La odisea de Agoney González

El jugador canario ha protagonizado una epopeya a la altura de las grandes historias griegas en su deseo de volver al fútbol

0
Agoney González Las Palmas Atlético
Agoney González en un encuentro amistoso con Las Palmas Atlético. Fotografía @tintaamarilla
-publicidad-

Segunda parte: aquí.

En esta nueva edición de Canteranos en el Exilio hablamos con Agoney González, delantero grancanario que estuvo cuatro temporadas en las categorías inferiores del Real Madrid hasta que el Borussia de Dortmund adquirió sus servicios. Tras una Odisea a la altura de la que escribiera Homero en su día, y con múltiples lesiones en sus piernas, Agoney regresa al mundo del fútbol profesional gracias a la Unión Deportiva Las Palmas que le da la oportunidad de sentirse nuevamente futbolista en su filial.

A pesar de lo que se escribiera en su día, y de las afinidades de sus familiares con el Atlético de Madrid, Agoney es un madridista de corazón. Y este medio da fe de ello. Como buen madridista, está encantado con la situación de su equipo, algo lógico: pocas objeciones se pueden poner hoy en día a la realidad que está viviendo el equipo merengue. También es seguidor acérrimo del equipo de su isla: la Unión Deportiva Las Palmas, así que no dudó ni un segundo ante la oportunidad que le había aparecido.

 

Sixto Alfonso le llevó al real Madrid

El jugador galdense ya estuvo en la cantera de Las Palmas, pero por cuestiones deportivas buscó acomodo en otros equipos y decidió jugar en la Unión Deportiva Atalaya, equipo en el que llamó la atención de Sixto Alfonso, jefe de ojeadores del equipo merengue en Gran Canaria. El jugador, que era cadete, alternaba con el Juvenil de División de Honor de su equipo. Un dato increíble.

Tras una serie de conversaciones e informes, el Real Madrid decidió probar con el jugador grancanario que disputó ese mismo año el Torneo Pipe en Alcalá de Henares con el Cadete A madridista. La prueba fue plenamente satisfactoria y se acordó su fichaje: se convertía oficialmente en un Cachorro de Valdebebas.

Para evitar que estas líneas caigan en una amplitud mayúscula, la parte referida a su paso por el Real Madrid se encontrará recogida en la segunda parte. Únicamente es necesario saber, para entender la dureza de su prueba, y el mérito de su éxito, que a pesar de no haber tenido ningún problema serio con las lesiones hasta su ascenso al Real Madrid C, esa temporada llegaron con fuerza y le hicieron gran mella. Sendas lesiones en el bíceps femoral de sus piernas (lesiones alternas) hicieron que Agoney tuviera un año muy complicado. Al terminar la campaña, y aún con contrato en vigor, varios equipos llamaron a su puerta, pero la propuesta del Borussia de Dortmund fue la que más sedujo al jugador. El equipo alemán dejó un millón y medio en las arcas madrileñas y firmaron al jugador por dos temporadas.

 

Un año duro en Alemania

La experiencia en alemania tuvo un buen arranque, parecía que el delantero canario se había recuperado totalmente de sus dos lesiones, e incluso llegó a disputar cuatro partidos con el filial del Borussia de Dortmund. Pero una nueva lesión llegó a su vida, en esta ocasión, haciendo protagonista a un ligamento de su tobillo. Todo se complicó a partir de entonces, tanto que Agoney terminó por rescindir su contrato al terminar su primera campaña. Tras pasar ocho meses lesionado, lejos de su hogar, en un país distinto, clima distinto, idioma distinto, con un aparatoso vendaje hasta la cintura… por su mente pasó en dejar el fútbol. Las ofertas nunca dejaron de llegar, de hecho el Levante Atlético mostró mucho interés, pero él no se encontraba bien y tomó una decisión a la altura de la madurez e inteligencia adquirida ese año. Volvería a casa: al Saucillo, el modesto equipo del barrio de sus abuelos paternos, en el que tenía muchos amigos. Un paso atrás, sí, pero para dar poder dar dos hacia delante. Y lo consiguió, vaya sí lo consiguió.

Agoney González Borussia Dortmund
Agoney González con los colores del Borussia de Dortmund

 

Un paso atrás para dar dos hacia delante

Con el Saucillo recuperó Agoney la pasión por el mundo del fútbol. Una ilusión que le habían privado las lesiones. Con el resto de sus compañeros logró una temporada histórica con el modesto Saucillo, al casi lograr el ascenso a Primera Regional. En esa última campaña fue el máximo realizador de la categoría, con 25 tantos en su haber. En un mismo encuentro anotó ocho goles. Como anécdota: el portero lejos de ponerle mala cara, le dio las gracias por las oportunidades falladas. Pudo haber marcado aún más goles todavía. Un buen tipo el meta.

 

La U. P. Las palmas le devolvió la oportunidad de ser profesional: Agoney ESTÁ DE VUELTA.

De nuevo volvió a tener nuevas ofertas de regresar al fútbol profesional, el Charleroi de la Primera División de Bélgica, se interesó en él pero la posibilidad de regresar a uno de los dos equipos de su vida es algo que no se puede dejar pasar.

Agoney fichó por Las Palmas Atlético y regresó al mundo profesional. Finalizando la pretemporada llega el momento de ver que tal rinde esta temporada en la Segunda División B: su equipo disputará el Grupo IV.

Para terminar esta historia de superación, esta odisea con final feliz, Agoney ha querido mandar un mensaje a todos aquellos aficionados del Real Madrid que se han preocupado por él estos años, agradeciendo de corazón el apoyo recibido. Tras este agradecimiento, su mensaje fue claro: “muchas gracias a todos y sepan que Agoney está de vuelta“. No quiso olvidarse de la afición canaria a la que en vez de transmitirle un mensaje les prometió que hablaría en el campo esta temporada, desde allí mandaría su mensaje dando el 100% en cada partido. Agradeciendo así la oportunidad que le habían ofrecido.

Agoney Trofeo San Ginés
Agoney posando con el Trofeo de San Ginés
Compartir
De profesión abogado, sin nada que ver con el periodismo deportivo más allá del ejemplo y las enseñanzas de mi abuelo. Sin embargo, mi devoción por el fútbol base, y mi pasión por el Real Madrid me han traído hasta aquí para informar sobre La Fábrica y ayudar a conocer a los jugadores que la componen, uno de los mayores activos de este gran equipo. Esta será mi quinta temporada colaborando con este medio y espero seguir mostrando la misma ilusión que en las anteriores. Y en la medida de lo posible, seguir colaborando con Real Madrid TV siempre que así se me solicite. Como es lógico, no me responsabilizo de aquello que no escribo. Colaboro con este medio pero no pertenezco ni dirijo el mismo.