ERB – RM: Partido clave en el infierno de Belgrado

El partido es fundamental para las aspiraciones blancas de quedar cuarto y asegurar el factor cancha. Los serbios ya vencieron en la primera vuelta al Madrid

0
-publicidad-

Los blancos visitan este viernes Belgrado (19.00 hora, #0) en un partido crucial para asegurar el cuarto puesto. Un encuentro en el que los locales no se juegan nada, están ya eliminados, pero que querrán dar guerra ante su público.

Las cuentas siguen siendo igual de claras. Quedan dos “finales” para los de Laso (Belgrado y en casa ante el Brose Bamberg). Si ganan ambos encuentros quedarán cuartos y se enfrentarán casi con total seguridad al Panathinaikos griego, con el factor cancha a favor. Los griegos reciben al Valencia y viajan a Milán. Es muy poco probable que pierda un encuentro el Panathinaikos. El Madrid no puede dar el partido de Belgrado por ganado. De hecho el Estrella Roja ya sabe lo que es ganar en el Wizink Center cuando venció por 83-87 en diciembre del año pasado. Han tenido una campaña irregular con más derrotas de las esperadas, porque el curso pasado tuvo una mejor actuación en Euroliga. Este año, exceptuando la victoria en Madrid y otra ante el Olympiacos han perdido todos los demás partidos de los equipos que están en puestos de playoffs. Ni siquiera el saber que este año se disputará la Final Four en Belgrado ha servido para que hicieran una temporada más digna.

En cuento a la plantilla, solo dos jugadores anotan más de 10 puntos y tienen más de 10 de valoración. El resto por debajo de sus posibilidades. En anotación podemos destacar al dúo exterior Taylor Rochestie (13.7 puntos, 5.1 asistencias y 2.4 rebotes) y al ex ACB Feldeine (11.2 puntos y 2.6 asistencias). Rochestie ya demostró que es un jugador con clase. En mi opinión el jugar en una liga menor no es lo mejor para él y podría ser un jugador interesante para que algún equipo ACB le fichara para la próxima temporada (54 % en tiros de dos, 41 % en triples y casi 90 % en libres). A destacar también al francés Lessort y los viejos conocidos Omic y Bjelica, los tres en la zona. También juega el veterano Pero Antic pero da la sensación de que sus mejores años ya han pasado y ni siquiera es una amenaza desde el triple esta temporada (27 % francamente bajo para sus estadísticas). El Madrid deberá saber gestionar la presión que supone el jugar siempre allí. Los aficionados caldean el ambiente y es un cancha difícil para conseguir la victoria. Pero no queda otra, hay que ganar, ponerse serios en cancha y conseguir la victoria. La vuelta de Doncic (aunque no esté fino) debe suponer un plus para los blancos. El gran trabajo defensivo de Tavares fundamental también. Además parece que Randolph va cogiendo el ritmo. Después de la lesión ha vuelto muy irregular con una ansiedad tremenda pero visto lo visto en los últimos partidos parece que va a más. Campazzo se va asentando como líder desde el puesto de base. Causeur está volviendo a ser el que era al principio de temporada y Reyes y Rudy aportan veteranía, puntos y liderazgo. Se echará de menos a Ayón pero hay equipo para ganar.

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...