BvB – JUVA: Obligatorio ganar por el Mundial Sub-17

El equipo de Guti necesita ganar imperiosamente antes de tener que despedirse de cinco de sus puntles, convocados para el Mundial Sub-17 que se disputa en octubre en la India.

0
-publicidad-

Sin comerlo ni beberlo, al Juvenil A le han puesto la primera gran final del curso un 26 de septiembre, hoy. El equipo de Guti se mide en Alemania (16:00, BeIn) al Dortmund Sub-19 en su segundo partido del Grupo H de la Youth League, la Copa de Europa juvenil, y lo hace con la angustia de saber que necesita sumar los tres puntos de manera imperiosa debido a los caprichos de las selecciones. Unas selecciones que van a dejar muy tocado al equipo de Guti durante algo más de un mes por culpa del Mundial Sub-17 de la India.

Pero ese “algo más de un mes” será desde que termine este partido ante el Dortmund. El Real Madrid derrotó 10-0 al APOEL en su debut en el torneo, mientras que el Borussia acabó descacharrado ante el Tottenham, 4-0. El partido de hoy, pues, teniendo en cuenta el bajo nivel de los chipriotas, es vital. Para los alemanes y para los Cachorros de Guti. Más aún porque para el siguiente compromiso, ante los Spurs en casa, el otrora Catorce blanco no podrá contar con Chust, Pedro Ruiz, César Gelabert, Moha y Antonio Blanco. Cinco futbolistas fundamentales en este Juvenil (paliado en parte por la presencia de Álex, Óscar y Dani Gómez en la UYL). Al menos Santi Denia no ha tenido la suficiente vista como para dejar al Madrid sin el mejor futbolista español de esta generación, Miguel Baeza.

Pero volvamos al partido. Para el Juvenil A es fundamental sacar hoy los tres puntos, pese a que en la División de Honor no ha sido capaz de ganar fuera de casa, dos partidos y dos empates. Si no araña los tres puntos, y teniendo en cuenta que tendrá que recibir al otro favorito del grupo en casa sin sus cinco puntales mundialistas, la cosa puede empezar a complicarse demasiado. Más aún porque si no acaba primero de grupo eso le supondrá jugar partidos extra en esta competición. Así que sí, como siempre, como cada día desde que un niño se pone por primera vez el uniforme del Madrid, toca ganar. En Alemania. ¿Quién dijo miedo?