CAS 1 – 3 ATMB: Todo OK, José Luis

0
-publicidad-

Se acabó el fortín de Manolo Díaz. El Castilla cae derrotado por primera vez en el Alfredo di Stéfano desde el cambio de entrenador tras un partido con un claro protagonista: el colegiado del encuentro. Dos goles de Garcés y uno Pinchi fueron una renta inalcanzable por el único gol blanco de De Frutos. El Atlético de Madrid se llevaba el derbi de filiales.

Con una nueva titularidad de Belman y Ayoub, y tras recuperar a Cristo, el Castilla inició uno de los partidos más bonitos y difíciles de su temporada. El público acudíó a su cita y tuvo una de las mejores entradas de la temporada. Pero en contra de lo esperado, el público no fue fútbol lo que presenció, o mejor dicho, no fue lo único que presenció.

El comienzo del encuentro fue toda una declaración de intenciones del partido planteado por Óscar Fernández. El Atlético asediaba con una presión alta y buscando juego directo, mientras se empleaban con cierta dureza en los balones divididos. Borja Garcés y Dela estuvieron prácticamente juntos el primer tiempo pugnando y peleando cada balón, con seguridad no intercambiaron los teléfonos, sus choques eran de todo menos agradables. Los dos se empleaban con dureza, pero el colchonero supo poner nervioso a nuestro central y más adelante a todo el equipo. Ese juego al margen del reglamento le hizo uno de los protagonistas del encuentro.

Los primeros minutos fueron claramente del equipo de Óscar Fernández recibiendo sus pupilos el premio del gol tras quince minutos de partido. Una internada de Pinchi terminó con remate de Garcés que, tras encontrarse con un túnel de piernas, se desviaría imposibilitando la parada.

Parecía que la noche iba a ser aciaga, pero poco a poco el Castilla fue recuperando sensaciones. Cristo avisó con un disparo al larguero y De Frutos igualaría la contienda en una jugada posterior tras un mal despeje de San Román. La contienda volvía a igualarse, ¿alguien había cometido el error de dar por muerto al filial? Pues un nuevo protagonista les haría no equivocarse. El Castilla tiene una vida extra en la recámara, pero no siempre cuenta con dos y más cuando el colegiado se convierte en protagonista. El Atlético de Madrid B mantuvo su juego directo y Javi Sánchez acabó viendo la cartulina amarilla cortando una acción. En esa misma acción, el colegiado señaló penalti de Ayoub por agarrón a Garcés que se dejó caer principalmente. Garcés engañó a Belman y sumó su doblete.

El Castilla buscó el segundo gol por mediación de Fidalgo, el asturiano trenzó una buena jugada que terminó en un disparo repelido por la zaga, y en una jugada en la que Jaume recibió una clara falta en el suelo cuando trataba de levantarse, Javi Sánchez fue expulsado. Garcés -que estaba en todas estas acciones- dio una fea patada a Ayoub por detrás y mientras éste se retorcía y se iniciaba una tangana, el jugador de Humanes cayó en la provocación de empujar. El festival de tirabuzones hizo el resto impidiendo jugar al central el próximo jueves con el primer equipo. Los de Manolo Díaz perdían a un futbolista.

Con diez jugadores, el partido se puso muy de cara al Atlético que aprovechó esos minutos de indecisión para aumentar su renta con un disparo lejano de Pinchi.

Tras el gol, el ritmo del partido bajó notablemente. El equipo local trató de volver a batir a San Román sin suerte, pero para entonces el robo ya estaba perpetrado. Al colegiado se le había ido totalmente el partido, y como suele pasar en estas categorías, termina con un expulsado el equipo que no da patadas. Pero no con uno, si no con dos, pues Dela fue expulsado también tras otra lipotimia de Garcés mientras agarraba al expulsado en clara falta del delantero. “Todo ok, José Luis”. Al menos no hubo mordisco de Tachi a ningún futbolista.

Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.