PAN 82 – 89 RMB: Reyes rehace a un gran Madrid

Una gran segunda parte de los blancos con Carroll y Felipe claves empatan la serie a uno y hacen olvidar el ridículo del primer partido

0
-publicidad-

El Madrid logró un valioso triunfo por 82 a 89 con una gran segunda parte. Carroll y Felipe lo bordaron con un 32-21 en el tercer cuarto. Thompkins anotando triples en momentos claves también importante. Doncic otra vez por debajo de las expectativas. Laso fue valiente no contando con Randolph ni con Tavares en la segunda parte. A pesar de la presión de volver a Madrid con un 2-0 en contra, los blancos se levantaron contra todo pronóstico e hicieron olvidar el horroroso primer partido de hace 48 horas. Los dos siguientes partidos en Madrid.

Laso puso en pista a Thompkins y Ayón por Randolph y Tavares con respecto al primer partido. Aún con cierto nerviosismo, los blancos salieron a cancha ofreciendo una mejor imagen a pista. Grandes minutos de Taylor al que Laso puso sobre Calathes para evitar una exhibición del internacional griego. Con igualdad en el marcador (7-7) llegaban buenas noticias con la segunda falta personal de Mike James en apenas 3 minutos. Desgraciadamente algunos balones perdidos en ataques precipitados también provoca que Thompkins cometa su segunda falta personal. Además el Panathinaikos consigue un parcial de 8-0 casi todos basados en tiros libres (15-8 minuto 7). Además los fallos madridistas son aprovechados por los griegos para correr al contraataque y sacar a Doncic del partido con 2 faltas también cometidas. Sin embargo, no todo eran malas noticias. La mejora defensiva del Madrid era evidente con respecto al primer partido haciendo constantes ayudas defensivas y siendo más agresivos. Además el rebote ofensivo blanco era poderoso. Con el 21-16 se termina el primer cuarto con un triple sobre la bocina de Singleton. El rebote era abrumadoramente superior por parte del Madrid (15 a 6) al término del primero cuarto. El triple griego, arma fundamental en la primera parte del primer partido, mostraba otra cara totalmente distinta (2/7).

Con las incorporaciones de Reyes y Carroll, el Madrid le da la vuelta a la situación. Un parcial de 9-2 provoca la remontada (23-25 minuto 14) obligando a Pascual a pedir un tiempo muerto. Ya no se le veía tan fresco al Panathinaikos. No era tan avasallador ni el Madrid tampoco era el mismo del primer partido. Con Payne en cancha, es el único de los griegos que mantiene a los suyos en el partido con 8 puntos de manera consecutiva contrarrestando los 8 que anotaba Felipe en esos momentos (31-30 minuto 16). La tercera falta de Payne cortaba la racha del norteamericano en un momento crucial ya que los demás verdes no “aparecían” en el partido. No era suficiente. Denmon con cinco puntos consecutivos vuelve a dar aire a los suyos cuando faltaba poco para el descanso. Con el 40-36 se llega al término de los dos cuartos. Las últimas posesiones del Madrid emborronaron un poco el buen primer tiempo. A pesar de no hacer un partido brillante, se había logrado mantener en el partido y no se estaba repitiendo el bochorno del primer partido. Por los griegos los mejores eran Calathes (4 puntos, 5 asistencias, 2 rebotes y 2 robos) y el mencionado Payne con 8 puntos. Por el Madrid Felipe 8 puntos y Randolph con 4 puntos y 5 rebotes. El factor Calathes estaba siendo controlado, el rebote blanco era superior (22 por 7) pero las pérdidas madridistas era un detalle a corregir. Doncic por el momento ausente del partido.

Con unos primeros minutos del tercer cuarto con un poco de incertidumbre (46-39), entre Carroll y Felipe (16 puntos entre los dos, con dos triples del capitán) enmudecen el infierno griego con un 13-3. Con el 49-52, con los mencionados jugadores hacen el olvidar el mal partido de Doncic que no se encontraba a gusto en la pista. El rebote y la defensa madridista brillante. Los blancos no se conformaban e iban a por el partido sin complejos y de forma valiente (51-57 minuto 27). A pesar del empuje de Singleton el resto del Panathinaikos no le acompaña. En particular, Calathes al que no le salían las cosas. Y de nuevo Felipe y Carroll martilleando el aro rival, bien con triples bien con garra y rebotes. Sacando petróleo por parte del capitán o un 3+1 del de Wyoming. Con un triple casi al final de Thompkins se consigue la máxima ventaja madridista al término del tercer cuarto y las sensaciones eran francamente buenas (61-68). Las caras de los jugadores verdes era un reflejo de lo que estaba pasando en pista. Reyes con 18 puntos y Carroll con 17 al final de ese cuarto claves para el devenir del partido y el cambio de tendencia blanca.

Un 7-0 de parcial griego dejan en nada el esfuerzo y la imagen del tercer cuarto. Con un James y Denmon valientes empatan a 68 en apenas dos minutos de juego. El Madrid no se echa atrás y provoca que los griegos entren en bonus en muy poco tiempo. A pesar del despertar de Calathes, el Madrid sigue arriba (72-78 minuto 35). Y no solo Calathes, James se suma al intento de remontada y con un triple pone en un aprieto la victoria blanca (77-80 minuto 38). Ni la quinta falta de un buen Taylor fue capaz de parar la fe madridista. Thompkins con triples en momentos puntuales le da la vida al Madrid (78-83) y el aplomo y la buena gestión de los blancos igualan la serie haciendo olvidar el traspiés del primer partido. A pesar de una jugada fea entre Rudy y Antetokoumpo, los blancos cierran el partido con el 82-89 y empatan la serie 1-1. El miércoles a las 18:45 tercer partido de la eliminatoria en el Wizink Center.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...