Se cumplen cuatro años del descenso del Castilla

0
-publicidad-

Entre la rumorología sobre la figura del próximo entrenador del Real Madrid, y todos los detalles relativos al mundial que está por llegar, a todos se nos ha pasado el aniversario de una fecha, que si bien negativa, debemos tratar de recordar para no olvidar jamás dónde este equipo merece estar. Ayer, día 7 de junio, se cumplían cuatro años del descenso del Castilla a Segunda División B ante el Real Murcia.

La temporada en la que resultó descendido el filial fue especialmente dura para todos. Los Cachorros de Valdebebas venían de proclamarse el mejor filial del año anterior al obtener una magnífica clasificación y terminar la campaña en octava posición. Ello daba muchas esperanzas a los seguidores madridistas de volver a ver un gran año en la, por entonces, Liga Adelante. Para tal fin el equipo tuvo que reestructurarse renovando gran parte de su plantilla, ya fuera a través de fichajes, o ascendiendo a varios jugadores del Real Madrid C, equipo que a la postre venía de completar el mejor año de su historia.

Pero todo empezó del peor modo posible, y con el paso de las jornadas, el Castilla se iba asentando como último clasificado. Circunstancia que obligó al club, tras caer derrotados los blancos ante el Eibar, a cesar a Alberto Toril ascendiendo a José Manuel Díaz, quién logró grandes números durante su etapa como técnico, pero que no pudo salvar finalmente al equipo de su funesto destino. Una auténtica lástima, pues gracias a la subida de Álvaro Medrán los últimos encuentros con notables actuaciones, el Castilla dependía de sí mismo en la última jornada.

Tras este descenso, la cantera del Real Madrid no logró un buen balance en su sueño por retornar a la categoría de plata del fútbol español, clasificándose solamente en una ocasión para los playoffs de ascenso (como primer clasificado) en un año en que fue primeramente entrenado por Zinedine Zidane, y después, por Luis Miguel Ramis. Este magnífico año ocurrió en la temporada 2015/2016.

Los otros tres años: 2014/2015, 2016/2017 y 2017/2018, si bien se luchó mucho por obtener una clasificación final para los puestos de playoff, múltiples factores (internos y externos) impidieron la gesta de disputar los playoffs de ascenso. Unas temporadas en las que pesó en exceso la falta de gol, así como la tendencia natural de los filiales de ir de menos a más.

Y es por todo ello que no podemos olvidar lo acontecido estos años, pues nuestra obligación -incluyéndome como aficionado- como filial del mejor equipo del mundo es seguir peleando, aprender de los errores, y hacer todo lo posible para que la próxima temporada sea al fin en la que el Castilla retorne a la categoría que merece. Es turno ahora de la dirección deportiva, con la colaboración del técnico Santiago Solari, de sentar las bases del equipo para la próxima campaña.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. De momento con cuatro temporadas completadas a mis espaldas. Toca ir a por la quinta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here