RMB 83 – 87 CRV: La defensa hunde al Madrid en Euroliga

El Madrid vuelve a desplomarse en Euroliga, víctima de una débil labor defensiva que aprovechó el equipo serbio, que llegaba como Cenicienta, para llevarse la victoria. Doncic, demasiado solo

0
-publicidad-

El Real Madrid sigue despeñándose en Euroliga, ahora ya hasta en casa. Los de Laso se dejaron ir durante dos cuartos y el arreón final no fue suficiente para evitar la derrota ante el hoy colista, que sólo había ganado dos partidos de nueve. El 83-87 tiene que escocer, y mucho, en la sección de baloncesto. Ya no es cuestión de mala suerte, de las lesiones que han lastrado a la plantilla. Si se pierden todos los finales apretados por malísimas decisiones, algo pasa. Que cada cual saque sus conclusiones.

Los primeros cinco minutos estuvieron protagonizados… por el videomarcador: fallos continuos bien de tiempo, bien de resultado. En un comienzo sin grandes sobresaltos, el partido iba con unos guarismos muy discretos (8-11 minuto 5). La entrada de Doncic da un aire nuevo al Madrid. La actuación de Antic y Bjelica (éste último desde el triple) es contrarrestada por el esloveno, que al término del cuarto llevaba ya 12 puntos. Él solo es capaz de dar la vuelta al partido y dejar el partido 24-19 al finalizar los 10 primeros minutos. Lo peor es la tercera falta de Yusta, que peca de pardillo saliendo de titular Rochestie al cometer la segunda falta.

Sin embargo, tras un esperanzador 28-21 donde se atisbaba que el Madrid podría adueñarse del partido, todo resultó ser un espejismo. Los serbios jugando “su” partido, con un Bjelica y Rochestie que empieza a dominar el ataque, remontan el partido. Para colmo, los árbitros empiezan a dar muestras de su calidad. Desde el 28-21, el Madrid encaja un parcial de 18-6 y los blancos empiezan a dar muestras de debilidad con un juego mejorable. Entre los dos jugadores del Estrella Roja son capaces de dominar el partido. El Madrid, aun con una desventaja no muy importante, con una sensación de estar un poco empanados. Con el 39 a 46 se llega al descanso. El Madrid ocho pérdidas de balón hasta ese momento.

En la reanudación del partido, el guión siguió empeorando. Los serbios empezaron a creer en la victoria y los madridistas con un defensa francamente mala no daban pie con bola. Doncic lo intentaba pero se encontraba muy solo. La diferencia empezaba a ser preocupante (47-60 minuto 27) y Laso tampoco encontraba soluciones a lo que se le venía encima. Daba la sensación de que el Madrid podía ganar ante un rival menor pero no era capaz de superar la desventaja. Al final del cuarto, los madridistas perdían 58-67 con un pesimismo más que evidente.

Al comenzar el cuarto, el Madrid con un parcial de 8-0 protagonizado por un Rudy muy activo y Carroll hacen posible creer en la remontada 66-67 en apenas 1 minuto. Sin embargo, Dangubic con dos triples deja helado a un Palacio que se había hecho ilusiones con la victoria. La cuarta falta de Felipe complica aún más las cosas. Doncic lidera un colectivo blanco que empata el partido a 79. El tiro exterior serbio estaba creando muchísimos problemas pero al menos el Madrid veía el final del partido con opciones de ganar. La suerte es esquiva para el Madrid, unos tiros libres convertidos y un triple a falta de 7 segundos de Antic sellan la victoria para el Estrella Roja. Segunda derrota consecutiva del Madrid y mucho por mejorar, empezando por la defensa.

Compartir

Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté…