RMB 87- 68 EFES: Tavares impulsa al Real Madrid

Victoria blanca del Real Madrid en un choque en el que no hubo rival. Dominó de principio a fin el plantel de Laso apoyado en Tavares y Doncic. Radoncic dejó una canasta para el recuerdo.

0
-publicidad-

El Real Madrid afrontaba el choque ante el Anadolu EFES como claro favorito ante el peor equipo de la presente Euroliga. Aprovechó el encuentro Laso para dar oportunidades a los menos habituales y repartir minutos entre todos los presentes. No defraudaron los jugadores merengues, que ganaron (87-68) y se ponen a tono para una de las fases más importantes de la temporada. Llega la hora de cerrar la clasificación y Fenerbahçe y Olympiacos estaban a una sola victoria.

El encuentro arrancó con la primera ventaja para los blancos. Cuatro puntos de Caseur, que disputó todo el primer cuarto, abrieron el marcador para los locales, que se pusieron por delante con suma facilidad. El Efes recuperó la diferencia inicial de 7-2 apoyado en las figuras de Zoran Dragic y Motum, ambos con seis puntos. Campazzo se puso con rapidez con dos personales, lo que obligó a Laso a realizar los primeros cambios. Los blancos basaron su ataque desde el perímetro a pesar de la superioridad en la zona, con Maciulis, Campazzo, Thompkins y Taylor bastante acertados. Stimac sostuvo en defensa a los visitantes con tres rebotes en una primera parte atípica en la que sólo tres jugadores del Anadolu acertaron con el aro.

La presencia de Doncic en la cancha imprimió otro ritmo al ataque del Real Madrid. El esloveno reboteaba y anotaba con facilidad ante su par. Sin embargo, con 24-16 en el electrónico tuvo que sentarse el esloveno por Randle tras sufrir un dolor en la ingle, aunque pudo volver antes del final del segundo cuarto. Mejoró desde la pintura el conjunto visitante, repartiendo las canastas más equitativamente entre sus jugadores. El Madrid se ponía 28-18 arriba en el marcador, logrando la máxima diferencia del choque. Felipe Reyes y Tavares brillaron en este segundo cuarto, especialmente el caboverdiano, que se marchó al descanso con 7 puntos, cinco rebotes y tres tapones para una valoración total de 14. Doncic, también con cinco rebotes y Felipe con tres demostraron el buen nivel defensivo merengue, muy superior en el día de hoy al de su rival. Un parcial de 2-8 del Efes les permitió recortar diferencias. Tan sólo Rudy Fernández desentonó en este primer cuarto tras errar tres canastas consecutivas. Sin embargo, lograría el alero marcharse al descanso con sabor dulce al lograr el triple que ponía el marcador 39-30.  máxima diferencia

Arrancó el tercer cuarto con Campazzo espectacular, dirigiendo eléctricos ataques. No estuvo acertado Casseur, con cero de tres desde el perímetro. Ante el hasta entonces mal encuentro de McCollum, Derrick Brown con 8 puntos en los primeros cinco minutos se erigió como el líder visitante para sostener el pobre bagaje ofensivo del equipo turco. El promedio blanco fue incluso peor durante estos minutos, con tan sólo seis puntos. Caseur en los locales y Simon en los visitantes llegaron a las cuatro faltas. Tavares sostuvo al equipo durante varios minutos gracias a varias acciones en la pintura. Se hizo grande el caboverdiano en defensa, intimidando a todo aquél que penetraba en la zona, incluido Motum y sus 2,08 m. El enésimo tapón del pivote levantó a la grada blanca, que coreó su nombre. La diferencia se amplió hasta el 57-40. Dos acciones de Dragic, con cinco puntos, permitieron a los visitantes recortar distancias para el 57-45. Pero Maciulis, con la muñeca caliente esta noche, abría nuevamente la brecha con su tercer triple consecutivo hasta el 60-47.

El último periodo fue un monólogo del conjunto blanco, con un parcial de 27- 19. Puso tierra de por medio rápidamente apoyado en Doncic hasta el 69-51. Felipe Reyes y Carroll se sumaron al carro del esloveno, llegando a los 10 y 11 puntos. Sin embargo, sería el jovencísimo base el máximo anotador del equipo blanco con 17, tan sólo superado por Zoran Dragic con 18. Carroll se puso el traje de faena desde la línea de 6,75 deleitando a su afición con triples imposibles. El equipo merengue se marchó en el marcador, poniendo el 75-54 a falta de cinco minutos. Dos triples de Dragic, el único que mantuvo el tipo en los visitantes, espabiló a sus compañeros. Laso aprovechó los últimos minutos para ceder la alternativa a los menos habituales. Radoncic regaló una penetración impresionante a canasta, dejando a Randle como el único jugador blanco sin anotar. El marcador final de 87-68, a pesar de ser abultado, no reflejó la verdadera diferencia entre ambos conjuntos, pues los blancos jugaron a medio gas. La victoria permite al plantel de Laso asaltar la segunda posición a falta de lo que hagan Fenerbahce y Olympiacos.

El MVP: Tavares

El pívot caboverdiano fue un muro en defensa, intimidando a los hombres altos rivales. Cambió el planteamiento de Ataman, obligando a McCollum y Dragic a jugarse las posesiones lejos del aro. Los 14 puntos del final, 9 rebotes y 4 tapones llevaron al gigantón merengue hasta los 25 puntos de valoración en su mejor encuentro como merengue.

Compartir
Profesor de Lengua española, Bachiller en Ciencias, Técnico de producción... ¿se puede ser más completo? ¡Pues claro, siendo Madridista! Soy un ferviente seguidor del club blanco y de su cantera. Creo firmemente en la coexistencia del periodismo deportivo y la objetividad, de la que hago mi seña de identidad siempre que puedo. Os invito a seguir conmigo semana a semana la actualidad del Castilla.