APO U19 0-3 JUVA: El Juvenil A se clasifica para su final

0
-publicidad-

Le espera una final, el 6 de diciembre ante el Dortmund. El Juvenil A de Guti hizo los deberes (0-3) ganando al APOEL y se vió favorecido por el apabullante triunfo del Tottenham ante el BvB en Alemania (1-3), lo que le permite seguir soñando con una clasificación que antes de esta jornada de martes estaba en arameo clásico. El primer juvenil blanco se jugará la vida a cara o cruz, sólo le vale ganar porque cualquier otro resultado le deja fuera. Dani Gómez y Óscar, con un doblete, sellaron el triunfo en tierras chipriotas.

Guti rotó a algunos de sus hombres: dejó a Baeza en el banquillo, como a Fran, Luis Vacas fue titular y las ausencias de Zabarte y Jordi en los dos laterales los suplió con López y con un Miguel Gutiérrez que a sus 16 años y en su debut en la Youth League demostró su categoría como uno de los grandes proyectos de La Fábrica. El subcampeón del mundo Sub-17 Moha, mientras, atornilló el centro del campo. La poca consistencia del adversario, a quien el Juvenil A ya derrotó 10-0 en el Di Stéfano, permitían esas alegrías.

El partido tuvo poquísima historia. El APOEL, como ya hiciera en Valdebebas, ofreció entusiasmo y poco más. Dani Gómez y Óscar, goles del Castilla, sentenciaron antes de la media hora y el asunto derivó a esperar al descanso para certificar que los Spurs habían ganado al Dortmund. Tras el intervalo, el partido siguió siendo lo mismo que en el primer tiempo, control y llegadas madridistas y defensa a ultranza de los locales buscando una contra milagrosa. El mejor de los locales fue el portero Paraskevas, mientras que Adrián Fernández sólo sufrió en un remate de Scottis con el partido casi concluido.

El 6 de diciembre será otra historia. El día de la gran final. Sólo vale ganar y enfrente estará el Dortmund de Jason Sancho, de Alexander Isak, de Bruun Larsen y de Bulut. Un partidazo para los de Guti.

Compartir

Yo vi jugar a Del Bosque, así que llevo unos cuantos años yendo al Bernabéu. Socio desde 1986, mis recuerdos van ligados al Madrid del Di Stéfano entrenador, el de los cinco subcampeonatos, que me forjó en madridismo ante los malos tiempos, y al de la Quinta del Buitre, la poesía y las pelotas hechas fútbol. Desde 1996 dando la barrila en esto del periodismo deportivo, aunque hace años que es mi hobbie y no mi profesión.