RMB 92 – 75 PAN: Causeur y Campazzo arrollan a un triste Panathinaikos

Gran partido del dúo exterior madridista. Entre Campazzo y Causeur desarbolaron a los griegos con una victoria fundamental establecida a partir del tercer cuarto. El cuarto puesto, casi atado

0
-publicidad-

El Madrid por fin dio la talla ante un rival directo ganando al Panathinaikos. Los blancos rompieron el partido a partir del tercer cuarto con una auténtica exhibición de Causeur en el plano anotador y Campazzo rompiendo con su velocidad, asistencias y defensa sobre Calathes. Tavares el tercer mosquetero que dio la puntilla a los griegos. Fundamental victoria que nos deja cuartos a la espera de lo que el Zalguiris en la jornada del viernes. Solo James dio la cara, los demás muy irregulares o desaparecidos. Flojo partido de Calathes.

El Madrid entró al partido motivadísimo. En apenas 3 minutos el Madrid ya ganaba 8-0. Los griegos muy erráticos, fallando en ambos lados de la pista con Tavares y Randolph muy activos. Desde el tiempo muerto pedido por Pascual, comandados por Calathes, los griegos se rehacen y en muy poco tiempo le dan la vuelta al partido con un parcial de 14-2. Los blancos se confiaron un poco y lo pagaban caro. Además la entrada de Rivers provocaba mucho daño. Olvidaba de un plumazo su pasado madridista y con dos triples dejaba a los blancos helados. La rotación de Laso al menos evitó que los griegos se marcharan en el marcador con lo que el Madrid al término del primer cuarto se iba perdiendo por la mínima con el 19-20.

Causeur es el hombre del segundo cuarto. La aparición del francés no solo supone un aire nuevo al juego madridista con sus puntos y contraataques sino que el único que mantiene a los blancos durante el partido. Los demás jugadores muy intermitentes con un gran problema en el rebote sobretodo defensivo. Al descanso el Panathinaikos llevaban 13 rebotes ofensivos. Un evidente peligro que había que atajar. Causeur le daba la réplica tanto a Rivers como a Denmon que eran los que llevaban el peso anotador por los griegos. Del 21-25 se pasa a un buen parcial de 9-2 que devuelve una cierta tranquilidad a los locales. Además se sienta Calathes con una brecha en la cabeza. Si Rivers y Denmon suponían un problema, el ex-vitoriano James con 6 puntos seguía manteniendo al Panathinaikos en el partido. En definitiva, daba la sensación de que los dos equipos se estaban guardando fuerzas para la segunda parte, no mostrando todo su poderío. Se van al descanso con un aparentemente flojo 38-37 y mucho por ver, visto lo visto. Los mejores por el Madrid, son el mencionado Causeur con 11 puntos y 2 rebotes, Tavares con 6 puntos. Campazzo lleva solo 2 puntos pero 4 rebotes y 3 asistencias. Por los griegos, Rivers con 9 puntos y 2 rebotes y Denmon con 7 puntos (aunque llevaba 1/5 en triples). Los blancos llevaban un 68 % de dos y un 16 % en triples. Mientras que los griegos un 25 % de dos y un 37 % de tres. El Madrid no sacaba partido de su tiro de dos y su superioridad en asistencias (10 por 5). Los griegos nos masacraban en el rebote (27 por 19).

Tras la vuelta al partido, el Madrid sale como al principio del primer cuarto. Un parcial de 8-2 con Taylor y Campazzo como protagonistas parece dar alas a los blancos (46-39 minuto 22). Pascual con muchos problemas al no dar con la tecla y ni siquiera un tiempo muerto es capaz de para la sangría. Los fallos en ataque son una lacra importante para el Panathinaikos. El base argentino del Madrid empieza a calentar motores y con sus puntos, asistencias, cambios de ritmo provocan contraataques que aprovecha sobretodo el francés Causeur (58-42 minuto 27). 4 puntos consecutivos de James paralizan momentáneamente el gran estado madridista. Sin embargo, Campazzo no da su brazo a torcer y con su juego eléctrico provoca muchos desajustes y problemas a la defensa griega. No hay que olvidar la gran defensa de Campazzo sobre Calathes a partir del descanso que no le da respiro. A pesar de una tímida reacción por parte de James con un parcial de 7-2 (62-55) el Madrid se va ganando al término del cuarto con una buena ventaja de 9 puntos con el luminoso reflejando el 64-55.

Nada más comenzar el último cuarto, a Calathes le señalan la tercera y tras protestar una falta técnica que le supone la cuarta falta personal. El Madrid con el dúo dinámico que forman las dos C´s (Campazzo y Causeur) mantienen la ventaja y no baja de 8 puntos en ningún momento, importante teniendo en cuenta el basketaverage (se perdió en Grecia por dos puntos). En esos momentos importantes cuentan con la aportación vital de Felipe que en la zona saca petróleo (7 puntos y un gran trabajo como siempre con su garra habitual). Sin embargo, la estocada final la da el francés Causeur. Con sus triples, penetraciones, forzando faltas, los griegos ya están derrotados a pesar del gran esfuerzo de James que ya es el único que opone resistencia con un partido dado por perdido.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here