SUE 1 – 0 COR: Marrón para Alemania

0
-publicidad-

“Una pena que el seleccionador surcoreano por delante de Ki Sung-Yeung no junte a Hwang Hee-Chan, Heung Min-Son y Lee Seung-Woo. Este último al banco y es el gran talento joven. Prefiere al grandote Kim Shin-Wook para chocar con los centrales suecos”, decía Maldini en su cuenta de Twitter antes de arrancar el choque. Uno de los pocos que se empeña en demostrar que estos partidos tienen un guion y se pueden incluso predecir.

El ritmo de juego en la primera mitad ha sido bajísimo. Prueba de ello es que a la media hora de partido el árbitro había señalado hasta 19 faltas. Corea del Sur ha intentado dominar en los primeros compases del encuentro, pero en cuanto Suecia se ha puesto manos a la obra, los coreanos han replegado 30 metros y se han disparado en sus propios pies. Han cedido demasiados metros provocando algo impensable para Suecia: estar cómoda con el balón. Una de las selecciones más limitadas con el balón de todo el Mundial, así lo consideran los analistas de pizarra.

Suerte han tenido los “Guerreros de Taeguk” de marcharse al descanso sin encajar goles y la misma suerte hemos tenido los espectadores de que los primeros 45 minutos terminaran. En redes sociales, en lugar de hablar del partido, algunos destacaban la riqueza visual de los planos que se ofrecen en televisión. “Me encantan las tomas de la cámara aérea del mundial. Son tremendísimas”.

En la segunda mitad, tras 20 minutos con muy poco que llevarnos a la boca, volvió a escena el protagonista –sin duda– de este Mundial: el VAR. Penalti clarísimo a Claesson que no vio el árbitro inexplicablemente en una primera instancia, pero que sí señaló tras ver las imágenes repetidas. Anotó en el 64 el capitán, el central, Granqvist.

Esta victoria de Suecia obliga a los de Joachim Löw a solventar su primer MatchBall tras su inesperado tropiezo ante México. El próximo sábado 23, a las 20:00h, Suecia-Alemania. En caso de que los alemanes no consiguieran ganar se complicarían mucho su presencia en octavos de final. Tremendamente mal lo tiene Corea del Sur y su españolizado cuerpo técnico. Toni Grande, Paco García Hernández y Javier Miñano –todos con pasado madridista– pueden despedirse en la fase de grupos del Mundial de Rusia.

Compartir
Mientras intentas descubrir algo más sobre mí en estas líneas yo me ando paseando por algún lugar de Barcelona con el escudo del Real Madrid en el pecho. Desconozco si soy un valiente o un imbécil, pero me excita. Son tantos los que me miran mal como los que empatizan conmigo. Así que si algún día desaparezco que sepáis que o me han matado a palos o a besos. Y si eso ocurre… ¡Que nos quiten lo escrito y leído por aquí! Eso sí, ¿hablaréis bien de mí, no? ¡Más os vale!