nos está penalizando. Siempre damos todo para ganar pero no siempre es así, por desgracia.

A mí sinceramente, me jodería muchísimo, que este equipo termine descendiendo. La verdad es que me haría muchísimo daño… por eso hay que darlo todo las ocho jornadas que restan. Y confiar en que podamos dejar atrás la mala dinámica y que la suerte cambie al fin. Un golpe en la mesa como el que dimos en el Alfredo di Stefano que nos evadimos de todos los problemas psicológicos e hicimos uno de nuestros mejores partidos en cuanto a juego. Si hacemos las cosas bien, y tenemos esa pizca de fortuna, no deberíamos tener en teoría ningún problema para salvarnos.

 

¿Podemos dar por hecho, entonces, que no repetirás el próximo año en Las Gaunas?

Está claro que en el fútbol todo es posible, pero actualmente yo tengo contrato con el Real Madrid, y si nada cambia, volveré a la capital la próxima temporada. Tampoco quiero pensar mucho en el futuro ahora, tengo que estar concentrado con mi equipo y ver que me depara el futuro, soy muy joven aún.

 

De hecho, ¿eres el más joven del equipo, no?

Sí, soy el más joven. Eso hace que la gente me tenga un cariño especial. Siempre están haciéndome bromas, vacilando de buen rollo… y la verdad es que ahí estoy en mi salsa. Porque yo también estoy siempre vacilando a todo el mundo. La verdad es que estoy muy a gusto.

 

Poniendo un punto y aparte en este tema, vamos a tratar tu pasado madridista. ¿Cómo llegaste al equipo blanco?

Mi primera temporada completa fue con el Benjamín A, no obstante, ya hice unas pruebas de tres semanas el año anterior en la categoría Benjamín B en la antigua Ciudad Deportiva. Esas pruebas las hicieron miles de niños , y por fortuna, me acabé quedando. Coincidí en benjamines con Álvaro Tejero,  Sergio Molina (‘Moli’) y Gonzalo Merchán. Desde entonces tuve grandes momentos y malos momentos pero todos me han servido para aprender y ayudado a estar aquí ahora.

 

Una pregunta obligatoria en estas circunstancias es preguntarte cuál ha sido el entrenador que consideras que más te haya marcado en tu carrera. Y de que compañeros has aprendido más.

Sin ninguna duda ha sido Luis Miguel Ramis. No sabría decirte donde estaría ahora mismo sin Ramis, la verdad. Fue quién me dio confianza para jugar, me ensayó la base del fútbol profesional, y muchas otras cosas más. Si alguien tengo que agradecer todo es a él. Siempre me apoyó y me hizo creer en  que podría cumplir mi sueño de poder dedicarme al fútbol y vivir de este deporte.

Ese año además aprendí mucho de mis ompañero Kuscevic, por eso yo creo que completé buenos partidos como central. También he aprendido mucho de jugadores como Tejero, Lienhart, Caneda o Muneta. Intento siempre aprender algo de mis compañeros, y por fortuna, he jugado siempre con gente muy buena.

 

Palabras mayores eso, prácticamente el sueño de la mitad de los niños de España. ¿En qué momento te diste cuenta de que ese sueño era posible y de que no estaba tan lejos como pensabas?

Me di cuenta en el último año de juvenil, yo veía que mis compañeros firmaban algunos contratos pero yo estaba algo al margen de eso, sin embargo, una vez empecé a disputar la UEFA Youth League, me di cuenta de que jamás había pensado que llegaría a tanto pero ahí estaba. Antes de la Copa de Campeones firmé un contrato por varios años y la verdad es que me vino muy bien y me di cuenta de que ésto era lo que tenía que hacer.

 

Y por el momento parece una decisión bastante acertada, ¿cuál consideras que ha sido tu mejor momento en tu carrera deportiva?

Me vienen a la cabeza dos y no tengo claro con cuál me quedaría. El primero fue el día que marqué cuatro goles con el Logroñés esta temporada. Fue un día normal, aunque había venido a verme mucha gente de mi entorno. Antes de salir a calentar me dejé las botas en el vestuario y le pedí al delegado, Javier (‘Pintu’), que si me las podía traer. Me dijo que iba a cambio de que yo metiera tres goles. Le dije que sin problema, y al final resulta que se quedó corto. La verdad es que yo mientras jugaba no me lo podía creer

El segundo fue cuando ganamos la ‘Liga’ el año pasado con el Castilla. Jugábamos contra La Roda, y no recuerdo haber vivido las horas previas al partido como si nos jugáramos el título. No dependíamos de nosotros mismos, y parecía que el Barakaldo iba a alzarse campeón. Salimos a ganar, como siempre, y cuando me sustituyeron en torno al minuto 70, me dijo Julio De la Morena (médico del Castilla) que el Barakaldo iba empate. Recuerdo coger el móvil y no soltarlo ni un segundo. Cuando se confirmó el resultado, vivimos todos una fiesta monumental. Fue un momento genial.

 

La eliminatoria del Sevilla tampoco debió de estar nada mal, ¿no?

La verdad es que no. Fue una experiencia inolvidable, la jugamos todos con muchísima ilusión. Pude hablar con Reyes al final del partido, en el párking, y le dije que tenia un póster suyo firmado por él de cuando jugaba en el Madrid. Me preguntó que si jugaba ahí y le conté que estaba cedido, y puso bastante interés. Después de eso me regaló su camiseta. Un gran tipo. También recuerdo ahora un amistoso que jugué cuando estaba en el juvenil de Morientes contra el primer equipo. Aunque me llevé un par de buenos recados.

 

Cambiando de tema, ¿cómo llevas la distancia respecto de Madrid? ¿Sigues los resultados del primer equipo y el Castilla?

Intento ver todos los fines de semana a ambos. Además, aún mantengo el trato con varios de mis compañeros del Castilla, y solemos comentar cosas de los partidos.

 

¿Qué jugador de la cantera ves más hecho para Primera División ahora mismo, o directamente válido para el primer equipo?

No tengo ninguna duda, el jugador más preparado para el primer equipo es Aleix Febas, incluso creo que podría estar ya con ellos. También he notado que está progresando muy bien Valverde.

 

Pues creo que con ésto estaría todo, muchas gracias. ¿Quieres decir algo más?

La verdad es que quiero desear suerte al Castilla para ver si finalmente logra el ascenso ahora que parece que la cosa se está remontando. También desear suerte al primer equipo para ver si logra ganar Liga y Champions y nos da un año mágico al madridismo. Y por supuesto, que como ya te he dicho, no tengamos ningún problema para evitar el descenso. Muchas gracias a ti, Julio. Un abrazo.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. De momento con cuatro temporadas completadas a mis espaldas. Toca ir a por la quinta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here