Jaime Sánchez volvió a disputar un encuentro oficial 861 días después

Llevaba sin jugar desde la jornada 38 de la temporada 2014/2015 ante el Toledo

0
Jaime Sánchez
Jaime Sánchez (capitán) atento a una pugna aérea protagonizada por Jaume y Sergio Molina
-publicidad-

861 días, o lo que es lo mismo, 2 años, 4 meses y 7 días es un auténtico mundo. Pero más exagerado es ese lapso de tiempo si lo extrapolamos a la realidad del fútbol. Pues todo ese tiempo ha transcurrido desde que Jaime Sánchez disputara sus últimos minutos oficiales (en 2015) hasta el pasado domingo, que participó en el encuentro ante el Navalcarnero.

La historia de Jaime es de auténtica superación. Terminó la temporada 2014/2015 como titular, disputando el encuentro ante el Toledo que se saldó 0 a 1 para el Castilla gracias a un tanto de Borja Mayoral, pero durante el verano sufrió una complicada lesión que le llevó al quirófano, y por desgracia en varias ocasiones.

Pero esa historia de superación cuenta con final feliz: Jaime Sánchez está de vuelta. El jugador del Castilla ha terminado por fin su período de recuperación y vuelve a vestir de corto en encuentro oficial tras contar con cierto protagonismo durante los amistosos de pretemporada, y su actitud ha sido clave.

El jugador blanco jamás se rindió y siguió trabajando para recuperarse. Especialmente frustrante debió ser su temporada cedida al Sabadell, durante el cual ni siquiera llegó a viajar con el equipo. Al final, dedicó ese tiempo a su recuperación en Valdebebas, lo que a la postre ha permitido que, finalmente, el domingo pasado Jaime Sánchez redebutase (porque tras tanto tiempo fuera de juego eso es un segundo debut con todas las de la ley) contra el Navalcarnero, y con el placer de llevar el brazalete de capitán.

La toma de sensaciones fue buena y no hubo que lamentar ninguna recaída, con lo que ya sólo nos queda esperar y confiar en que poco a poco podamos ver de nuevo a la mejor versión de Jaime Sánchez sobre el terreno de juego.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.