Cuatro rivales y una Copa de Europa

Todos los ojos estarán puestos en Vitoria. El mejor baloncesto del continente se cita en la capital alavesa para disputar la Final Four 2019. El Madrid intentará revalidar el trofeo logrado en Belgrado

0
-publicidad-

Nueva oportunidad para los hombres de Laso para conseguir la ansiada Euroliga. Lograr la Undécima sería un gran éxito, sin dudas. El camino ha sido largo, y a veces difícil, pero este año las lesiones han respetado al Madrid y desde el principio ha estado en los primeros puestos de la clasificación. El Madrid tiene posibilidades de renovar el triunfo pero antes tendrá unas duras semifinales contra el CSKA. Analicemos brevemente las dossemifinales y las humildes predicciones de quien suscribe.

FENERBAHÇE – EFES PILSEN

El campeón turco llega a Vitoria en el peor momento posible, en lo que es su quinta Final Four consecutiva. A las bajas confirmadas de Lauvergne y Datome se unen los problemas físicos de Kalinic y Vesely. El impacto de Lauvergne sobre todo es defensivo, ya que su principal papel no es anotar. Su baja se hará notar en la zona. Mientras, el internacional azzurro Datome (10 puntos, 4,5 rebotes, 41 % en triples) es un jugador importantísimo para Obradovic. El italiano es polivalente, muy difícil de defender, con experiencia incluso en la NBA, que se ha adaptado al Fenerbahçe desde el primer momento. Obradovic tiene difícil suplir al italiano en la Final Four. Por otro lado, Kalinic es ante todo un jugador de equipo. Las estadísticas del serbio no hacen justicia a lo que se traduce en cancha. Es una extensión de Obradovic en pista. Y Vesely es el líder del equipo. Es el jugador más valorado dentro de la plantilla. En el equipo turco ha encontrado acomodo después de una agridulce experiencia en la NBA.

Dicho esto, los turcos son temibles. Disponen de uno de los mejores bases de toda Europa en la figura de Sloukas. Un jugador desequilibrante, sin necesidad de disponer de un físico especialmente destacable. Muchas veces impone su tempo con su templanza, penetraciones o tiro y domina el juego. Un veterano curtido en mil batallas que da respiro a Sloukas es Muhammed Ali. Otros jugadores importantes son Guduric, Nicola Melli (que el año pasado fue de lo más destacable en la final contra el Madrid) y Erick Green. Los citados jugadores deberán multiplicarse para suplir las ausencias de los lesionados y los tocados Vesely y Kalinic. El Fenerbahçe lo tiene realmente complicado.

Echando un primer vistazo, el Efes Pilsen aparentemente es un rival más flojo comparado con el Fenerbahçe. Dicho esto, cuidado con el Efes, que ya le han ganado al Fenerbahçe esta misma temporada. Capitaneados por Shane Larkin (viejo conocido tras su paso por Vitoria) promediando más de 20 de valoración, ejerce como auténtico líder del equipo turco. El base Micic completa una dupla en el exterior del Efes que puede provocar auténticos quebraderos de cabeza (12,8 puntos y 6,6 asistencias). Junto con estos dos jugadores hay que destacar a Beaubois, que ha dado un pequeño bajón en playoffs pero es una auténtico peligro. Simon y Anderson son buenos jugadores de equipo que aportan ofensivamente. En la pintura aquí sí son claramente superiores, con un Moerman que se ha rehecho después de una irregular temporada con el Barcelona. A Moerman se le une Tibor Pleiss, que sin ser un jugador dominante es un buen pívot y el bajo pero rocoso Dunston, un jugador cumplidor.

Pronóstico: El Fenerbahçe es en principio el favorito, sin embargo voy a romper una lanza en favor del Anadolus Efes Pilsen, por no llegar el Fenerbahçe con toda su plantilla. El Efes a la Final de la Euroliga.

CSKA MOSCÚ – REAL MADRID BALONCESTO

Nuevamente se ven ambos equipos en la semifinal de la Final Four. El año pasado un desconocido CSKA perdió ante un Real Madrid muy serio que no dejó que Sergio Rodríguez ni De Colo impusieran el ritmo del partido. El partido del año pasado puede ser un buen ejemplo de cómo derrotar a los rusos. Hasta veinte jugadores repiten actuación en el partido de semifinales. Los citados jugadores junto con Clyburn, Higgins, Kurbanov o Higgins son fundamentales para Itoudis. Sin embargo, algo pasa con el equipo ruso. Habitual participante de la Final Four, en multitud de ocasiones se queda bloqueado. Solo tres Euroligas en el siglo XXI. Es un equipazo, pero año tras año frustra muchas de las esperanzas puestas en ellos con derrotas inesperadas en la F4. Veremos si contra el Madrid vuelven a caer. Este año ha ganado a los blancos los dos partidos de la fase regular.

En cuanto al Madrid, se ha repuesto de la baja importantísima de Luka Doncic tras su marcha a la NBA. Los blancos han tenido una temporada “tranquila” en cuanto a lesiones. Ha recuperado al imprevisible Randolph, que ha tenido una buena temporada. Tavares sigue siendo un valladar defensivo. Thompkins sigue siendo el jugador polivalente que es. Taylor sigue siendo un jugador fundamental en lo defensivo no exento de su más que fiable triple lateral. Rudy ha orientado su juego a la defensa siendo otro baluarte en esa parcela. Carroll es una máquina que en cuanto empieza a coger la racha de anotar no para. Ayón aporta fortaleza e intangibles valiosísimos para el equipo. Reyes es un líder para todo el vestuario. Causeur ha demostrado ser un revulsivo cuando el equipo está atascado. Llull está intentado recuperar la forma después de varias recaídas con su estado físico pero estará en Vitoria para jugar. Y por supuesto sin olvidar a Campazzo que es la extensión en pista de Laso y ha crecido muchísimo desde su vuelta de Murcia. Por último, Deck es un todoterreno que se ha adaptado perfectamente al Madrid.

Pronóstico: el Madrid lo tendrá difícil pero nuevamente me mojo por los blancos. Es un equipo competitivo que a la hora de la verdad da la talla. Podrá ganar o perder pero lo que está claro es que el equipo entrenado por Laso lo dará todo para conseguir la victoria.

 

 

 

Compartir
Madridista desde pequeñito, solo podía ser seguidor del mejor equipo del mundo; bastantes desgracias tiene la vida como para llorar por el deporte y ser fan de un equipo perdedor. Como lo mío no era precisamente ganarme las habichuelas jugando al baloncesto, decidí que lo mejor era verlo desde el otro lado de la barrera, y qué mejor forma que narrar los éxitos del Real Madrid de baloncesto. Mis referentes ligados a este deporte, sin lugar a dudas, han sido la plata olímpica de los Ángeles 84, el colegio San Viator (de donde salieron gigantes como Juan Antonio Corbalán y Carlos Jiménez) y mis hermanos mayores. Después de varios trabajos y alguna estancia en Irlanda decidí sentar la cabeza y ahora presto el mejor servicio al ciudadano desde mi posición de funcionario de la Comunidad de Madrid. No cuajó la opción de ser coordinador de cheerleaders, pero os dejo una foto ellas para que veáis que al menos lo intenté...