SD Tenisca: conversión del azulgrana al blanco

La SD Tenisca en 1931, ya de blanco. Foto:
-publicidad-

Ahora que se ha conocido el fichaje de Agoney González Pérez, el que fuera canterano del Real Madrid y del Borussia Dortmund, por la Sociedad Deportiva Tenisca vamos a contar una historia de esas que cuentan los más viejos del lugar, de las que van pasando de abuelos a padres, hijos y nietos, de generación en generación. En este caso, en la isla de La Palma.

La SD Tenisca es un club de fútbol de la isla de San Miguel de La Palma, asentado en el barrio de Mirca. Fundado en 1922, es el club decano de la isla y mantiene una fortísima rivalidad con el otro club insular, el Mensajero. Ostentan, ambos, el dudoso honor de haber disputado el partido más violento de la historia del fútbol español, en 1983. Y es que el fútbol, en La Palma, es cosa seria.

Aficionados de uno y otro club vacilan, bromean y fanfarronean sobre los éxitos de unos y las desgracias del otro, como es habitual entre aficiones rivales. Así, los aficionados del ‘Mensa’ alardean de haber llegado a disputar una eliminatoria del Copa del Rey contra uno de los tres grandes equipos de la liga española, el Atlético de Madrid. En enero de 1995 los del Barranco de los Dolores consiguieron empatarle al Atleti 0-0 en el Silvestre Carrillo, si bien terminarían cayendo en la eliminatoria de Tercera Ronda de la Copa del Rey al perder en el Calderón 3-1. Y como no podía ser de otra forma, los dos grandes clubes españoles, Barcelona y Real Madrid, tienen también su participación en esta historia. Una historia que es una conversión. En blanco.

Foto de la SD Tenisca en los años 20: uniforme azulgrana. Foto: Ondadeportivalapalma.blogspot.com

Dicen los registros que un grupo de militares catalanes destinados en la isla colaboró en la fundación de la Sociedad Deportiva Tenisca. Los de la Acera Ancha eligieron como primera equipación los colores del Fútbol Club Barcelona hasta principios de 1930, dada la influencia que estos militares catalanes, aficionados del equipo azulgrana, proyectaron sobre el recién creado club. Entre 1926 y 1930 se jugó poco al fútbol en La Palma debido a la dureza con la que se empleaban los jugadores, algo que causó no pocas lesiones, amén de las polémicas populares que surgían por la práctica del fútbol. Pero el club se mantenía. Poco activo, pero se mantenía. De azulgrana, como muestra la foto sobre este párrafo.

Cuentan los más viejos del lugar que a principios de la década de los 30, la S.D. Tenisca intentó recuperar la práctica del fútbol en la isla, tras ese periodo de escasa actividad. Y encontró muchas dificultades, hasta el punto de que apenas sí tenía suficientes jugadores para poder conformar un once. Un grupo de quintos madrileños que hacía la mili destinado en la isla sí jugaba habitualmente al fútbol, detalle que no escapó a los dirigentes del club insular. Ante las dificultades para poder disponer de un número de futbolistas suficientes para poder disputar un partido, el club contactó con ellos para que así el Tenisca pudiera jugar un partido. Los chavales madrileños, encantados, aceptaron de inmediato.

La SD Tenisca en 1931, ya de blanco. Foto: Ondadeportivalapalma.blogspot.com

La cosa se complicó. Los madrileños se negaron a jugar cuando supieron los colores de la elástica que tenían que defender: los azulgrana. Los militares, aficionados mayoritariamente del Real Madrid, se negaron tajantemente a enfundarse la zamarra del Tenisca con los colores del equipo de la Ciudad Condal. “No es no”, como se dice ahora. La presión ejercida por los quintos fue tal que los dirigentes del club del Virgen de Las Nieves se vieron obligados a cambiar los colores de su equipación. A partir de ese momento, el Tenisca pasó a jugar de limpio y blanco que no empaña, teniendo la azulgrana (durante muchos años, y aún en épocas muy recientes) como segunda equipación. Cuentan los viejos del lugar que a la SD Tenisca se le conoce, desde ese día y hasta hoy, como Los Merengues…

La SD Tenisca, con su primera equipación actual.
Una foto de la SD Tenisca en 2014 en un partido en el que usó su segunda camiseta: azulgrana.

 

 

 

Compartir
Nací con un tackle de Camacho. Crecí con una chilena de Hugo Sánchez. Orgasmé con un grito desesperado de Mijatović... Moriré mecido por este sentimiento hacia la leyenda del Real Madrid: soñar y ganar. Mi Palmarés: 6 Champions League, 17 Ligas, 6 Copas del Rey, 2 Copas de la UEFA, 3 Supercopas de Europa, 2 Copas Intercontinentales, 2 Mundiales de Clubes, 9 Supercopas de España, 1 Copa de la Liga. ADVERTENCIA: las imágenes de esta web tienen Copyright y, además, están desenfocadas.