UM 47 – 96 RMB: Paseo del Madrid ante un rival lastrado

Después de los primeros 5 minutos, se terminó el partido. El Madrid dominó y humilló a un desconocido Málaga con muchos jóvenes en pista y se proclamó campeón del torneo Costa del Sol

0
-publicidad-

El Madrid no tuvo piedad del Unicaja y, tras cinco primeros minutos igualados, aplastó a unos malagueños muy mermados por las bajas imponiendo claramente su calidad (47-96) y conquistando el trofeo Costa del Sol. Los malagueños no fueron rival y el Madrid demostró que ya está preparado para comenzar la temporada. Gran actuación colectiva de todo el equipo, ya fueran veteranos (Felipe, Llull, Rudy, Carroll) como canteranos (Garuba y Panztar) y nuevos fichajes (Prepelic). Próximo partido, la semifinal de Supercopa de España el 21 de septiembre, ante el Obradoiro.

Los primeros minutos se vivían con algo de imprecisión por ambos equipos (un poco más acusados por parte del Unicaja). Pero el Madrid fue imponiendo su calidad poco a poco. No tenía enfrente al Olympiacos es verdad. El Unicaja contaba con alguna baja y falta de compenetración. Después del empate a 8 (minuto 4), se pone la pilas con un festival de triples con la entrada de Rudy y Prepelic. El Unicaja encaja un parcial de 4-19 que lo deja grogui. Los blancos dando la sensación de que ya están a tope para el comienzo de la temporada en su tercer partido de pretemporada. Con un triple sobre la bocina del sueco Pantzar termina el primer período con el 12-27.

En el segundo cuarto el Madrid sigue con el vendaval de buen juego apuballando al Unicaja de Málaga. Con Garuba en pista se asocia con Felipe en varias jugadas mostrando su calidad con apenas 16 años. El resto de laa segunda unidad (Pantzar, Prepelic y Kuzmic) dan un paso adelante y la ventaja se va ampliando convirtiendo a los malagueños en una caricatura de equipo. La máxima del Madrid llega a 24 (17-41). Pero los blancos quieren más y con el triple otra vez como un arma a destacar anota los 6 últimos puntos del cuarto. El último triple de Llull sobre la bocina dejando clara la diferencia entre los dos equipos (25-54).

Después de la exhibición madridista, tras el descanso solo quedaba dilucidar la diferencia en el marcador. Se llegó a los 30 puntos de diferencia (30-60 minuto 32) y lo mejor de todo es que el Madrid quería más. No se conformaba. Todos participaban y todos se sentían importantes. Al final del tercer cuarto la situación seguía siendo sonrojante para el Unicaja con el 39-78. En el último cuarto se llegó a los 50 puntos de diferencia. Hacía mucho tiempo que se había acabado el partido y al Unicaja se le hizo larguísimo. Gran partido tanto en ataque como en defensa por parte de los de Laso.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here