RMB 98 – 96 ZAR: El Madrid sufre para derrotar a un gran Zaragoza

Partidazo en el Wizink entre los blancos y los maños. Tras mucho sufrimiento, un palmeo de Randolph sobre la bocina dio la victoria al Madrid. Tecnyconta hizo un gran trabajo sin recompensa

0
-publicidad-

Un palmeo de Randolph sobre la bocina dio la victoria ante el Tecnyconta Zaragoza. Gran trabajo de Ayón y Llull que dejó con la miel en los labios el partidazo realizado por los maños protagonizado por Sebitus, Okoye entre otros. Gran baloncesto el realizado por los de Fisac colectivamente hablando. Con esta derrota se despiden de sus opciones de Copa los aragoneses.

Los maños viajaron a la capital con la intención decidida de llevarse la victoria. Con buena circulación de balón y alto porcentaje de tiro, el juego colectivo del Tecnyconta se presenta de forma valiente en el Wizink. A pesar de la segunda falta de Okoye, quizá el jugador más en forma del momento, los visitantes se van con una facilidad pasmosa (13-21 minuto 6). Ayón de todas formas empezaba a mostrar una vez más su calidad en ambos lados de la pista. La entrada de la segunda unidad del Tecnyconta no rebajaba para nada la intensidad de un equipo bien entrenado como lo demostraba en pista el equipo de Fisac. De todas formas no bastaba. Un arreón del Madrid liderado por Causeur y Ayón (13 de valoración en el primer cuarto) provoca un parcial de 18-10 que empata sobre la bocina una bombita del francés al término de los 10 primeros minutos (31-31). Gran imagen la mostrada por los visitantes que hacía que el Madrid no se durmiera en los laureles.

Los de Laso se las prometían muy felices cuando con la incorporación de Thompkins y Rudy remontaban de una vez el partido (37-34 minuto 12). Nada más lejos de la realidad. Alocén y Berhanemeskel suplían perfectamente a McCalebb y Okoye respectivamente. Radovic sufría al principio con la defensa de Ayón pero con los cambios supo aprovecharse de la situación y ponía su granito de arena. En definitiva el Tecnyconta hace encajar al Madrid un parcial de 14-2 con una situación que se ponía un tanto delicada (39-48 minuto 16). Pero los blancos, de nuevo vuelven a reaccionar. Randolph (clave con 7 puntos) lidera un parcial hasta el final del cuarto de 14-4 que devuelve un poco la lógica al luminoso al descanso (53-52). Destacaban por el Madrid, Causeur con 11 puntos, Ayón con 8 puntos, 5 rebotes y 14 de valoración. También Llull (10 puntos y 4 asistencias) y Thompkins (9 puntos y 3 rebotes). Por el combativo Tecnyconta, Barreiro con 9 de valoración, Seibutis con 10 y gran trabajo colectivo visitante.

El Madrid intenta abrir brecha tras la vuelta de los vestuarios (58-54) pero de nuevo los visitantes, incansables, aprovechan los despistes para no descolgarse del partido. No terminaban los de Laso en marcar las diferencias y el tiempo iba pasando rápidamente (61-60 minuto 25). A pesar del trabajo del siempre infatigable Ayón, no bastaba y debían aportar otros hombres. El Madrid no estaba jugando mal pero se encontraba con un fuerte rival. Si los maños pegaban un zarpazo, el Madrid le respondía. Al menos ganaba el espectáculo. Las ventajas blancas no duraban mucho.  Al término del tercer cuarto una canasta de Llull dejaba una ligera ventaja con todo por decidir (76-74). Seibutis nos estaba haciendo un roto y el Madrid lo pagaba caro.

Comenzado el último cuarto, el Madrid solo llega a ganar por 4. De nuevo el buen criterio de McCalebb, con elección correcta de los tiros ya fuera de Vázquez, Okoye o Martín junto a una mayor ambición en el rebote pone el 83 iguales en el minuto 34. De lo poco positivo que se podía decir era que el Tecnyconta entraba en bonus. Sin embargo, Okoye y Seibutis seguían haciendo mucho daño con sus tiros, robos y contraataques. El Madrid pecaba de cierta relajación (85-89 minuto 35). Después de un tiempo muerto, parece que el Madrid se pone serio y tras un poderoso mate con reverso de Randolph la dinámica cambia en muy pocos minutos (93-89 minuto 38). Yusta con 6 puntos vitales da aire al Madrid. Con 94-91 a falta de poco más de 1 minuto seguía sin cerrarse el partido. Además Seibutis con un triple central bien defendido por Llull empata a 94 quedando medio minuto. El partido estaba francamente interesante. De los mejores de esta temporada sin lugar a dudas. Después de canastas de Llull y Okoye empatando a 96, una entrada nuevamente del menorquín, da en el aro y palmea Randolph sobre la bocina. Después de revisar los árbitros dieron la canasta por válida con mucho sufrimiento.

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here